Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Hach
Saint Gobain PAM
ADECAGUA
Fundación CONAMA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Likitech
Rädlinger primus line GmbH
SCRATS
Vector Energy
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Hidroconta
TecnoConverting
Grupo Mejoras
ADASA
Kamstrup
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
AECID
Innovyze, an Autodesk company
Lama Sistemas de Filtrado
Aqualia
AGS Water Solutions
GS Inima Environment
Almar Water Solutions
DATAKORUM
Filtralite
ICEX España Exportación e Inversiones
Confederación Hidrográfica del Segura
TRANSWATER
ESAMUR
IAPsolutions
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Fundación Botín
Sacyr Agua
Xylem Water Solutions España
Ingeteam
ACCIONA
Amiblu
Asociación de Ciencias Ambientales
Barmatec
Red Control
J. Huesa Water Technology
Agencia Vasca del Agua
HRS Heat Exchangers
Minsait
LACROIX
ISMedioambiente
Idrica
AMPHOS 21
RENOLIT ALKORPLAN
Schneider Electric
EPG Salinas
Sivortex Sistemes Integrals
Baseform
IRTA
TEDAGUA
Cajamar Innova
Molecor
CAF
s::can Iberia Sistemas de Medición
KISTERS
FENACORE
ONGAWA
Global Omnium
Catalan Water Partnership
Fundación Biodiversidad
FLOVAC

Se encuentra usted aquí

De los huertos escolares a la economía circular

Sobre el blog

Carlos del Álamo
Arquitecto Técnico. Trabajando 31 años en ingeniería del agua y edificación. Los últimos 6 años en Cooperación Internacional para las empresas públicas españolas Tragsatec y España Expansión Exterior. 11 años en Acciona Ingeniería. 14 años en Wasser.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
  • huertos escolares economía circular

A partir de los datos consultados en España, existen 30.500 pequeñas parcelas cultivables de huertos urbanos en 390 localidades. Son parcelas de 108 m2 con una superficie total de 330 has. El importante incremento de estas actuaciones en los últimos años tuvo su motor durante la pasada crisis económica, que no debemos olvidar, a lo que se ha unido el interés de la sociedad en actuar contra la degradación del medioambiente aplicando cambios en nuestro estilo de vida.

Sirva esto de presentación para el objetivo del actual artículo, que no es otro que los huertos escolares, considerados como una parte singular de los huertos urbanos, y de los que en España existen unos 1.000 en centros escolares. Para enmarcarlo, el total de alumnos de infantil y primaria en España es de unos 4.700.000 en 21.500 centros escolares, con lo que unos 220.000 alumnos dispondrían de huertos escolares.

La propuesta es sencilla: para avanzar hacia la economía circular como una pieza trascendente en la lucha contra el cambio climático, debemos empezar ahora desde los peldaños más bajos del sistema educativo. El proyecto de crear huertos escolares traerá innumerables beneficios para esos pequeños que no saben todavía que mañana dibujarán las líneas rectoras de la sociedad en la que les toque vivir. Ellos dirán hoy el “mamá, me mancho” con una sonrisa, y sus padres lo oirán como una simpática anécdota. Creo que, sin embargo, el cuidado de esos huertos en su comunidad infantil, las habilidades con las herramientas, el asombro que les causará ver crecer las plantas que antes eran semillas, les acercará a un objetivo donde serán los actores principales en los años próximos. Este esfuerzo de la sociedad, y este aporte educativo, les permitirá comprender cómo abordar mejor los graves problemas a los que ya nos enfrentamos.

“He realizado estudios de aprovechamiento de agua de lluvia en centros educativos de la Comunidad de Madrid con resultados prometedores”

Son muchos los detalles que harán posible el que obtengan su primera pequeña gran cosecha de lechugas, pero querría detenerme en un elemento sustancial para que ese huerto salga adelante, los niños limpien las herramientas y, en lo posible, sus propias manos. Ya se imaginan que es: el agua. Agua que propongo que la capten de los tejados de los colegios o de la cubierta del pabellón de deporte. No son necesarias complejas instalaciones; un pequeño barril al pie de una bajante de pluviales sería suficiente. No es la idea el que reguemos con agua barata, sino que relacionen la lluvia con el recurso que consumimos cada día casi sin pensarlo, y con la necesidad de su cuidado y de su retorno a la naturaleza una vez que la hemos aplicado en nuestro beneficio.

Por mi parte, he realizado estudios de aprovechamiento de agua de lluvia en centros educativos de la Comunidad de Madrid con resultados prometedores. Con esto doy un salto al aprovechamiento programado, ya sea previsto en la construcción inicial del centro, o adoptado en alguna reforma del mismo.

"Para avanzar hacia la economía circular como una pieza trascendente en la lucha contra el cambio climático, debemos empezar ahora desde los peldaños más bajos del sistema educativo"

¿Y qué sabemos de las posibilidades de aprovechamiento de agua de lluvia? En un instituto público de 380 alumnos, el consumo verificado es de 19 litros/alumno/día (todo el año), de lo que el 62% corresponde a aseos y riego de espacios y jardines. En un colegio privado de 430 alumnos es de 32 litros/alumno/día, y el 66%. Con la superficie real de cubiertas de esos centros y el tanque de almacenamiento adecuado (55 y 140 m3), se puede sustituir por agua de lluvia el 27% del consumo en el primer caso, y el 37% en el segundo. Estos centros ahorrarían en agua, además, unos 2.500 €/año, con un aporte medio de 8,5 l/día de agua de lluvia por alumno. Equivale para todos los alumnos de España a 15 millones de m3/año, o al consumo doméstico anual de una ciudad de 250.000 habitantes.

No propondré que se realicen estas obras, lo que está abocado al cajón de los proyectos ilusorios. Sí propondré, sin embargo, el diseñar pequeños huertos escolares en los centros en los que se pueda, y que se introduzca en los mismos, entre otras actuaciones que nos permitan atisbar un futuro mejor, el aprovechamiento de agua de lluvia.

La redacción recomienda

21/02/2022 · Sequía

Índice Normalizado de Precipitación SPI. De enero de 2021 a febrero de 2022. Datos CSIC

08/06/2021 · Meteorología

La lluvia en España. Lluvia escalonada en mm/año.