En tiempos de crisis: ¿más con menos?

101
2

Sobre el blog

Alberto Guijarro Lomeña
Ingeniero Industrial y Posgrado en Cooperación Internacional. Agua, saneamiento, Agenda ODS, desarrollo, sostenibilidad, RSE.

Es frecuente, especialmente en los últimos años de crisis económica, escuchar este tipo de declaraciones referidas al ámbito de la cooperación al desarrollo, y específicamente en el sector del agua y saneamiento: “En tiempos de crisis, la cooperación española debe aprovechar al máximo los menores recursos económicos disponibles”.

En ocasiones se introduce en la argumentación la incontestable “innovación”, aduciendo que ante la escasez de recursos es preciso buscar estrategias que incorporen instrumentos, tecnologías y procesos innovadores que multipliquen los resultados ante los exiguos fondos existentes. No es mi intención en este momento entrar a discutir sobre las bondades y limitaciones de la innovación, aunque he de decir que, sin lugar a dudas, la innovación es y seguirá siendo un factor clave en cualquier ámbito que busque un progreso social, económico y ambiental, y también, por supuesto, en el sector del agua y saneamiento (ver, por ejemplo, experiencias en la plataforma Innova4D).

Sí es mi intención centrar la reflexión en la cuestión de los recursos de Ayuda Oficial al Desarrollo en el ámbito del agua y saneamiento (aunque extensible a cualquier otro sector). La máxima hacer “más con menos” parece que es el corolario que se deriva de la evolución de los fondos de cooperación de este sector en el periodo 2007-2014, como se muestra en el gráfico.

Ayuda Oficial al Desarrollo desembolsada neta. Sector abastecimiento y saneamiento de agua

Curiosamente, hace poco escuché una voz que se oponía al torrente de declaraciones que desde algunas cooperaciones de países industrializados se vierten para justificar la reducción de los fondos de ayuda oficial al desarrollo ante la crisis (ojo, esto no pasa siempre; ver por ejemplo lo que ha hecho la cooperación británica). Fue en el Foro “Agua y saneamiento: un reto compartido en América Latina” organizado por el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento el pasado 8 de junio, en un acto presidido por el Rey Felipe VI (lo que pone de relieve el interés despertado por la temática).

En dicho foro se resaltó el trabajo de la cooperación española en agua y saneamiento, que a través del Fondo del Agua desde 2008 hasta, previsiblemente, 2016, beneficiarán de forma directa a tres millones de personas en Latinoamérica, a través de proyectos que suman un total de 790 millones de euros en donaciones (ver detalle aquí). Tampoco entraré a analizar la gestión y resultados del Fondo.

En este Foro se escuchó una vez más, desde representantes del gobierno español, el slogan hacer “más con menos”, dado que el Fondo parece que no incrementará sus recursos en los próximos años. Y fue el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, entidad socia del Fondo, el que frente a la idea “hacer más con menos”, proponía hacer “más con más”. Un mensaje directo al gobierno español.

Para mí resulta evidente: si hablamos de lucha contra la pobreza, de los 748 millones de personas que todavía carecen de acceso mejorado al agua y de los 2.500 millones que carecen de acceso a saneamiento mejorado, la estrategia no puede ser otra que hacer más con más.

Y si además se integra en la ecuación la innovación, conseguiremos hacer mucho más con más.

Lo contrario es, a mi entender, injustificable.

Comentarios