Saneamiento: el hermano pobre del WASH

160
0

Sobre el blog

Andrés Martínez
Doctor por la Universidad de Alicante (PhD). Tesis en Gestión del Agua y gobiernos locales del Ecuador. #WaterLaw #Watergovernance #LocalGovernment

El año 2010 fue clave en el reconocimiento de uno de los derechos esenciales para la vida del ser humano, me refiero al agua potable y al saneamiento, a través de la Resolución A/RES/64/292 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que llegó luego de décadas de trabajo que exigían que éstos sean reconocidos como derechos humanos pues son vitales para la realización del resto de derechos.

Si bien es cierto, en lo que va del último quinquenio se ha realizado un trabajo intenso para el acceso de los ciudadanos a fuentes seguras de agua, preocupa que a nivel global 2,5 billones todavía no tienen acceso a un retrete limpio, y 1 billón sigue realizando su defecación al aire libre, lo cual representa que el 37% y el 15% de la población mundial, respectivamente, atraviesan esta situación que debería indignarnos a todos y que convierte al saneamiento en el hermano pobre del WASH.

Cada 19 de noviembre, se realiza un recuento de la situación sanitaria a nivel mundial y recordamos que una situación crítica como ésta que afecta a la dignidad de los seres humanos no debe esperar

Por ello, desde el 2001 cada 19 de noviembre, el mundo celebra el “World Toilet Day” (Día Internacional del Retrete), en el cual los Estados, organismos nacionales, internacionales y del tercer sector relacionados con el agua potable, saneamiento e higiene, WASH (por sus siglas en inglés), realizan un recuento de la situación sanitaria a nivel mundial y nos recuerdan que una situación crítica como ésta que afecta a la dignidad de los seres humanos no debe esperar, ya que por cada dólar que se invierte en ésta área, el retorno es de aproximadamente 8 dólares, debido a la mayor productividad y a la reducción de los costos en atención sanitaria que se obtiene.

El informe actualizado (2014) sobre los progresos en materia de agua potable y saneamiento del “Joint Monitoring Programme” (UNICEF & OMS), señala que las regiones con menores niveles de cobertura de saneamiento en el período 1900-2012 son: Asia (meridional) y África (subsahariana); mientras que la buena noticia la trae Latinoamérica, ya que en 7 países la cobertura es ya superior al 90%, siendo casos de ejemplo el de: Ecuador, Paraguay y Honduras, los cuales han aumentado su cobertura en más de 25 puntos porcentuales durante éste período, aunque aún siguen siendo deficientes los casos de Bolivia y Haití. Sin embargo, pese a los avances presentados en ésta materia, no será posible alcanzar la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio relativa al saneamiento (déficit de 500 millones de personas) en 2015.

Estoy seguro amigo lector, que a lo mejor el presente artículo no despertará en usted mayor interés, pues dadas sus condiciones socioeconómicas y por haber crecido en una zona con disponibilidad de agua potable y alcantarillado, nunca tuvo que atravesar por las situaciones adversas que he narrado. Sin embargo, nos encontramos frente a una verdadera crisis sanitaria a nivel mundial, pues diariamente 1.000 niños mueren por enfermedades asociadas a la diarrea, debido a las pobres condiciones de higiene y salubridad.

Para concluir este artículo, me quedo con las palabras que Mahatma Gandhi pronunció a inicios del siglo pasado: “El saneamiento es más importante que la independencia” (1925), lástima que en la India pocos hayan entendido el mensaje, pues hasta la fecha el 50% de la población (590 millones de personas) carece de un retrete al interior de su hogar.

Comentarios