Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Filtralite
HRS Heat Exchangers
TFS Grupo Amper
Terranova
Fundación Botín
ONGAWA
AGENDA 21500
AMPHOS 21
Vector Energy
Sacyr Agua
NSI Mobile Water Solutions
Saint Gobain PAM
Minsait
Confederación Hidrográfica del Segura
s::can Iberia Sistemas de Medición
Aganova
ADECAGUA
GS Inima Environment
Almar Water Solutions
FENACORE
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Fundación Biodiversidad
Amiblu
J. Huesa Water Technology
Danfoss
Consorcio de Aguas de Asturias
ISMedioambiente
Grupo Mejoras
NTT DATA
Likitech
Gestagua
DATAKORUM
Xylem Water Solutions España
Laboratorios Tecnológicos de Levante
EMALSA
Baseform
Red Control
Hidroconta
Hach
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
STF
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
CAF
Agencia Vasca del Agua
Kamstrup
Ingeteam
ACCIONA
Asociación de Ciencias Ambientales
Rädlinger primus line GmbH
Aqualia
ESAMUR
Molecor
KISTERS
Sivortex Sistemes Integrals
EPG Salinas
TRANSWATER
AECID
Regaber
RENOLIT ALKORPLAN
Catalan Water Partnership
MOLEAER
TecnoConverting
Lama Sistemas de Filtrado
Barmatec
AGS Water Solutions
TEDAGUA
SCRATS
LACROIX
ICEX España Exportación e Inversiones
Global Omnium
Fundación CONAMA
Idrica
Innovyze, an Autodesk company
VisualNAcert
Schneider Electric

Se encuentra usted aquí

En bikini por Santiago, protesté

Sobre el blog

BID Agua
División de agua y saneamiento del Banco Interemericano de Desarrollo (BID).

Leemos con envidia del extraordinario uso que le están dando en Europa a los ríos urbanos saneados, como el Sena, el Danubio, el Vístula y el Manzanares. La población aprovecha este nuevo elemento del medio urbano para satisfacer necesidades básicas de recreación y ocio, especialmente en la temporada de verano.

Aquí en Chile con motivo del saneamiento del río Mapocho, curiosamente ha surgido un uso no anticipado. El lecho del río se ha convertido en lugar de protestas de grupos ciudadanos.

El lecho del río Mapocho se ha convertido en lugar de protestas de grupos ciudadanos.

En octubre del 2011 un conjunto de estudiantes de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) ocupó por unas horas el lecho del río, en protesta por la situación de la educación. Los eventos terminaron con el desalojo por parte de las Fuerzas Especiales de Carabineros.

En mayo del 2012 un numeroso grupo de la Asociación Nacional de Deudores Habitacionales de Chile (ANDHA) se instaló en las orillas del río, cerca del centro de la ciudad, para protestar por las deudas que cargan por la compra de viviendas sociales. Después de un par de horas fueron desalojados por las fuerzas de la Ley y el Orden.

Más recientemente, en julio del 2013, un grupo de estudiantes de la Universidad Central decidió acampar en la ribera del río para una protesta pacífica reclamando contra la calidad de la educación y la intransigencia del gobierno. En este caso los estudiantes instalaron quitasoles, toallas y hasta alguna lució un coqueto bikini.

Este nuevo uso contrasta notablemente con las actividades en el Mapocho en los años sesenta y setenta, que consistían en sendas regatas donde alumnos universitarios de primer año (conocidos como mechones) competían navegando en cualquier objeto flotante. Con la contaminación de la época, más de alguno terminó en la cama con tifus.

Como se concluye, el sanear el río Mapocho ha permitido una nueva forma de manifestarse por parte de la población, la que ahora sólo debe temer a Carabineros, y no a cualquier tipo de residuos sólidos que pululaban en el río antes de su saneamiento.

Artículo escrito por Jorge Ducci, Economista Senior de la División de Agua y Saneamiento del BID. Esta entrada ha sido publicada originalmente en el blog del BID Volvamos a la fuente y replicado aquí con su expresa autorización.