La red de agua potable Ter – Llobregat, la mayor de Cataluña

471
0
  • Estación de bombeo de Fontsanta (Sant Joan Despí).
    Estación de bombeo de Fontsanta (Sant Joan Despí).

Sobre el blog

ATLL
ATLL es un gestor de abastecimiento de agua potable. Su ámbito comprende nueve comarcas: Alt Penedès, Anoia, Baix Llobregat, Barcelonès, Garraf, Maresme, Selva, Vallès Oriental y Occidental. 
web
471

La red de abastecimiento de agua potable Ter – Llobregat, propiedad de la Generalitat y que opera y mantiene la empresa ATLL Concessionària de la Generalitat de Catalunya, S.A., es la más extensa de las existentes en Cataluña. El sistema Ter-Llobregat es un complejo entramado de instalaciones de captación, plantas de tratamiento, depósitos de almacenamiento, estaciones de bombeo y redes de distribución que permiten que el agua procedente de los ríos Ter, Llobregat y de las desalinizadoras del Llobregat y del Tordera, lleguen a los municipios con calidad óptima para el consumo humano.

ATLL, además de la captación y potabilización del agua, también es responsable de su distribución hasta los depósitos de los más de 120 municipios de 9 comarcas, incluyendo la ciudad de Barcelona, que forman esta gran red de abastecimiento. Desde estos depósitos municipales, cada ayuntamiento realiza la distribución hasta los domicilios de los usuarios a través de compañías municipales o gestores privados.

Para poder suministrar agua potable a estos más de 5 millones de habitantes, Aigües Ter Llobregat gestiona en total cuatro plantas de tratamiento, dos estaciones potabilizadoras y dos plantas desalinizadoras de agua de mar.

Una tarea importante de la gestión de ATLL es precisamente el control de estas grandes conducciones con el fin de evitar pérdidas de agua

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que el agua debe cumplir con estrictos requisitos para ser considerada potable: no debe contener sustancias nocivas para la salud, es decir, debe carecer de contaminantes biológicos (microbios o gérmenes patógenos), de químicos tóxicos (orgánicos o inorgánicos) y radiactivos; debe poseer también una determinada proporción de sales inorgánicas disueltas y finalmente debe ser incolora, inodora y de sabor agradable.

El agua que recibimos en nuestros hogares necesita ser potabilizada. Ello significa que es preciso un proceso de purificación para que no represente un riesgo para la salud. Este proceso se realiza en las Plantas de Tratamiento de Agua Potable (E.T.A.P.).

Las Autopistas del Agua más eficientes de España

La red de tuberías que gestiona y mantiene ATLL, de diferentes diámetros, tiene una longitud de más de 1.000 km. No se trata de tuberías de pequeño tamaño sino de verdaderas autopistas del agua con diámetros que llegan hasta los 3 metros.

Interior del túnel Fontsanta-Trinitat (Barcelona)

Una tarea importante de la gestión de ATLL es precisamente el control de estas grandes conducciones con el fin de evitar pérdidas de agua. El rendimiento hidráulico de la red de abastecimiento Ter – Llobregat, en 2014, ha sido del 97,9%, lo que supone una cifra muy por encima de la media en España si tenemos en cuenta los resultados de la Encuesta de suministro de agua potable y saneamiento en España, realizada por AEAS y que cifra las pérdidas en las redes en alta entre el 10 y el 15%.

Para poder gestionar de manera eficiente estas grandes redes dispersas en un territorio muy amplio, ATLL, en colaboración con la Universidad Politécnica de Cataluña, ha conseguido mejorar la gestión de los datos de medida del caudal de agua en las tuberías, mediante la utilización de modelos matemáticos.

Asimismo, emplea novedosos sistemas para la localización de las fugas de agua utilizando la última tecnología disponible, como pre-localizadores por sonido vía GSM, que registran la vibración que una fuga transmite a la tubería, o los hidrófonos, que son sistemas como los micrófonos pero que viajan con el agua, o sensores que permiten calcular la situación de una fuga y tecnologías que utilizan hidrógeno y helio para detectar el punto exacto de la fuga. En definitiva, todo el conocimiento puesto a disposición de ATLL para conseguir el objetivo de ser lo más eficiente posible.

ATLL: Gestión eficaz y sostenible

También es importante la gestión energética. Con una potencia eléctrica global instalada de unos 60.000 kW y un consumo de energía superior a los 100 millones de kWh anuales, ATLL es un gran consumidor de energía eléctrica, lo que supone conocer y participar del gran impacto energético que representa su actividad de abastecimiento de agua potable, tanto a nivel social como económico. Conscientes de ello, ATLL también realiza una importante aportación a la sostenibilidad energética.

Tuberías en el interior de la Estación Distribuidora de la Trinitat (Barcelona)

El sistema de gestión energética implantado en ATLL considera todos los aspectos que forman parte del sistema de negocio: el diseño, seguimiento y optimización tanto del coste como del consumo energético, así como la implantación y seguimiento de energías renovables con el fin de compensar el impacto energético propio de la actividad económica.

La única forma de poder optimizar el coste energético de este consumo es disponer de un sistema altamente automatizado, como el de las instalaciones de ATLL, donde de forma diaria y automática este proceso capta los precios horarios de la energía para el día siguiente, los ordena en paquetes continuos y tras una verificación por parte del responsable del servicio, se implantan de manera automática en el proceso para arrancar y parar las instalaciones con el fin de optimizar el coste energético global de la empresa.

El lema del Día Mundial del Agua 2015 es "Agua y Desarrollo Sostenible", coincidiendo con los principios básicos de sostenibilidad y mejora medioambiental de ATLL y su cultura empresarial. Así, ATLL desarrolla un Plan de Sostenibilidad que hace énfasis en seis líneas de actuación:

  • Ambientalización de la gestión
  • Recursos hídricos
  • Gestión de residuos
  • Comunicación ambiental
  • Calidad acústica y atmosférica
  • Recursos energéticos

Estas líneas de actuación inciden de manera significativa en el conjunto de actividades y decisiones, así como en la organización del trabajo y las condiciones en que se realiza el servicio. 

Comentarios