Innovyze, an Autodesk company
Connecting Waterpeople
Aigües Segarra Garrigues
AZUD
BELGICAST by TALIS
Agencia Vasca del Agua
Regaber
Aqualia
s::can Iberia Sistemas de Medición
Schneider Electric
Consorcio de Aguas de Asturias
Likitech
UPM Water
VisualNAcert
ICEX España Exportación e Inversiones
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Redexia network
Aganova
DAM-Aguas
Almar Water Solutions
Global Omnium
Prefabricados Delta
Minsait
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Gestagua
Confederación Hidrográfica del Segura
Isle Utilities
HANNA instruments
Molecor
FENACORE
Xylem Water Solutions España
biv Innova
CALAF GRUP
Fundación Biodiversidad
Grupo Mejoras
FLOVAC
Danfoss
TFS Grupo Amper
Laboratorios Tecnológicos de Levante
DATAKORUM
Asociación de Ciencias Ambientales
Sacyr Agua
Kurita - Fracta
Smagua
Fundación CONAMA
Fundación Botín
Lama Sistemas de Filtrado
Saint Gobain PAM
Elmasa Tecnología del Agua
TecnoConverting
Innovyze, an Autodesk company
STF
SCRATS
Filtralite
Control Techniques
Hach
Cibernos
EMALSA
Terranova
TEDAGUA
NOVAGRIC
EPG Salinas
ABB
Red Control
NTT DATA
Kamstrup
Bentley Systems
UNOPS
Elliot Cloud
J. Huesa Water Technology
AGENDA 21500
Rädlinger primus line GmbH
BACCARA
ACCIONA
Vector Motor Control
IAPsolutions
ADECAGUA
Hidroconta
Baseform
Catalan Water Partnership
Ulbios
CAF
Insituform
IIAMA
Saleplas
Idrica
ESAMUR
Barmatec
ISMedioambiente
GS Inima Environment
Blue Gold
ITC Dosing Pumps
Fundación We Are Water
Cajamar Innova
AECID
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
LACROIX
AMPHOS 21
Ingeteam

¿Algo para tomar? Un vaso de agua de lluvia, por favor

Sobre el blog

BID Agua
División de agua y saneamiento del Banco Interemericano de Desarrollo (BID).
Molecor
  • Botellas de agua de lluvia tratada que comercializa La Casa del Agua en México DF

Bosco Quinzaños reconoció otras bondades del agua de lluvia y desarrolló un concepto innovador para captarla, purificarla, embotellarla

Constantemente en las ciudades hablamos de la lluvia como la causante de las inundaciones, del desbordamiento de las alcantarillas y el caos vial. Bosco Quinzaños reconoció otras bondades del agua de lluvia y desarrolló un concepto muy innovador para captarla, purificarla, embotellarla en hermosas botellas de vidrio, dando a algunas de ellas un toque de sabor a menta, hierbabuena, romero y albahaca (sembrados en el jardín del techo en donde se capta el agua), y venderlas en un lugar lleno de ángel, donde el paisaje urbano combinado con los verdes filtros de agua de lluvia, mobiliario rústico y un toque de música clásica te hacen sentir que puedes escapar del caos de la Ciudad de México aun estando dentro de ella.

El proceso de tratamiento consiste en un proceso de filtración, primero a través de filtros de arena del techo del inmueble, la sedimentación en tanques y la micro filtración. Después se destila, se mineraliza e ioniza y finalmente se armoniza al dejar el agua reposar en un tanque de piedras de río que tienen inscritas las palabras: respeto, amor y gratitud.

Bosco, con una formación de administrador y financiero, reconoció la importancia del agua y quiso desarrollar un proyecto que promoviera la conservación del medio ambiente y la integración social urbana, pero que no dejara de ser un negocio rentable para garantizar su sostenibilidad. Así fue como creó la Casa del Agua, una iniciativa, 100% mexicana y hasta donde hoy se sabe, única en el mundo.

Hoy se encuentra al tope de la demanda, con solicitudes incluso de exportación a otros países

Los primeros que se acercaron al negocio fueron los curiosos, que después se volvieron clientes y ahora son asiduos consumidores del agua de lluvia. Ellos ya no tienen que comprar las botellas, ya que existe la opción del “refill” a solo 10 pesos (0.8 centavos de dólar) por la botella de 600 ml. Hoy distribuyen a más de 70 restaurantes en la zona de la Condesa y la Roma quienes venden la botella en más de 60 pesos (5 USD). Con una producción de alrededor de 500 botellas diarias captadas en 120 metros cuadrados del techo de este inmueble, hoy se encuentran al tope de la demanda, con solicitudes incluso de exportación a otros países.

Hablando con Bosco sobre las posibilidades de crecimiento del negocio, comenta su interés en tener muchos más locales en varias ciudades del país. Sin embargo, el reto es no dejar a un lado su compromiso con la sociedad urbana en la generación de espacios de convivencia, donde no se pierda la vivencia de acercarte a comprar una bonita botella y ver como se llena con agua de lluvia que viene de los filtros de vidrio diseñados armónicamente para la transmisión de energía positiva.

Artículo escrito por Maria Eugenia de la Peña, Especialista en Agua y Saneamiento del Banco Interamericano de Desarrollo. Esta entrada ha sido publicada originalmente en el blog del BID Volvamos a la fuente y replicado aquí con su expresa autorización.