Respuesta a las informaciones contenidas en la entrevista a José Carlos de la Vega

242
0

Sobre el blog

Antonio Guillén
Coordinador de los trabajos de investigación de la Estación Biológica Internacional Duero-Douro. Director de la Galería Micro de “Biodiversidad Virtual” y de “Proyecto Agua.

Personalidades

  • Lago de Sanabria.

Creo conveniente, para poder dar a conocer los hechos de la forma más veraz y objetiva y para que no se interpreten de manera confusa algunos datos que se aportan en la entrevista del Sr. de la Vega, precisar algunas cuestiones que se mencionan en la misma, pero tratando de abordar sólo aquellas científicas y técnicas que pueden ser útiles.

En primer lugar, no es cierto que los análisis del Laboratorio Limnológico se hayan realizado de forma continuada desde el año 1996 hasta la fecha, se interrumpieron en 2012 y ésta no es una cuestión trivial, pues es precisamente en2012 cuando se produce un profundo cambio en las condiciones del agua del Lago. Por otra parte, aunque el trabajo de recopilación de datos del Laboratorio Limnológico es innegable respecto a los parámetros a los que se alude -oxígeno disuelto, clorofila y algunos nutrientes-no se han llevado a cabo otras pruebas analíticas que son esenciales para conocer el estado trófico del agua: fundamentalmente valoración cuantitativa y cualitativa de fitoplancton y zooplancton, fitobentos o macrófitos, algunas de ellas imprescindibles para la determinación índices tróficos esenciales como los de diatomeas: IBD, el IPS o el de la CEE.

El Lago ha cambiado y ha cambiado sustancialmente en los últimos años... y no precisamente para bien, por desgracia.

No es cierto, como se afirma en la entrevista refiriéndose al Lago de Sanabria, que “se conserva la transparencia del agua, la concentración de nutrientes (nitratos y fosfatos) y la producción de algas del fitoplancton (clorofilas) se mantiene estable en valores muy bajos” porque las evidencias científicas recogidas por distintas fuentes de análisis -el mismo Laboratorio Limnológico, la CHD, todos los estudios que se han realizado en el Lago y nuestro propio trabajo de investigación- son muy claras y se pueden constatar fácilmente:

  • Se ha podido documentar en directo y con numerosas pruebas gráficas durante todo el año 2012 y el 2013 cómo los valores de transparencia media establecidos con el disco de Secchi están en torno a los 4m. Estos valores han venido disminuyendo progresiva y lentamente desde 1996 -en que la transparencia medida en los estudios de De Hoyos constatan cifras de entre de 5 y 9 m (con máximos de hasta 12m)- hasta la actualidad. Por tanto se ha producido una notable pérdida de transparencia (en torno al 50%).
  • Respecto a la valoración de nutrientes limitantes como el fósforo, conviene recordarle que a lo largo del 2013 se han medido los niveles de fósforo en diferentes puntos que arrojan cifras comprendidas entre los 0,2 y los 0,5 mg (valores que multiplican entre7 y 17 veces los que admite la OCDE - que establece como límite máximo para este parámetro en este tipo de aguas entre 5 y 10 microgramos-). La propia CHD en 2006 establece valores de fósforo de 10 microgramos y a lo largo de todo su registro de datos hasta el 2012 se observa un aumento progresivo que en 2012 alcanza mínimos de 27 microgramos y máximos de 35 microgramos. De todo ello se deduce un notable incremento en la concentración de este elemento, que supera con creces las cifras que propician una eutrofización incipiente en este tipo de ecosistemas.
  • 3º En relación a la estimación indirecta del fitoplancton que se hace desde el Laboratorio Limnológico, conviene señalar dos cuestiones esenciales, primero que es mucho más fiable una valoración directa cuantitativa y cualitativa del fitoplancton, es decir la observación y el recuento microscópico de los organismos, que no se ha hecho nunca desde el Laboratorio Limnológico y segundo, se ha olvidado algo fundamental que todos los limnólogos de todo el mundo saben, la clorofila y especialmente la clorofila "a" está muy pobremente representada en los plastos de todas las diatomeas y también en los de Tabellaria fenestrata, que contienen otros pigmentos comoβ-carotenos, diatoxantina, diadinoxantina y fucoxantina y enmascarando a estos pigmentos pueden aparecer clorofilas a, c2 y c1 o c3. Por tanto, cualquier valoración que se haga del fitoplancton a través de la clorofila dará unos índices distorsionados muy inferiores a los que debería reflejar y en el Lago de Sanabria, lo están aún más pues esta diatomea es la especie que domina en la biomasa productora. Pero aún teniendo en cuenta esta consideración, los propios datos del Laboratorio Limnológico recogen unas cifras de clorofila superiores a los 3,5 microgramos/litro, valores que constituyen el aumento más grande registrado a lo largo de todo el registro del Lago, que para este parámetro siempre ha establecido cifras medias en torno a los 2,5 microgramos, por tanto en este punto tampoco, Sr. de Vega, se ciñe a la realidad de los hechos.

La verdad no es la que nosotros quisiéramos que fuese, sino, y lamentablemente, la que es: el Lago está sufriendo un grave proceso de eutrofización

La conclusión respecto a todo lo anterior es que teniendo en cuenta tan sólo algunos de los parámetros físicos más relevantes (transparencia) químicos (nutrientes limitantes como el fósforo)y biológicos (valores de clorofila) el Lago ha cambiado y ha cambiado sustancialmente en los últimos años... y no precisamente para bien, por desgracia.

Pero lo más preocupante de todo esto es lo que ha ocurrido en el fitoplancton, una diatomea apenas representada en todos los análisis e investigaciones realizadas en el Lago a lo largo de toda su historia, Tabellaria fenestrata, llega a representar en estos momentos prácticamente el 99% del biovolumen del fitoplancton cuando apenas ha llegado a tener una representación del 0,1% a lo largo de toda la historia en este Espacio Natural. Y el giro radical en la composición del fitoplancton y la notable pérdida de biodiversidad aparecen perfectamente constatadas en los datos registrados por la CHD a lo largo de 2012 en la que en los dos muestreos que realiza este organismo se detecta cómo la mencionada especie pasa de representar el 69% de la biomasa total en julio, al 75% en septiembre.

Con todas estas evidencias ¿cómo es posible que el Sr. de la Vegallegue a afirmar que “no se deduce ninguna tendencia hacia la eutrofia”?...o se están ignorando datos esenciales o simplemente se está faltando a la verdad.

Y la verdad no es la que nosotros quisiéramos que fuese, sino, y lamentablemente, la que es: el Lago está sufriendo un grave proceso de eutrofización, que no fue diagnosticado a tiempo ni por el Laboratorio Limnológico ni por la CHD, a pesar de que está registrado en sus propios datos de manera inequívoca y concluyente.

Respecto a las dudas metodológicas que plantea en Sr. de la Vega , con mucho gusto le puedo aclarar que para realizar nuestra investigación se han seguido los protocolos habituales en este tipo de estudios: UNE – EN 15204:2007 –UNE – EN 14996:2007 –
(CEN TC 230 / WG 2 / TG 3/N116 30/03/2008), (CEN TC 230 / WG 2 / TG 3/ N118 15/04/2008), UNE – EN 5667-1:2007, UNE – EN 7027:200, UNE – EN 25814:1992,UNE – EN 27888:1993, ISO 10523:2008, mejorando y complementando los protocolos UNE – EN 15204:2007 , (CEN TC 230 / WG 2 / TG 3/N116 30/03/2008) y (CEN TC 230 / WG 2 / TG 3/ N118 15/04/2008);se ha aumentado la frecuencia en los controles que se realizan con periodicidad semanal y perfeccionado los sistemas de muestreo de fitoplancton y zooplancton, mejorando sustancialmente los que se emplean en los protocolos oficiales de los organismos de gestión y control como la CHD, basados en la normativa recomendada desde la Directiva Marco del Agua, todo ello con el fin de obtener muestreos estadísticamente mucho más significativos y fiables que recojan de manera más precisa y fidedigna cuáles son los organismos que están presentes en el fitoplancton en cada momento y en qué cantidades se presentan.

El diagnóstico de lo que es un proceso de eutrofización el Sr. Vega lo explica perfectamente, pero es que además, lo tiene recogido en algunos de los datos contenidos en sus análisis. Cuando el Sr. de la Vega afirma "el Lago tiene un volumen de 96 millones de metros cúbicos y que renueva sus aguas por completo, al menos, una vez al año” omite decir algo fundamental y es que nutrientes como el fósforo, compuestos fosforados, quelatos y muchas sales de compuestos orgánicos, no son lavados o arrastrados en el proceso de renovación, sino que precipitan en su casi totalidad y se van acumulando de manera progresiva en el fondo y este acúmulo, que se remueve con los procesos de mezcla y estratificación, es sin duda la principal causa del deterioro de las aguas del Lago, pues constituye la fuente de nutrientes que ha servido para que un organismo microscópico como la diatomea Tabellaria fenestrata esté representada en más de un 99% en el volumen total del fitoplancton a fecha de hoy, reduciendo radicalmente la biodiversidad de este ecosistema al no dejar que se desarrollen muchas otras especies que antes sí estaban presentes y ahora o no están o sólo aparecen con carácter testimonial.

Yo quiero un Lago de aguas limpias y transparentes como las que conocí y disfruté cuando era niño… estos son mis intereses ocultos

Cuando el Sr. de la Vega afirma “Por lo tanto el Lago puede defenderse bastante bien de los actuales niveles de vertido “ supongo que sabe que se refiere a los cinco puntos de vertidos de aguas fecales y residuales sin depurar más los de las depuradoras que han estado paralizadas durante años, se han construido con importantes deficiencias y no depuran convenientemente, más el de todas las canalizaciones rotas, más el de las infiltraciones de fosassépticas que no están bien selladas ¿defiende Vd. como limnólogo este hecho insólito en un espacio de la Red Natura 2000?.

Ante esta afirmación que no puede por menos que sorprender, no cabe otra respuesta que la de una persona sabia, el profesor Margalef,maestro de limnólogos que señala en su obra “Limnología” algo que viene muy a propósito de lo que está ocurriendo en el Lago de Sanabria: “No se puede abusar de la dilución de los vertidos contaminantes; es un proceso antrópico de elevado coste social. Hay una obligación moral de no hipotecar el futuro, obligación que no cumplimos al acumular materiales cuyo retorno va a crear problemas, como son el fósforo y los materiales radiactivos, y en menor grado los metales, que van al sedimento...”

Yo quiero para mis hijos y para todas las personas de las generaciones futuras un Lago de aguas limpias y transparentes como las que conocí y disfruté cuando era niño… estos son mis intereses ocultos.

Colaboremos todos para salvar el Lago de Sanabria, sí se puede todavía, pero dentro de poco quizá sea ya demasiado tarde, creo sinceramente, Sr. de la Vega que afirmaciones como las de que “el Lago puede defenderse bastante bien de los actuales niveles de vertido” son realmente insólitas, por poco fundamentadas y en absoluto veraces y no facilitan el que las aguas del Lago puedan recuperar la transparencia y la calidad que actualmente han perdido. 

Comentarios