Hidroconta
Connecting Waterpeople
Idrica
Saint Gobain PAM
ADECAGUA
AMPHOS 21
Aqualia
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Minsait
NTT DATA
CAF
Grupo Mejoras
Consorcio de Aguas de Asturias
Rädlinger primus line GmbH
ESAMUR
Confederación Hidrográfica del Segura
Hach
NSI Mobile Water Solutions
ACCIONA
RENOLIT ALKORPLAN
Kamstrup
Hidroconta
Gestagua
Sacyr Agua
KISTERS
Sivortex Sistemes Integrals
Filtralite
EMALSA
Amiblu
Molecor
Fundación Biodiversidad
TFS Grupo Amper
AECID
Red Control
Danfoss
Global Omnium
Xylem Water Solutions España
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
VisualNAcert
ONGAWA
Vector Energy
Regaber
STF
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Baseform
Catalan Water Partnership
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Terranova
GS Inima Environment
EPG Salinas
J. Huesa Water Technology
Agencia Vasca del Agua
LACROIX
Barmatec
Fundación CONAMA
Almar Water Solutions
DATAKORUM
AGS Water Solutions
FENACORE
AGENDA 21500
MOLEAER
Asociación de Ciencias Ambientales
Fundación Botín
TecnoConverting
Likitech
Schneider Electric
s::can Iberia Sistemas de Medición
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
ISMedioambiente
Lama Sistemas de Filtrado
ICEX España Exportación e Inversiones
TEDAGUA
Aganova
HRS Heat Exchangers
SCRATS
Ingeteam
Innovyze, an Autodesk company

Se encuentra usted aquí

La literatura y el mar XIV. La tempestad, de William Shakespeare

Sobre el blog

Ana Alejandre
Escritora , editora y crítica literaria. Licenciada en Derecho. Directora-editora de Editanet http://www.editanet.com y http://www.editanet.org .Colabora como articulista y crítica literaria en Diario Siglo XXI , y en República de las Letras (ACE)
  • literatura y mar XIV. tempestad, William Shakespeare

Este drama de Shakespeare, se puede considerar una obra marítima porque tiene como escenario una isla a la que llegan sus protagonistas después de una tempestad que da nombre a la obra y, como argumento, el despojamiento del poder de Próspero, duque de Milán, por parte de su hermano Antonio. No contento con el éxito de su usurpación, Antonio lo deja en una barca, abandonado junto a su pequeña hija Miranda en un mar embravecido por las olas. Sin embargo, Próspero pudo llegar y desembarcar en una isla desierta en la que se tiempo atrás había estado la hechicera Sycorax, por haber sido desterrada a tan inhóspito lugar. Ayudado por las artes mágicas de ella, Próspero consigue liberar a varios espíritus aprisionados por la maga, entre ellos a Ariel, y los somete a su poder . También, tiene a sus órdenes a Caliban, el hijo de la hechicera, un ser monstruoso, servil, pero ingenuo que es el único habitante de la isla. Allí permanecen, durante doce años, Próspero y su hija Miranda. Aunque la tempestad hace naufragar a la nave en la que viajan el usurpador Antonio, su aliado Alonso, rey de Nápoles y el hijo de este, Fernando. frente a las costas de la isla a causa de los encantamientos que hace Próspero. Próspero y su hija Miranda llevan viviendo en la isla durante doce años. Cuando la nave en la que viajan el usurpador Antonio, su aliado Alonso, rey de Nápoles, y Fernando, hijo de éste último, naufraga en las costas de la isla por efecto de los encantamientos de Próspero. Los pasajeros se salvan, pero creen que Fernando ha muerto, mientras que éste piensa que los demás se han ahogado. Se encuentran Fernando y Miranda, se enamoran apasionadamente en cuanto se ven, y se prometen. Ariel, por orden de Próspero, prepara algunos sustos para Antonio y Alonso El primero cae presa del terror, y Alonso se arrepiente de su crueldad, se reconcilia con Próspero y recupera a su hijo Fernando. La decisión de Próspero de perdonar a sus enemigos quiebra la tensión dramática de la obra, otorgándole un final de tinte romántico. Teniendo en cuenta, el control absoluto que tiene sobre todo lo que sucede en la isla, este giro inesperado puede hacer suponer que ese cambio de actitud en Próspero estaba previsto por él y que todo lo que ha hecho no ha sido más que jugar con los náufragos. Aunque tampoco queda suficientemente claro por qué perdona a sus enemigos. Más tarde, la nave resulta salvada por los actos mágicos y todos se preparan para dejar la isla, después de que Próspero haya renunciado a la magia, deshaciéndose de su varita mágica. La isla de este modo queda en poder de Calibán. Hay una nota predominante en esta obra que es la atmósfera sobrenatural con la que Shakespeare envuelve todo su desarrollo y que se basa en la magia que realiza Próspero, herramienta poderosa que está basada en la tradición de la alquimia. A través de ella puede controlar los elementos y los diversos sucesos que se producen en la isla. A esa mágica atmósfera coadyuvan, también, la cautivadora música de Ariel y sus trucos, además de las continuas referencias a la bruja Sycorax, madre de Caliban.

A pesar del poder que le confiere la magia, Próspero renunciará a esos poderes sobrenaturales, aunque sin que se sepa bien el motivo, pero se pueda intuir que lo hicie por el hecho de haber recuperado el ducado que le fue usurpado y saber que su hija será reina de Nápoles, al contraer matrimonio con Fernando. Por todo ello, no necesitará utilizar la magia para ejercer su poder. Este drama, escrito al final de su carrera, presenta un paralelismo con El sueño de una noche de verano, creada al comienzo de la misma, pues, Shakespeare incluye, en ambos, elementos sobrenaturales además de los ya mencionados anteriormente y utiliza el maravilloso mundo de los elfos y las hadas, enlazando magistralmente las acciones de estos seres fantásticos con las acciones y aventuras humanas, lo que les aportan a estas últimas belleza y profundidad. El tema sobrenatural de La tempestad fue inspiró en parte a Alexander Pope (1688-1744) en El rizo robado, donde Ariel es el jefe de los silfos, quien tiene el oficio de servir a las damas; Por otra parte, el personaje de Calibán inspiró a Robert Browning su poema Calibán sobre Setebos, en el que se ,manifiesta el pensamiento de un salvaje sobre la creación del mundo y la Divinidad.

Aunque los críticos de la obra shakesperiana están casi seguros de que Shakespeare no leyó la obra de Dante, la Divina Comedia, se encuentran en La Tempestad claras influencias de Dante y su famosa obra, ya que el clima de la isla donde transcurre el drama shakesperiano recuerda mucho al de la orilla de la isla imaginaria donde sitúa Dante el Purgatorio, en la que se oyen las voces de los espíritus, el frescor del rocío y los hombres naufragan en aguas de la mágica isla y desembarcan en ella para expiar sus culpas y arrepentirse. Próspero es un santo anciano semejante al personaje de Catón en la orilla del Purgatorio. Además, la última visión del autor inglés ofrece muchas similitudes con la visión de Dante y con el sacro misterio de las Euménides de Esquilo. En estos tres insignes autores la justicia es restaurada pero siempre por medio de un proceso de expiación, y el tono de los versos más graves es el mismo, aunando la dulzura y la gravedad al unísono, en un tono inequívoco de perdón. Los tres escritores expresan su visión del mundo que se incardina en términos de orden y armonía. En cuanto a la isla de la obra y su identificación con el archipiélago de las Bermudas, lo que es frecuente, puede ser motivado por el hecho de que en el siglo XVII naufragó el barco inglés Sea Venture en las aguas de las islas antes mencionadas, y sus supervivientes no tuvieron más remedio que quedarse a vivir en ellas. Algunos críticos han encontrado muchas similitudes entre el relato de William Strachey, uno de los supervivientes del mencionado naufragio, y la obra de Shakespeare, lo que les ha inducido a pensar que ésta inspiró a Shakespeare en cuanto se refiere a la descripción de la isla y los detalles del naufragio. Hay que tener en cuenta que” La tempestad” se escribió cuando el inicio de la colonización británica de Norteamérica. Esta posible influencia se advierte constantemente en la obra, lo que ha llevado a algunos críticos a afirmar que Calibán es el ejemplo del amerindio colonizado y esclavizado, a quien se le han arrebatado sus tierras y le obligan a hablar una lengua extraña y aceptar los principios de otra religión, opuesta a sus creencias. Esta identificación de dicho personaje con un amerindio, según la época en que se represente, puede despertar mayor o menor simpatía por Calibán, pues en el tiempo en la que fue escrita “La tempestad”, los ingleses tenían y manifestaban una visión muy peyorativa de los pueblos indios, ya que los consideraban como meros salvajes primitivos, casi poco más que animales. Actualmente, muchos los consideran víctimas de un acto de explotación y esclavitud que aumentaría las simpatías por el personaje La tempestad es el drama shakesperiano que, después de Hamlet, ha provocado más hipótesis y posibles interpretaciones sin que haya acuerdo entre sus estudiosos sobre el sentido definitivo de esta obra. El autor utiliza el recurso de hacer hablar a sus personajes para manifestar su propio concepto de la vida, a través de las palabras de Próspero y las poesías de Ariel. Esto convierte a La tempestad en el drama más personal del dramaturgo porque en él refleja su pensamiento más genuino y profundo.

William Shakespeare

 William Shakespeare nació en abril de 1564 an Stratford-upon-Avon (Inglaterra). Hijo de una conocida familia de Stratford-upon-Avon, William Shakespeare nació en abril de 1564, aunque no se conoce la fecha exacta de su nacimiento. se cree que fue alrededor del día 26 de ese mes porque se conserva su acta bautismal. Shakespeare fue el tercero de los ocho hijos del matrimonio formado por John Shakespeare, político local (llego a ser alcalde de la localidad) y comerciante, y de Mary Arden, hija de una acomodada familia. A pesar de la buena situación familiar, a raíz del nacimiento de William todo cambió. Su familia comenzó a ser perseguida y parece ser que fue a causa de profesar la fe católica. Aunque no hay constancia de cómo fue su infancia y adolescencia, todo indica que cursó los estudios primarios en una escuela local, la Stratford Grammar School, pero no hay constancia documental que confirme que Shakespeare estudiara allí ni cuántos años estudió. Contrajo matrimonio muy joven, en 1582, con tan solo 18 años, con Anne Hathaway que era 8 años mayor que él. De dicha unión nacieron tres hijos: Susanna y los mellizos Judith y Hamnet, aunque este último falleció a los once años por causas desconocidas. Es curioso que solo hay constancia de esos años del dramaturgo por los bautizos de sus tres hijos y estos fueron los últimos datos del insigne escritor durante esos años que se conocen como “los años perdidos”. Aunque se desconoce la fecha cierta de cuando se trasladó a vivir a Londres, se cree que fue alrededor de 1590, pero solo, ya que su familia se quedó en Stratford. Hay estudiosos que el motivo de dicha marcha a la capital londinense en solitario fue debido a su intento de escapar de una condena por realizar caza furtiva de ciervos, aunque no hay constancia de que esta hipótesis sea cierta. Sus comienzos en la capital londinense fueron difíciles para Shakespeare y hay opiniones de que trabajó de aprendiz de carnicero y maestro antes de conseguir el éxito como escritor, pues desde que se instaló en Londres inició su actividad literaria. En 1593 consiguió uno de sus primeros éxitos con su poema Venus y Adonis. Escribió poesía desde 1592 y 1597, aunque fue el teatro el que le dio fama y resonancia a través de sus obras. Comenzó como dramaturgo y actor en la compañía teatral Chamberlain’s Men, de la que llegó a ser copropietario años más tarde. .Dicha compañía de teatros cambio su nombre a raíz del fallecimiento de la Reina Isabel I de Inglaterra, en 1603, por lo que la mencionada compañía logró una patente real del Rey Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia y, desde entonces, la compañía cambio su nombre por el de King’s Men.

Sus conocidas “comedias oscuras” y las tragedias fueron escritas a partir de 1600. En esas obras se advierte el cambio de tono que pasa de la ironía a un tono más grave al tratar temas más profundos y se adentra en la psicología de los personajes. De esa nueva faceta de su obra sirven de muestra las obras Romeo y Julieta, Hamlet y Macbeth. Con respecto a Hamlet se dice que se la inspiró la inesperada muerte de su hijo Hamnet con tan solo once años. Shakespeare escribió en su faceta de dramaturgo catorce comedias, diez tragedias y otros diez dramas históricos. Una de sus comedias más conocidas, El suelo de una noche de verano está fechada antes de 1600.

Otro género que cultiva a partir de 1608 son las que muchos califican como tragicomedias. Su última obra La tempestad, fechada en 1611-1612, finaliza su carrera literaria, dejando tras sí un legado literario de inconmensurable valor que ha pasado a formar parte de la mejor literatura universal de todos los tiempos.´

First Folio. título de la compilación de la mayor parte de sus obras es un libro dividido en Comedias, Tragedias e Historias, reunidas a título póstumo por dos actores de su compañía en un solo volumen en 1623. William Shakespeare, abandonó Londres. Regresó a Stratford, su ciudad natal, para pasar los últimos años de su vida en dicha localidad. Allí falleció el 23 de abril de 1616 según el calendario juliano que estaba vigente en Inglaterra en esa época, aunque en el calendario gregoriano corresponde al 3 de mayo. La errónea creencia popular afirma que murió el mismo día que Miguel de Cervantes Saavedra que falleció el 22 de abril de 1616, solo un día antes. La causa de la muerte del dramaturgo inglés hay estudiosos que afirman que fue el alcoholismo, pero no está demostrada su veracidad. Después de su muerte se inició la polémica. Hubo muchos que negaron la autoría de Shakespeare de las obras que se le reconocen. El motivo de dicha afirmación era que consideraban que la educación y conocimientos del dramaturgo no era suficiente para la excelencia y calidad de su obra literaria.

Incluso hubo quienes especularon sobre la posibilidad de que William Shakespeare, era la persona que ocultaba al verdadero autor de las obras shakesperianas que quería resguardar su identidad, Llegaron a nombrar a posibles escritores ocultos bajo el nombre de Shakespeare. Aunque jamás se ha demostrado la veracidad de estas afirmaciones contra el genial dramaturgo

A pesar de todas estas polémicas William Shakespeare está considerado uno de los dramaturgos y poetas más relevantes de la literatura inglesa y universal por su ingente y riquísimo legado literario.