Aqualia
Connecting Waterpeople

Herramientas para estudios de impacto climático

209
0
(0)

Sobre el blog

Angel Utset
Físico de origen cubano, nacionalizado español. Licenciado (1982) y Doctor (1994). Experto en Física de suelos y modelos de simulación agro-hidrológicos. Vinculado desde el año 2000 a estudios de impacto del cambio climático.
209
  • Herramientas estudios impacto climático
  • Herramientas estudios impacto climático
  • Herramientas estudios impacto climático

La conciencia ciudadana comienza a aceptar la realidad del Cambio Climático. Las mediciones indican que a escala global 2016 puede ser el año más cálido desde que hay registros. Muchas de las mayores temperaturas medias de la historia se han obtenido en los últimos años, confirmando la tendencia al calentamiento global. En España el verano de 2016 fue el tercero más cálido y el segundo más seco en medio siglo. Sin embargo, las recientes imágenes de inundaciones en Valencia, Alicante, Málaga y Murcia; las peores en cerca de 30 años, colocan los eventos extremos y la variabilidad climática en el centro de la preocupación.

Tiendas y hostelería en áreas potencialmente inundables, agricultores afectados por la sequía y muchos otros sectores de la economía y la sociedad empiezan a preocuparse por la continuidad de sus negocios. ¿Cómo saber el riesgo de perder una inversión, de disminución significativa de ganancias o la conveniencia de contratar un seguro debido a la variabilidad climática?. En la actualidad puede conocerse la probabilidad del riesgo y actuar en consonancia con ella.

Los riesgos climáticos pueden gestionarse con la norma ISO 22301 o “Continuidad del negocio”. La norma ofrece un soporte metodológico para todo tipo de riesgo, incluyendo los riesgos climáticos. El centro del “Plan de Manejo de Riesgos” de la ISO 22301 es el “análisis de riesgo” en sí. Este análisis debe ofrecernos la probabilidad de ocurrencia de un evento meteorológico determinado. Por ejemplo, el análisis debe indicar la probabilidad de una lluvia diaria o un acumulado semanal por encima de un determinado límite, que puede provocar a su vez inundaciones en determinado lugar. También puede indicar la probabilidad de un evento seco extremo (por ejemplo, días consecutivos sin lluvia), acompañado de temperaturas elevadas, que provoquen altas evapotranspiraciones y déficit hídricos importantes en los cultivos, con las consecuentes pérdidas.

Este análisis de riesgo climático no puede hacerse sólo con series históricas, debido al aumento de la variabilidad climática y al calentamiento global. Sin embargo, hay herramientas para este análisis. Existen proyecciones del Cambio Climático, obtenidas a partir de modelos validados con series históricas, que estiman las temperaturas y otras variables meteorológicas en los próximos años, teniendo en cuenta escenarios de emisión de gases de efecto invernadero. Además de las proyecciones climáticas, se han también desarrollado pronósticos estacionales, que ofrecen estimaciones del tercil más probable para los próximos tres meses.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ofrece gratuitamente proyecciones del Cambio Climático, regionalizadas para toda España, así como pronósticos estacionales. La Agencia promueve la utilización de esta información a través de AEMET OpenData, una API REST para la difusión de la información meteorológica y climatológica, en el sentido indicado en la Ley 18/2015, sobre reutilización de la información del sector público.

Estas proyecciones y pronósticos, sin embargo, no son fiables para estimar valores diarios de las variables meteorológicas. Para esto pueden emplearse los llamados “generadores de tiempo”, que producen “realizaciones” diarias a partir de series históricas, pero perturbadas según escenarios climáticos.

Las proyecciones climáticas, los pronósticos estacionales y los generadores de tiempo son todas herramientas climáticas que pueden emplearse para análisis de impacto climático en sectores vulnerables, siguiendo por ejemplo los procedimientos de la ISO 22301. Toda esta “tecnología” es relativamente reciente y ha sido poco difundida, pero el impacto creciente del Cambio Climático y la variabilidad climática hará que en un futuro cercano estas herramientas climáticas se utilicen con más frecuencia.