Connecting Waterpeople
ACCIONA

Sobre el blog

Arturo Albaladejo Ruiz
Doctor Ingeniero del Agua, el terreno y los materiales por la Universidad de Alicante, Ingeniero Superior Industrial por la Politécnica de Valencia y MBA por la Pontifica de Comillas, PMP con 25 años de experiencia en el Ciclo Integral del Agua

El título de “lo que de verdad importa” no es una alusión al nuevo nombre temporal del programa de Televisión llamado "La Resistencia", ni tampoco a la "Fundación LQDVI", que con ese mismo nombre se dedica a promover el desarrollo y la difusión de los valores humanos, éticos y morales universales, y que hizo una película con ese mismo título, por cierto muy emotiva, cuyas recaudaciones han sido destinadas a mejorar la vida de los niños enfermos.

Me refiero a que esta crisis, sanitaria y económica, nos está recordando en qué nos debemos de centrar, y es en “lo que de verdad importa”: la propia vida, la salud, la familia, la naturaleza y el aire libre, el empleo, los amigos…

Pero, en el sector del agua, ¿qué es lo que de verdad importa?

Pues no es diferente. Lo primero ha sido en la vida, pero no sólo en la propia vida de los empleados dotándolos de los EPIs necesarios para su trabajo, sino también en la de todos los habitantes, para asegurar que todos los usuarios del servicio dispongan en sus domicilios de agua potable en la cantidad y con la presión necesaria.

Lo segundo ha sido asegurar que esa agua mantuviese su calidad de potable con el fin de que se pudiese beber y usar en la higiene personal, para lo cual ha sido necesario, no sólo disponer de los productos químicos para tratarlos, sino también del personal y de los medios técnicos necesarios para el correcto funcionamiento de las plantas, llegando incluso a quedarse empleados encerrados durante todo el confinamiento en las plantas.

Publicidad

Lo tercero ha sido asegurar la continuidad del servicio que presta la empresa mediante la tele-atención a los usuarios a través del teletrabajo de los empleados de atención al público, y del resto los servicios de la empresa como administración, recursos humanos, técnicos, informática…. Así además se ha facilitado la conciliación laboral para que los empleados puedan estar con sus familias.

Otra prioridad ha sido el mantener en su “antigua normalidad” también los sistemas de saneamiento, evacuando el agua residual de las casas y transportándola hasta las depuradoras donde se ha seguido tratando para asegurar su vuelta a la naturaleza sin riesgos medioambientales, incrementando su desinfección en los casos que fuese necesario.

Todo este trabajo, por ser un servicio esencial, ha permitido mantener casi la totalidad de empleados trabajando completamente, y ha conseguido unanimidad entre sindicatos y empresarios, ya que ambos reconocen que habrá que subir las tarifas para poder mantener el equilibrio económico de los servicios, para asegurar todos los empleos y poder sufragar los sobrecostes que ha supuesto este esfuerzo y el descenso de ingresos por la bajada que ya ha tenido el consumo y que tendrá debido a la prevista reducción del turismo.

Finalmente, el sector del agua también se ha centrado en los “amigos del sector”, promoviendo la reuniones virtuales del teletrabajo, la teleformación, y el networking del sector y las redes sociales como con @iagua, que ha servido para mantener el contacto de los profesionales del sector.

Resumiendo, lo que de verdad importa en el sector del agua es que no habrá “nueva normalidad” porque no ha dejado de haber normalidad, pero que tenemos que seguir trabajando para que sea así

Te puede interesar