Connecting Waterpeople
ACCIONA

Nunca tantos debieron tanto a tan pocos

8
342
  • Nunca tantos debieron tanto tan pocos

Sobre el blog

Arturo Albaladejo Ruiz
Doctor Ingeniero del Agua, el terreno y los materiales por la Universidad de Alicante, Ingeniero Superior Industrial por la Politécnica de Valencia y MBA por la Pontifica de Comillas, PMP con 25 años de experiencia en el Ciclo Integral del Agua
· 342
8

En plena crisis sanitaria por la pandemia del Corona Virus COVID-19, se ha pasado de darle poca importancia, a la incredulidad de lo que se nos avisaba tomándose la gente el tema como vacaciones o una oportunidad para irse a la playa o a los parques. Luego se ha pasado a la histeria injustificada en supermercados y estancos, y posteriormente empieza la gente a concienciarse de que no hay que salir de casa, de que las empresas deben imponer el teletrabajo, regular su marcha productiva e incluso a cerrar voluntaria u obligatoriamente al final.

Es solo entonces cuando la gente ha empezado a darse cuenta de que lo mucho que les debemos a los sanitarios, médicos, enfermeras, auxiliares, y farmacéuticos, que llevan varios turnos seguidos trabajando, y que probablemente no podrán volver a sus casas para no infectar a sus familiares.

Poco después hemos empezado a tomar consciencia del esfuerzo y trabajo en la cadena de suministro de los camioneros y sobretodo de los empleados de los supermercados, que han tenido que aguantar los nervios y aglomeraciones injustificadas de la gente que ha ido a comprar en exceso cosas tan absurdas como el papel higiénico. También se ha empezado a mencionar la dedicación y trabajo que van a hacer las fuerzas armadas y de seguridad del estado que tendrán que apoyar a la ciudadanía en sus emergencias y vigilar que cumplamos con nuestras nuevas obligaciones.

Tras releer el borrador del “Estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19”, en el que la palabra agua no aparece, creo que, como siempre, no se han acordado que el agua potable es un bien de primera necesidad y que el saneamiento también, y que eso es debido a que la gente se ha acostumbrado a que es “normal” que salga agua potable al abrir el grifo y que nuestro trabajo es tan eficiente que la gente no recuerda que existe. Se están dando instrucciones de lavado de manos, de duchas, de limpieza y desinfección, y no se han acordado que para ello es necesaria el agua y el saneamiento.

Es por esos que creo que ahora es el momento de recordar el trabajo que hacemos y seguiremos haciendo, en esta época de crisis y aislamiento, todos los empleados de los servicios del ciclo integral del agua.

Ahora que se inundan las redes sociales de consejos sobre cómo soportar el aislamiento, como entretener y educar a los hijos dentro de casa, como no hay que dejar de hacer ejercicio, como debemos marcarnos un horario para las tareas, etc… quiero hacer un llamamiento al consumo de agua responsable, y a que la gente no derroche el agua en usos recreativos o suntuarios, para que haya disponibilidad para ese sobreconsumo en lavados del cuerpo y de las casas.

Los humanos tenemos costumbres de comportamiento similares asociadas a horarios de usos y hábitos simultáneos, y esto hace que el consumo doméstico tenga una curva de caudal muy característica, con unos picos y valles de consumo a unos horarios determinados. Estas curvas de consumo son distintas los días laborables a las de los festivos porque los horarios y desplazamientos son distintos, y son diferentes en verano que, en invierno. Gracias a la profesionalidad de los técnicos y empleados de los servicios de agua, los usuarios disponen de agua con calidad, caudal y presión en todas las circunstancias y momentos del día y estaciones del año, y por supuesto no habrá problemas de abastecimiento, más allá de los normales, durante esta crisis y aislamiento, pero debemos recordar que será porque también habrá héroes en los servicios del agua y saneamiento de las ciudades, que trabajaran a pesar de correr el riesgo de infectarse al salir de casa y de transmitir a sus familiares en su casa. Y por favor, únete al #YoMeQuedoEnCasa por respeto a los que no se pueden quedar en casa.

Comentarios