Importancia de los estudios de EIA de las actividades mineras sobre el agua

956
0

Sobre el blog

Axel Dourojeanni
Consultor Senior en Recursos Hídricos e Innovación en la Fundación Chile.
  • Chuquicamata, la mina a cielo abierto más grande del mundo (Wikipedia).

Los estudios de Impacto Ambiental de proyectos mineros tienen hoy en día una enorme trascendencia para lograr poner en marcha un proyecto. Más de un emprendimiento minero se ha visto paralizado tanto por oposiciones formales como de la población, sea por razones emocionales sea por razones absolutamente valederas. Los EIA mal hechos por uno u otro motivo, pero con errores o afirmaciones sin fundamento o ocultando información, agravan la situación a extremos cuasi sin retorno cuando las partes pierden credibilidad.

Uno de los aspectos más sensibles, por cierto, es la posible afectación del agua y los sistemas hídricos naturales asociados al agua (paisajes, ecosistemas, humedales, lagunas, glaciares, cursos de agua, manantiales o afloramientos de agua subterránea y cuenca en general donde se asienta el proyecto o de la cual obtiene y hacia donde devuelve agua). Esto es particularmente relevante cuando la población de la cuenca o cuencas donde se ubica el proyecto siente que el agua de la cual dependen se ve amenazada en cantidad y calidad por el emprendimiento o si afecta valores culturales de la población.

La intervención masiva de un proyecto minero, sobre todo si es a cielo o tajo abierto, deja profundas cicatrices sobre el territorio. 

La intervención masiva de un proyecto minero, sobre todo si es a cielo o tajo abierto, deja profundas cicatrices sobre el territorio que son difíciles de remediar pero que se debe prever por sus efectos sobre los flujos de agua superficial y subterránea. No es necesariamente que disminuya el volumen de agua ya que eso lo pueden remediar con obras hidráulicas (y hasta regular mejor las descargas) pero lo que se altera es todo el sistema natural de regulación y depuración del agua y sus ecosistemas así como la relación establecida entre el hombre y su naturaleza, sus manantiales, curso de agua y paisajes.

Las de mayor impacto sobre captaciones de agua son las que se hacen en las cumbres divisorias de agua (mountain top mining) si están zonas retienen agua sea en forma de glaciares y nieve sea en forma de lagunas y bofedales o ambos (pero no en todas las altas cumbres). Esto no significa que solo en las partes altas es donde afecta la minería mal efectuada: Las mineras informales en las partes bajas del rio Piura o en Madre de Dios en el Perú afectan igual o más que las de alta montaña. El problema no es el lugar si no la forma como se efectúan las labores mineras y el cierre de faenas.

La afectación puede ser en forma directa y o indirecta por ejemplo cuando se extrae agua de bofedales (humedales) o lagunas o cuando se extrae mineral directamente sobre los sitios de lagunas o humedales o cuando se contaminan dichos sitios. Una intervención masiva en mesetas puede desviar curso de agua y trasvasar agua de una cuenca a otra. Toda intervención humana en gran escala sobre el territorio implica que se deberá re-crear o volver a crear lo que la naturaleza tenía ya establecido y funcional. Para determinar los impactos es en ese caso esencial modelar el acuífero y simular el efecto de los cortes (excavaciones) sobre los flujos de agua tanto en superficie como bajo ella. Las obras hidráulicas de compensación deben construirse al inicio de la explotación de tal manera de tener dispuestos y operativos los sistemas antes de proceder a la explotación misma.

Un tema importante a ser considerado en los EIA es el efecto acumulado de las intervenciones con el consiguiente impacto ya existente en una cuenca sobre el ambiente y sobre la percepción de la población que haya sido afectada o está siendo afectada. Esto es muy relevante y una de las mayores causas de fracaso aun cuando no sea directamente de responsabilidad del nuevo emprendimiento. Pasivos ambientales ya existentes generan severos anticuerpos a la nueva iniciativa aun cuando esta planee aplicar las técnicas más avanzadas para evitarlos. La carencia de agua en general en ciertas zonas de la cuenca, debido a que ya existen más demandas que oferta es otro de los causales de rechazo a nuevos emprendimientos.

En zonas donde hay presencia de poblaciones muy pobres, sobre todo de campesinos y población ancestral el tema de estudios de impactos trasciende los estudios usuales. El tema de la pobreza es muy importante y más complejo si hay ya varias emprendimientos que no han llevado mejoría notable a la población sobre todo la más cercana a la explotación minera. Son aspectos muchas veces de responsabilidad del estado (nivel nacional, regional y de municipios) que no han sabido asistir al desarrollo local pero que repercuten en la inversión minera. Las tradiciones locales, la presencia de lagunas con connotación cultural (lagunas consideradas sagradas, por ejemplo) o de tradiciones son aspectos que no debe dejarse de lado en los estudios de EIA.

La carencia de agua en ciertas zonas de la cuenca es otro de los causales de rechazo a nuevos emprendimientos.

Para poder enfrentar los temores lógicos de la población, los estudios de impacto ambiental de los efectos potenciales de emprendimientos mineros deberían más propiamente denominarse “estudios y diseño de estrategias de compensación ambiental de los I.A.” de tal forma de destacar que dichos estudios deben incluir todos estos aspectos y presentar opciones de solución a los impactos (mitigación, compensación) en forma detallada. Siendo la cuenca el territorio seleccionado normalmente por su vinculación al agua (aun cuando las aguas subterráneas pueden tener otros límites) es importante determinar el efecto de una intervención minera a todo lo largo de la cuenca o cuencas impactadas (eso incluye hasta el efecto de construcción o ampliación de caminos hasta las faenas además del efecto en cantidad y calidad del agua, inclusive si usa agua salada o desalinizada). Las compensaciones ambientales por otro lado deben extenderse a compensaciones sociales si afectan poblaciones.

Dado que no se puede renunciar a la minería se debe ser cauto y realmente cada país debe disponer de guías capaces de orientar la elaboración de los TdR de los estudios y el diseño de estrategias para compensar por el efecto de las intervenciones tanto al ambiente como a la población. No hay varitas mágicas que permitan la minería sin alterar el medio, eso es imposible. Por ello hay que tener claro cómo funciona el sistema natural de captación de agua y drenaje en las zonas a ser intervenidas y hacer lo imposible para que al cerrar las faenas el sistema natural de drenaje y regulación sea reconstituido lo más cercano a cómo era o hasta mejor si en ese proceso por ejemplo se regula mejor la disponibilidad de agua  

Comentarios