Aqualia
Connecting Waterpeople

Breve análisis del significado de terminologías aplicadas a la gestión de los recursos hídricos

  • Breve análisis significado terminologías aplicadas gestión recursos hídricos

Sobre el blog

Axel Charles Dourojeanni Ricordi
Consultor Senior en Recursos Hídricos e Innovación.
Xylem Water Solutions España
Global Omnium

En la terminología asociada a la gestión de las intervenciones sobre el agua y las cuencas se emplean muchos términos traducidos del idioma inglés en forma libre. A su vez, estas traducciones son utilizadas con diferentes connotaciones en los países de la región e inclusive de acuerdo a las personas que las emplean. Aunque parezca banal en un inicio, no lo es en el momento de introducirlos en las legislaciones y en las descripciones de funciones de diversas instituciones. Gran parte de los errores de traducción provienen del hecho que en el idioma inglés se utilizan los llamados “Two Word Verbs”, tales como software, water resources, river basin development, watershed management, headwater, etc, cuya traducción literal al español no sirve porque ambas partes traducidas en forma independiente no expresan el significado cuando se expresan asociadas en idioma inglés.

A estos términos se suman otros provenientes de organismos internacionales tales como “combate a la desertificación”, “seguridad hídrica”, “sustentabilidad ambiental”, “desarrollo sustentable” y otros similares que muchas veces se toman para discursos políticos sin detenerse a meditar qué significan. Según la época además surgen temas recurrentes que repiten lo que ya se sabe como transitar de “Uso racional de los suelos” a “Uso sustentable o Sostenido de los suelos”, pero asociados al tema de moda. Agua y cambio climático, agua y género (antes era agua y mujer), agua y sociedad y, hoy, agua y COVID-19. En la práctica, situaciones y enfoques similares siempre han existido de una u otra forma, pero parece que al ponerle nombres nuevos se reactiva el tema. 

Los Two Word Verbs

En el Perú hubo, y sigue aún, un largo debate suscitado por la traducción libre del término en inglés “Headwater” a “Cabecera de cuenca” y no como “Cabecera de agua” o “Cuenca de Cabecera”, que se refiere solo a las subcuencas altas que aportan el mayor volumen de agua al curso principal tomado como referencia. Es decir que “Cuenca de Cabecera” no se refiere a todo el perímetro de una cuenca o divisorias de aguas, como algunos asociaron al término “Cabecera de Cuenca”. La connotación no es banal porque si se prohíbe la activad minera en las llamadas “cabeceras de cuenca”, pensando que es todo el perímetro o divisorias de aguas de todas las cuencas, simplemente se acabaría la actividad minera en el país.

Una gran parte de los errores proviene de la traducción sin explicaciones de los llamados “two word verbs (1). Así es casi imposible traducir al español ‘software” o “hardware” en forma literal o “chek out”  y tantos otros similares que se utilizan a diario sin pretender traducirlos. En los aspectos técnicos referidos al elemento y recurso agua y a los recursos hídricos se han efectuado traducciones que no se compadecen del significado que tienen.

Las aplicaciones en la gestión de las intervenciones sobre el agua y las cuencas

Hay varios términos claves que se emplean aplicados a la gestión del agua y las cuencas que deben ser correctamente interpretados. Estos son algunos:

  • Water Crisis: Traducido como “Crisis del Agua”, es un error.  El agua no entra en crisis ni va a un psicólogo. El término original se refiere a los impactos económicos, sociales y ambientales resultantes usualmente de largas sequías aun cuando podría referirse a cualquier situación adversa para los seres humanos producto usualmente de la carencia de agua.
  • Water Resources: Traducido como Recursos Hídricos (2). Para algunos es solo agua con valor económico. Es otro error. Los recursos hídricos son agua mas todo el medio acuático que trae aparejado, como decir los envases que captan, contienen y conducen el agua sea en forma natural o artificial. A veces se dice que recurso hídrico es el agua más los recursos asociados. Un glaciar, una laguna, un río, un acuífero, un humedal, el delta de un rio etc. son recursos hídricos.
  • Water Governance: Traducido como Gobernanza del Agua: Otro error producto de traducir directamente dos palabras juntas que dicen mucho más cuando están unidas.  El agua se gestiona o se maneja o se administra. La gobernanza se refiere a una forma de gestión participativa. La gobernanza se ejerce entre personas para definir cómo gestionar las intervenciones sobre los recursos hídricos y el territorio en una cuenca.

La Gobernanza para guiar las intervenciones sobre el agua y las cuencas es compleja porque debe ser capaz de articular el conjunto de elementos que intervienen en la gestión del agua con el fin de prevenir y solucionar los problemas que se presentan en cada cuenca y sistema hídrico natural y construido de un país. Los elementos incluyen las políticas de estado tanto de intención como de operación, los actores involucrados en la gobernanza y gestión, los instrumentos de gestión, los problemas propios de la gestión y los problemas y metas a lograrse en cada cuenca o sistema hídrico (ver cuadro) (3)

  •  Watershed Management (4): Traducido como “Manejo de Cuencas”. Este enfoque da para escribir un libro completo. Manejo de Cuencas se refería en su inicio a un conjunto de actividades de intervención en una cuenca con la finalidad de controlar en lo posible la escorrentía producto de las precipitaciones. Su fin usual es aumentar la capacidad natural de retención de agua de una cuenca sea en superficie o infiltrándola para que se disponga agua más tiempo y se reduzca la erosión. Cuando las cuencas no son intervenidas, las cuencas “se manejan solas”. De allí que el autor considera que es mejor referirse a las acciones de manejo de cuencas como de “gestión de intervenciones en las cuencas considerando su efecto sobre los recursos hídricos”

El término "manejo de cuencas" es una traducción literal de "Watershed Management" (aunque también se utiliza como sinónimos el de "gestión de cuencas" y "ordenamiento de cuencas ").  Para explicar lo que significa considerar el efecto de las intervenciones sobre la escorrentía lo más simple es usar un hidrograma como referencia. Primero el hidrograma resultante de una cuenca cubierta con una espesa esponja de fácil infiltración y gran retención de agua. Segundo el hidrograma de la misma cuenca cubierta de asfalto y con cero infiltraciones y cero retenciones. La diferencia entre ambos hidrogramas sería el efecto de las actividades de “Manejo” de la cuenca. Lo usual es tener como objetivo disponer de una cuenca capaz de retener agua y liberarla lentamente.  Solo en zonas de desierto a veces se impermeabilizan las pequeñas cuencas para llevar agua a depósitos antes que se filtre.

Las prácticas de manejo de cuencas en su origen incluyen acciones culturales y mecánico estructurales como diques, andenes o terrazas, zanjas de infiltración y otros. Esta actividad partió en escuelas forestales en EE.UU. de NA y se aplicaba casi exclusivamente en zonas de bosques y pastos sin cultivos y con poca presencia de asentamientos humanos. En América Latina el enfoque se extiende a mejorar la producción y la calidad de vida de los habitantes de las cuencas altas. Las actividades tales como “cosecha de agua” son actividades netamente de Manejo de Cuencas. Igualmente se aplica a actividades de recuperación y protección de los llamados Servicios Ambientales. Hoy estas actividades se extienden a control de contaminación del agua en el origen, control de actividades que causan erosión como construcción de caminos y asentamientos humanos, control de deslizamientos y riesgos en general y ordenamiento del uso del territorio.

  • Water Resources Management: Traducido como Gestión de Recursos Hídricos y casi siempre asociado con el agregado de “Integral”. Al respecto es muy importante aclarar que la integralidad, entendida como lograr armonizar metas sociales, ambientales y económicas, no es necesaria en el proceso de gestión, que debe basarse en una adecuada gobernanza, pero si en los resultados del proceso. El mayor error es creer que la gestión “integrada” se refiere a tener una super estructura de gestión del agua cuando lo que esencial es disponer de un sistema que articule todas las intervenciones en un sistema hídrico compartido y que actúe tanto sobre la oferta como sobre la demanda de agua. No hay ningún gestor ni autoridad de recursos hídricos que pueda tener todas las variables bajo su control y de allí la importancia de la coordinación y la participación pública, privada y social en las decisiones. Estas decisiones además deben tomarse con información adecuada proveniente de equipos técnicos informados.
  • Gestión Integrada de Recursos Hídricos (GIRH) y otros se refieren a lo mismo como “gestión inteligente” acepción que el autor no le encuentra significado porque no aporta nada. (Se supone que sin inteligencia nada funcionaría). La GIRH se refiere esencialmente a las intervenciones sobre el agua y el medio acuático que contiene el agua, sea un glaciar, un rio, un acuífero u otros cuerpos de agua natural o construido con el fin de aumentar la disponibilidad de agua para diferentes fines y en armonía con metas sociales, ambientales y económicas. El objetivo complejo de lograr equilibrios entre aspectos sociales, ambientales y económicos suma otra serie de acciones y profesiones a las de ingeniería.   

Hay una transición poco clara entre los que se denomina “watershed management”  y lo que se califica de  “water resources management”. En buen inglés sería un “overlap” o sobreposición de acciones que podrían calificar en cualquiera de las tareas. Cuando se trata de la GIRH usualmente se refiere a la gestión de mayores volúmenes de agua tales como construcción de grandes presas y ejecutados por empresas. Las prácticas de manejo de cuencas usualmente se limitan a trabajar con menores volúmenes de agua aun cuando no hay un corte establecido. Las actividades de manejo de cuencas se hacen usualmente con mucha mayor participación de los habitantes locales.

De hecho, las diferenciaciones provienen originalmente de las escuelas universitarias. Los ingenieros civiles hidráulicos estarían en el lado de la GIRH, los ingenieros Agrícolas son el puente y los Agrónomos y Forestales estarían del lado de Manejo de Cuencas. En la práctica sin embargo la profesión no define las capacidades de gestión en ninguno de los casos, salvo en el dominio de algunas prácticas de ingeniería civil, agrícola (5), agronómica etc. Hoy, además de los profesionales que provienen de las escuelas de ingeniería especializados en la GIRH y Manejo de Cuencas se suman ingenieros químicos, abogados, sociólogos, geógrafos, ambientalistas, economistas y administradores de empresas, solo para citar algunos. La GIRH requiere el concurso de todas estas especialidades. El arte de un buen gestor, un buen “manager”, es la capacidad de compatibilizar los intereses de los actores que intervienen sobre el agua y las cuencas y de coordinar la aplicación de los instrumentos de gestión.

Otros términos traducidos que ameritan ser analizados

Hay otros términos traducidos en el campo del agua que también requieren ser analizados, por ejemplo:

Seguridad Hídrica. Es un término hoy de moda que muchos utilizan y repiten sin detenerse a pensar realmente que significa y que no pasa de ser otro buen deseo. La UNESCO lo define como “Garantizar la disponibilidad de agua, su gestión sostenible y el saneamiento para todos” y busca que las políticas públicas lo incluyan.  La seguridad hídrica como tal nunca se puede garantizar porque depende de muchas variables que no se pueden controlar siempre. Sin embargo, se debe tender a dar seguridad, por lo menos a las poblaciones, hasta donde sea posible. Todo proyecto que pone como meta alcanzar la seguridad hídrica debe desglosar y detallar todos sus componentes y metas por alcanzar. A la larga se verá que no difiere en casi nada de lo que cualquier emprendimiento en temas de agua ha buscado siempre, sobre todo cuando se trata de abastecer a la población.

Polioptro F. Martinez-Austria (6) explica claramente todos los componentes que deben considerarse, muchos de los cuales escapan a las capacidades de los gestores de aguas.

Water Resources Development: mal traducido como “Desarrollo de Cuencas” siendo que lo que se desarrolla es la sociedad en base a intervenciones en las cuencas. Es la aplicación de enfoques de desarrollo regional, tomando a la cuenca como territorio.  Otro es “Natural Disaster” traducido como “desastre natural” siendo que lo que hay son fenómenos naturales que provocan desastres. Por ello la erupción de un volcán o un terremoto no son desastres. El desastre es lo que causan sobre los seres humanos que reciben sus efectos. Igual es con la expresión “mal tiempo” cuando llega una lluvia …luego de años de sequía seria lo contrario. Igual ocurre con la expresión “mala distribución natural del agua", siendo que la mala distribución es de los seres humanos con relación al agua disponible en forma natural. Se suman otros aspectos asociados a terminologías, como llamar “Consejos” a las Organizaciones de Gestión de las Intervenciones por Cuencas sin incluir el apoyo de equipos técnicos o Agencias de Cuenca. Es como si los Consejos solo pudieran tomar decisiones sin apoyo técnico ni financiero. Así se puede seguir analizando términos y sus implicaciones en la formulación de leyes.

Como recomendación final, el uso de traducciones sin estudiar su origen y significado puede ser banal en las conversaciones informales, pero es grave cuando se incluyen en las leyes. No es lógico además incluir estos términos en las leyes y, luego de aprobada, preguntarse recién que significa, tal y como ha sucedido con el término “cabecera de cuenca”. Los legisladores y abogados deben ser estrictos en la utilización de los términos.


(1) They are idiomatic; that is, you cannot easily make out the meaning of the verb by adding up the meanings of its parts.

(2)Nótese que no es igual a Recursos Hidráulicos cuyo uso en la lengua española antecede al de Recursos Hídricos. Recursos Hidráulicos se enfoca a la parte física del agua, generalmente por su valor para generar energía.

(3) Axel C. Dourojeanni. ” La gestión de intervenciones en las cuencas y el agua: una tarea compleja” Publicado por IAGUA, España, 20/08/2019

(4) Nota: Management se podría traducir como gestión (que es lo correcto) pero también se acepta otras acepciones como Manejo, Ordenamiento y Administración. El término Manejo es ampliamente utilizado por las escuelas forestales y agronómicas. Así se traduce “Forest Management” como manejo forestal , “Soil Management”  como manejo de suelos. Land Management como manejo de tierras etc. Manejo en idioma español se refiere a una actividad manual.   De allí nace la traducción de “Watershed Management” a Manejo de Cuencas.

(5) En los EEUU de NA la especialidad de Agricultural Engineer es simplemente una rama más de ingeniería como la hidráulica, mecánica u otra.  No se usa el termino ingeniero aplicado a los Agrónomos y por lo tanto no hay confusión de roles

(6) Polioptro F. Martinez-Austria : “los retos de la seguridad hídrica y la política de gestión de los recursos hídricos”, CUMBRE DE SUSTENTABILIDAD HÍDRICA, Santiago de Chile, Julio 4 de 2013.