La reutilización de agua en los centros de datos de Google

612
0

Sobre el blog

Alma Migens
Licenciada en Ciencias Ambientales y Máster en Hidrología. Técnico en Sistemas de Información en iAgua.
612
  • Google regenera y reutilza el 30% del agua depurada en la EDAR de Douglas

Google es una de las empresas que ha situado la huella hídrica de su actividad como uno de los asuntos prioritarios en su estrategia de negocio. Por ello, los esfuerzos de la compañía están dirigidos a aplicar un enfoque cada vez más eficiente en la gestión del agua en sus instalaciones. En concreto, en el centro de datos del Condado de Douglas (Nevada, EEUU), su sistema de reutilización del agua les permite utilizar agua reciclada para el 100% de sus necesidades de refrigeración. Se trata de aprovechar al máximo la refrigeración natural, reduciendo así a la mínima expresión la refrigeración mecánica.

Según explica Joe Kava, Director de Construcción de Centros de Google: "No queremos quitar el agua a las comunidades locales con las que trabajamos, por lo que utilizamos mucha agua regenerada y aguas grises".

El Centro de datos del condado de Douglas utilizaba antiguamente agua potable para desarrollar su actividad, pero sus responsables cayeron en la cuenta de que no necesitaban utilizar agua lo suficientemente limpia para beber en las tareas de refrigeración.

Peter Frost, Director Ejecutivo de la Autoridad del Agua del Condado de Douglas, revela que: "Google nos hizo una propuesta que consideramos como una oportunidad beneficiosa para ambas partes. Ellos construyeron lo que llamamos una instalación complementaria, que es una planta de tratamiento y reutilización desde la que se lleva agua hasta sus instalaciones dónde es utilizada posteriormente para fines de refrigeración".

  

La planta complementaria intercepta alrededor del 30% del agua que se envía desde la planta de tratamiento del Departamento de Agua y Alcantarillado de Douglas, que de lo contrario acabaría en el río Chattahoochee. De esta forma, se proporciona una limpieza adicional al agua a través de la esterilización, la filtración y la cloración. Este agua llega hasta Google para que la utilicen en sus torres de refrigeración.

La segunda fase del proyecto fue la planta de tratamiento de aguas residuales. El proceso de esta planta es sencillo: toda el agua que no se evapora en las torres de refrigeración se limpia y se devuelve al río Chattahoochee de forma limpia, clara y segura.

Al utilizar Google el flujo de residuos, los gestores de Douglas pueden mantener agua en sus embalses. Este hecho tiene una importancia vital durante los períodos de sequía, los meses de verano, en los que el sistema está sometido a un estrés adicional. Además, el agua no se trata en la depuradora del condado, ahorrando así capacidad para futuros propietarios y empresas.

Google ha asumido un verdadero papel de liderazgo en el esfuerzo que está llevando a cabo el condado de Douglas para mantener limpio el río Chattahoochee.

Comentarios