BTU, mejorando el ojímetro

145
4
(4)

Sobre el blog

Alex Fernández Poulussen
Geógrafo y Máster en ingeniería y gestión medioambiental, técnico en Good Stuff International, empresa internacional pionera y líder en gestión sostenible de los recursos hídricos y evaluaciones de Huella Hídrica.
145

Temas

  • BTU, mejorando ojímetro

A nivel global, la actividad más exigente en agua es la agricultura. Alrededor de un 70% del agua que se consume en el planeta se la “bebe” la agricultura, lo cual hace que el mayor reto hídrico global consiste en hacer un uso eficiente del recurso allí donde se está consumiendo en mayor cantidad, en el campo.

Después de unos años trabajando en gestión sostenible del agua, huella hídrica, custodia del agua… en distintas partes del mundo, hemos encontrado casos de todo tipo, pero en pleno siglo XXI, con abundancia de datos climáticos, estudios científicos, teledetección, drones y demás tecnologías punteras en aguas y agricultura de precisión, me voy a quedar con la respuesta de algunos (muchos) agricultores cuando se les pregunta, ¿Qué criterio usan para decidir si riegan o no? La respuesta: El ojímetro.

Sin ánimo de menospreciar el buen ojímetro de muchos agricultores, fruto de muchos años de experiencia en campo, creemos que es posible mejorar esa técnica, poniendo en conjunto una serie de cosas:

  • La experiencia y conocimientos del agricultor
  • La geolocalización
  • Los datos abiertos y en tiempo real sobre climatología
  • Las metodologías, literatura y conocimientos en cultivos y suelos
  • Los softwares y lenguajes de programación

La herramienta BTU (Blue-Thumb-Up) pretende combinar estos factores para ayudar a los principales usuarios del agua a nivel global, los agricultores, a tener fácil acceso a la información para mejorar la productividad y la sostenibilidad en el uso del agua en la agricultura en cualquier parte del mundo.

En otras palabras, no darle a la metodología del ojímetro toda la responsabilidad de gestionar el agua al sector que más agua consume globalmente. Pero BTU no pretende sustituir ni mucho menos al ojímetro, sino ayudar a mejorar.

Y lo hace mediante una sencilla web-app en la que se tras introducir una serie de datos de entrada, se obtiene la información sobre las necesidades hídricas de un cultivo en los próximos 4 días, y nos dirá si no es necesario regar (entonces aparece el pulgar azul hacia arriba o Blue-Thumb-Up) o si es necesario regar, especificando en ese caso la cantidad que será necesaria. Los pasos detallados son muy sencillos:

  1. Ir a bluethumbup.org
  2. Registrarse e iniciar sesión
  3. Seleccionar ubicación
  4. Seleccionar tipo de suelo
  5. Estimar el agua del suelo
  6. Seleccionar cultivo
  7. Seleccionar la profundidad de raíces del cultivo
  8. Establecer el número de hectáreas
  9. Comprobar el uso del agua y obtener el resultado para los próximos 4 días

Utilizando BTU para predecir necesidades de riego

Hemos desarrollado BTU para mostrar que los datos globales, los modelos y la información a nivel de campo pueden ser combinadas en una plataforma OnLine para poder ayudar y orientar a los agricultores sobre las necesidades hídricas de sus cultivos y cuando y cuánto será necesario regar. Se puede encontrar más información técnica sobre su funcionamiento en este enlace.

Pero además, ¿Qué busca BTU y por qué?

Conectar. BTU pretende conectar el mundo virtual y el real. Las tecnologías de la información con el campo, y los datos globales con los locales.

Hagámoslo fácil. Muchas veces el conocimiento científico sobre agua y agricultura no sabe traducirse a términos que pueda entender la mayoría de la gente o los mismos agricultores. BTU busca la sencillez y la facilidad, y puede usarlo desde un agricultor de gran producción hasta cualquier persona en un huerto urbano.

La pela es la pela. No todos los agricultores pueden permitirse inversiones en avanzadas tecnologías y dispositivos para el riego, pero mientras se tenga un smartphone, BTU podrá mejorar la técnica del ojímetro, sin coste alguno.

Democratizando Big Data. Actualmente existen datos abiertos, directamente disponibles sobre multitud de aspectos como clima, precipitaciones, suelos... BTU los conecta, gracias a las facilidades que ofrecen lenguajes de programación como Python, y crea nuevos datos. Además, cada usuario puede almacenar sus registros para utilizarlos en sus análisis y realizar seguimientos.

No podremos comer sin l@s agricultor@s. Ayudémosles. El agrícola es un trabajo duro, expuesto a la intemperie, en muchos casos poco reconocido y con presiones comerciales que en ocasiones les ahogan. BTU busca apoyarles a todos, grandes y pequeños.

Construyamos y mejoremos, juntos. El agua es un recurso que nos pertenece y nos conecta a todos, y debemos hacer un uso responsable en todos los sectores, no sólo el agrario. BTU también busca ayudar a crear conciencia y generar más información sobre el uso del agua agrícola y contribuir a que el uso a nivel de cuencas o de sistemas hídricos sea más responsable.

¿Nos ayudas? BTU es una herramienta libre y abierta, y eso implica que también está viva. Para ello necesita que sus usuarios la utilicen, transmitan sus aportaciones comentarios, críticas o recomendaciones para validarla, mejorarla y hacer que pueda ayudar a la mayor cantidad de agricultores posibles.

Recopilación de datos para determinar mejor las necesidades del cultivo y ajustar el riego, utilizar los datos para cumplir requisitos regulatorios o normativos, controlar y reducir riesgos hídricos, renegociar dotaciones de agua y reducir costes, influir en políticas de agua a nivel de cuenca… ¿Quién sabe qué nos deparará el futuro? Te invitamos a acompañarnos y a trazar el camino para descubrirlo.

* BTU ha sido nominada a los premios iAgua 2017 en la categoría de mejor App. Es un verdadero orgullo y motivación estar entre los nominados junto a otras 4 candidaturas realmente potentes. Desde GSI transmitimos nuestra alegría y agradecimiento, y deseamos la mejor suerte a todos los nominados.

Comentarios