Connecting Waterpeople
Día Mundial del Agua
Concurso de Blogs: Vota ya a tu favorito entre los 26 participantes.
Aqualia

Voluntad y esfuerzo, claves para la mejora de la eficiencia

281
  • Voluntad y esfuerzo, claves mejora eficiencia

Sobre el blog

Alberto Justel
Responsable de Comunicación y Marketing Internacional en Aqualia
· 281

Al hilo de este fantástico artículo de Maurizio De Stefano sobre el rendimiento de las redes de distribución en Italia, en el que nos cuenta que ciertos municipios de este país llegan a desperdiciar más del 70% de su agua, me he puesto a pensar (y a investigar) un poquito.

En general, en cualquier país, está claro que no sirve de nada invertir en infraestructuras hídricas modernas que aporten recursos al sistema sin una optimización de las redes de abastecimiento que garanticen que los nuevos recursos no van a ser desperdiciados.

En algunas regiones, como las áridas franjas mediterráneas (tanto su orilla norte europea como su orilla sur magrebí) y de Oriente Próximo, el auge de la desalación ofrece muchos hectómetros cúbicos anuales con los que no se contaba anteriormente. Para algunos países como Arabia Saudí, Argelia o Emiratos Árabes Unidos, la desalación representa incluso la única alternativa primaria a gran escala. Sin embargo y a pesar de que los precios han caído hasta la frontera psicológica de los 50 céntimos de euro por metro cúbico, la desalación sigue siendo una tecnología cara comparada con las fuentes convencionales.

Un sistema cuyos inputs principales son costosos suministros de fuentes alternativas no puede permitirse desperdiciar alegremente un porcentaje elevado de estas entradas. Si un país tiene que recurrir a la desalación para abastecerse, no puede permitirse el lujo de contar con redes en mal estado. Esto lo sabe muy bien la National Water Company (NWC) de Arabia que, siendo consciente de lo caro y escaso que es el recurso que maneja, encargó a Aqualia un ambicioso proyecto de sectorización y reducción de fugas en la capital del reino, Riyadh. Este proyecto ha optimizado durante más de 7 años una red de más de 15000 km de conducciones y que abastece a más de 3 millones de personas.

Volviendo al artículo de Maurizio De Stefano y al hilo de la importancia que tiene la inversión en redes para la sostenibilidad del sistema, puede verse que la correlación entre inversión y rendimiento de red es clara. Según De Stefano, entre el 60% y 70% de las redes italianas tienen más de 30 años y no existe casi implantación de herramientas inteligentes que permitan la detección de fugas o el correcto control de presiones, por ejemplo.

Confieso que cuando en el artículo me encontré con el mapa de Italia con el porcentaje de pérdidas hídricas por regiones pensé, antes de analizarlo, que me iba a decir algo que yo creía saber: que el norte italiano, de mayor renta per cápita, tiene un rendimiento de redes mayor que el de las regiones del sur. Sin embargo, y tras analizarlo en detalle, pude ver que, aunque existe cierta correspondencia entre el PIB de una región y el rendimiento de su red de abastecimiento, no siempre la una es función de la otra.

Regiones como Véneto o Trento tienen menores eficiencias en su red de suministro que ciertos territorios de Apulia o Calabria, siendo que el PIB de estos últimos alcanza apenas el 60 % del de los primeros. Para mí esto es algo que confirma lo que muchos pensamos: que lo que se necesita para hacer las cosas bien es más voluntad política que una gran riqueza.

En este sentido y profundizando un poco más en los datos del mapa, me interesé por la región siciliana de Caltanissetta donde Aqualia gestiona desde hace 13 años, a través de su filial Caltaqua, el ciclo integral del agua. En los datos puedo ver que Caltanissetta no solo es la mejor de las 9 provincias sicilianas en cuanto a rendimiento de sus redes, sino que además se encuentra a la altura del Piamonte o la Lombardía, regiones mucho más ricas.

Y pensando en esto llego otra vez a la conclusión de que la voluntad política (que ha convertido el caso de Caltaqua en un ejemplo de Colaboración Público-Privada) y el esfuerzo (como el que todos los trabajadores de Caltaqua llevan realizando 13 años en Caltanissetta) dan sus frutos y que es realmente y en última instancia el trabajo de las personas y su compromiso lo que conduce a los buenos resultados.

Comentarios

La redacción recomienda