Inteligencia o Tendencia (IoT)

801

Sobre el blog

Beatriz Flórez Pérez
Generación Millennial: inquieta, impaciente y con valores. Técnica de Operaciones en potabilización y depuración gestionando Proyectos de Transformación Organizativa, cultura y emprendimiento corporativo. Responsable de eventos en los YWP España.

“Muéstrame un problema del agua y yo te mostraré un problema de información", Peter Williams, Director de Tecnologías de IBM, Big Green Innovations.

Cada días más, utilizar palabras como SMART, IoT, Big Data, AI son casi éxito asegurado de cualquier tema o por lo menos el grado de interés en comenzar a leer una noticia, pero... ¿Realmente sabemos su significado? o mejor dicho, ¿Sabemos sacarle la máxima utilidad a esta revolución del Internet de las Cosas (IoT)?  ¿Por qué no adaptar las tecnologías a las necesidades u objetivos y no nuestros procesos a la tecnología inteligente? 

Me explico, si pudiéramos diseñar desde cero, ¿Cómo sería la red inteligente de agua del futuro? ¿Soñamos? Objetivos: conservar, asegurar y reutilizar. 

Conservar

- El 70 por ciento del agua se utiliza en la agricultura y, sin embargo, el 50 por ciento de la comida producida acaba en la basura, ¿Te imaginas la cifra de Huella Hídrica desperdiciada? -

Si nos vamos “aguas arriba” del ciclo integral de agua, el primer punto que nos encontramos son las cuencas. ¿Cómo podríamos por tanto obtener información de las cuencas? Es necesario el control en tiempo real de las masas de agua, estos datos podrían ser conocidos gracias a la instalación de sensores obligatorios estandarizados en puntos estratégicos… me imagino un Telemando de cuencas en tiempo real.

Si tuviéramos estos datos en tiempo real: agua suministrada en alta, la captada por las ETAPs, la devuelta a Dominio Público Hidraúlico por parte de las EDARs, etc. podríamos simular y predecir mediante una plataforma la evolución masas de agua, gestionando así de una manera más eficiente el recurso, estableciendo estándares de distribución en base a disponibilidad y prioridad de uso.

Asegurar

- El 5 por ciento de la energía se dedica al bombeo de agua y, sin embargo, el 20 por ciento de esa agua se pierde por culpa del estado de las infraestructuras. -

Actualmente tenemos infraestructuras en la red que hay que adaptar a los flujos de agua con llaves y válvulas. Las infraestructuras tanto de abastecimiento como de saneamiento están enterradas y si algo ocurre tenemos que abrir el suelo, descubrir la avería y reparar, con todo lo que ello supone. No hace falta añadir nada del tan conocido estado de "salud" de nuestras infraestructuras y la escasa tasa de renovación por falta de inversión, recuperación de costes, tarifas... "full equip"!

Por tanto, si diseñáramos e instalásemos infraestructuras inteligentes como las que Skylar Tibbits, del Self Assembly Lab del MIT, propone: “materiales programables que se construyan a sí mismos”, min 7:10.

https://www.ted.com/talks/skylar_tibbits_the_emergence_of_4d_printing/tr...

Las tuberías podrían expandirse o contraerse en función de la demanda del agua, además de reconstruirse por si solas al producirse un cambio en el entorno. SMART es la impresión en 4D, AUTO-ensamblaje.

Resolveríamos así la manera de asegurar la dotación completa de agua suministrada y evitaríamos las pérdidas actuales.

Reutilizar

- Actualmente, más del 80% del agua no se reutiliza–

Si continuamos por el ciclo integral de agua, una vez recogido por el sistema de saneamiento, el agua es depurada y devuelta al medio con unas determinadas condiciones de calidad; en algunos casos, este agua es regenerada y reutilizada.  Pero nos encontramos aquí también con problemas como por ejemplo, los contaminantes emergentes. 

Y si diseñáramos nanomateriales que... retengan una mayor tasa de contaminantes, o permitan aumentar la permeabilidad de las membranas, mejorar su selectividad, y conseguir superficies más resistentes al ensuciamiento (fouling y scaling), reduciendo con ello el consumo de energía, o presenten actividades antimicrobianas superiores a los desinfectantes comúnmente utilizados, permitiendo acabar con aquellos microorganismos no deseados presentes en las aguas o que muestren altas capacidades de adsorción para retirar del agua metales pesados, aceites, disolventes orgánicos y contaminantes emergentes que en ocasiones escapan de los sistemas actuales de tratamiento.

Sería una buena opción para asegurar una depuración excelente para su posterior regeneración y reutilización con total garantía sanitaria. La necesidad de regenerar y reutilizar el agua viene promovida por la actual situación de aumento de zonas de escasez y estrés hídrico provocada por el cambio climático. Las tasas de crecimiento de la población para 2050 son in crescendo y aun hoy,  más de 660 millones personas no tienen acceso a agua potable, si lo ligamos con recurso escaso hacia recurso valioso, y el agua recordemos es limitado, deberemos invertir en reutilización y depuración de aguas residuales, como recogen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en concreto, el objetivo 6 establece las siguientes metas al respecto: "mejorar la calidad del agua, reducir la contaminación, eliminar los vertidos y minimizar la liberación de productos químicos y materiales peligrosos, reducir a la mitad el porcentaje de aguas residuales no tratadas y aumentar sustancialmente el reciclaje y la reutilización segura del agua".

Hasta aquí la visión desde el operador del servicio de aguas, pero...  ¿y el usuario? Si hablamos de IoT, hablamos de incorporar las nuevas tecnologías en el día a día para mejorar de la vida de las personas...

¿Cómo lo hacemos entonces para "conectar al usuario con el agua"? 

  • Primeramente deberíamos poner en valor todas las infraestructuras que configuran el ciclo integral del agua y que en gran medida están en el subsuelo mediante ... “InvisibleWater”: “Descubriendo el valor oculto del agua”, un Google Maps del agua en realidad virtual aumentada. 

https://www.iagua.es/noticias/espana/young-water-professionals/17/05/30/...

  • Después, sería de utilidad conocer en tiempo real la calidad del agua, medidas de ahorro y eficiencia, cortes de suministro... todo en una APP
  • Y por último, ... aplicaríamos Blockchain en la gestión del servicio de agua. (Y la solución, me la guardo para otro post)

Esto, no es mi sueño particular de la red inteligente de agua, que también, pero en primer lugar, es casi una realidad en muchas de las propuestas, y en segundo, es una reflexión de cómo debemos pensar más en nuestros problemas para diseñar y adaptar las tecnologías a ellos, más que aplicar de golpe las nuevas herramientas digitales de moda. 

"La excelencia en cuanto a la prestación y servicio de la gestión del agua no la da la mejor Tendencia si nO la mejor Inteligencia." B.Flórez. 

Comentarios

La redacción recomienda