Aqualia
Connecting Waterpeople

Interpretar con propiedad los términos referidos a gestión de recursos hídricos

  • Interpretar propiedad términos referidos gestión recursos hídricos

Sobre el blog

Axel Charles Dourojeanni Ricordi
Consultor Senior en Recursos Hídricos e Innovación en la Fundación Chile.
ABB

Los que enfatizan la importancia de buenas interpretaciones de las terminologías utilizadas en el campo de los recursos hídricos, es necesario empezar por no hablar de "crisis del agua" ya que el agua no entra en crisis, pero nosotros sí. Se puede decir crisis hídrica o crisis POR el agua.

En segundo lugar, es necesario hacer la distinción entre:

  1. Fuentes de agua y ecosistemas acuáticos asociados (water resources)
  2. Del agua contenida o extraída de dichas fuentes. No es lo mismo "water Resources management” que "water management”. No es lo mismo la gestión de un bosque que la gestión de la madera extraída del bosque. Esto es lo primero que se aprende en un buen curso de "water Resources management".

Es complicado de comprender si solo se habla "de agua" aislada de sus fuentes naturales y ecosistemas asociados (es parecido hablar de leche sin considerar las vacas o hablar de madera sin considerar el bosque), por ello, es erróneo hablar como sinónimos el ciclo hidrológico natural y los ciclos hidrológicos antrópicos. Uno se refiere a las fuentes naturales de agua y ecosistemas acuáticos asociado, mientras el otro se refiere al ciclo del agua extraída de las fuentes naturales hasta que retorna a las fuentes. Ambos son interdependientes.

Si se usan malas traducciones o interpretaciones no ajustadas a su significado original, de términos en inglés traducidos mal al castellano se confunde al lector.

En el Perú demoraron años para interpretar legalmente mala traducción de "headwater" como "cabecera de cuenca," (piensan aún que es todo el perímetro de una cuenca), siendo que "headwater” se refiere solo a la “cabecera de agua" de un río o cauce (cuenca de cabecera de agua o naciente de un rio): cuenca o cuencas que aportan el mayor volumen de agua para formar un río en un punto determinado... Aún sigue el debate porque se obligó a hacer una directiva compleja para la identificación de dichas cuencas.

Hay otros términos mal empleados cuando se trata de recursos hídricos y agua (agua y recursos hídricos no son lo mismo, como ya se indicó). Uno de esos términos es "gestión de cuencas”. Esa expresión no dice absolutamente nada por qué las cuencas se gestionan solas y muy bien sin seres humanos.  Lo que se gestiona no son las "cuencas" si no las intervenciones que nosotros como seres humanos hacemos sobre su territorio, y sus recursos en particular sobre las fuentes de agua y ecosistemas asociados.

"Manejar una cuenca” tampoco es una traducción muy acertada de "watershed management". En realidad, se trata de realizar intervenciones en una cuenca conociendo el efecto que dichas intervenciones, tienen sobre los depósitos de nieve, sobre la escorrentía superficial, subsupericial y subterránea en cantidad, calidad y oportunidad. Ejemplo: efecto de deforestación, cambio de cobertura, construcciones de caminos o asentamientos humanos, efecto de incendio etc, así como el efecto de actividades de conservación de suelos, rehabilitación, "cosecha" de agua, infraestructuras "verde", terrazas et etc que son prácticas de manejo de cuencas.

Otro más. La gestión de las intervenciones sobre los recursos hídricos y la gestión del agua extraída de las fuentes, no es solo un tema legal, sino que son muchos los elementos involucrados en los procesos de gestión tan complejos y todos deben ser tratados en forma articulada y no parcialmente; políticas, actores, información (modelos, balances, proyección, escenarios), inductores de comportamiento (leyes, planes,  económicos, fiscalización, financieros,  educativos), organizacionales e institucionales, tecnológicos e infraestructura gris y verde, etc., incluyendo ordenamiento de la ocupación de las cuencas etc todo debe ser abarcado en forma articulada y no por partes.

Tampoco debe confundirse los problemas en los territorios (ej. Sequía, iniquidad en el acceso, inundaciones, contaminación, etc.) con los problemas de gestión para solucionarlos o evitarlos (es como confundir la enfermedad de un paciente con los problemas administrativos de un hospital).