Aqualia
Connecting Waterpeople
Aigües Segarra Garrigues
Isle Utilities
Redexia network
BELGICAST by TALIS
Gestagua
biv Innova
Agencia Vasca del Agua
Grundfos
TecnoConverting
Vector Motor Control
Filtralite
Baseform
Hach
DuPont Water Solutions
TEDAGUA
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Laboratorios Tecnológicos de Levante
AECID
J. Huesa Water Technology
GS Inima Environment
Idrica
STF
ADECAGUA
Elliot Cloud
Almar Water Solutions
Consorcio de Aguas de Asturias
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
LACROIX
UPM Water
Miya Water
Asociación de Ciencias Ambientales
ABB
Catalan Water Partnership
Confederación Hidrográfica del Segura
EMALSA
DAM-Aguas
Aqualia
Regaber
UNOPS
Hidroconta
Saleplas
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Minsait
Fundación Biodiversidad
ICEX España Exportación e Inversiones
Cibernos
Bentley Systems
Fundación We Are Water
IIAMA
Barmatec
Schneider Electric
Lama Sistemas de Filtrado
Likitech
BACCARA
ITC Dosing Pumps
Rädlinger primus line GmbH
Prefabricados Delta
CAF
AGENDA 21500
NOVAGRIC
AZUD
Ingeteam
Molecor
Elmasa Tecnología del Agua
HANNA instruments
Sacyr Agua
FLOVAC
IAPsolutions
Fundación CONAMA
Control Techniques
Blue Gold
Xylem Water Solutions España
Insituform
Grupo Mejoras
Aganova
Ulbios
ACCIONA
FENACORE
VisualNAcert
SCRATS
s::can Iberia Sistemas de Medición
Kamstrup
Fundación Botín
Global Omnium
ISMedioambiente
Saint Gobain PAM
ESAMUR
EPG Salinas
Cajamar Innova
NaanDanJain Ibérica
Red Control

Retos y oportunidades en el acceso al agua y al saneamiento en las áreas rurales

Sobre el blog

CEPAL
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe es el organismo, dependiente de la ONU, responsable de promover el desarrollo económico y social de la región.
Molecor

Temas

El acceso al agua potable y al saneamiento en áreas rurales de la región está limitado por condiciones estructurales y locales que invitan a la acción conjunta entre el sector público, privado y las comunidades. Desde el ámbito público, es importante propiciar el desarrollo institucional del sector con un enfoque específico de atención a la demanda rural. El rol de organismos internacionales y regionales en la promoción del acceso al agua potable y al saneamiento como derecho humano, servicio público y preocupación ambiental también es crucial para el mejoramiento de indicadores locales y globales.

La participación del sector privado y de la sociedad civil requiere incentivos y espacios de negociación para la consolidación de alianzas

La participación del sector privado y de la sociedad civil requiere incentivos y espacios de negociación para la consolidación de alianzas público-privadas, públicocomunitarias y privado-comunitarias con efectos en el largo plazo. En particular, los mercados de agua y saneamiento apuntan a mejorar la oferta de productos y servicios adaptados a las necesidades de las zonas rurales, y las iniciativas de responsabilidad empresarial apalancan compromisos locales de amplio impacto.

Publicidad

Asimismo, las comunidades rurales son ejecutoras y a la vez receptoras de los programas y proyectos de acceso al agua potable y al saneamiento, y por ello, las estrategias de  intervención deben considerar una amplia participación comunitaria, atendiendo a sus  necesidades y capacidades particulares (de operación, mantenimiento, gestión y pago). Las estrategias deben ser planteadas como intervenciones de largo plazo, previendo las estructuras de apoyo post-construcción y desarrollo comunitario.

En este contexto, los retos y las oportunidades que se vislumbran para un mejor desempeño y mayor acceso a los servicios de agua potable y saneamiento en el ámbito rural de la región, son los siguientes:

  • Más y mejor información disponible para la toma de decisiones, con indicadores de cobertura, calidad y cantidad, y con datos sobre los niveles de entrega de los servicios y condiciones de la población vulnerable. La información objetiva y confiable es esencial para la maduración del sector, pero aún es necesario consolidar estándares e indicadores que se acompañen con las capacidades de reporte, almacenamiento y procesamiento de dicha información en las áreas rurales.
  • Articulación de las funciones entre las diferentes instituciones públicas con responsabilidades en agua potable y saneamiento. Los marcos normativos deben ser coherentes con las políticas públicas y con los modelos de gestión, y es posible que coexistan diferentes alternativas de gestión (comunitaria, cooperativa y privada) acordes con la diversidad de intereses y contextos de las comunidades rurales.
  • Diseño de programas y proyectos integrales, con enfoque de demanda y con participación de las comunidades en todo el ciclo de proyecto. Los programas de agua potable y saneamiento requieren reglas claras para adelantar los proyectos, en cuanto al financiamiento, las fases de implementación y los mecanismos de apoyo a la provisión de los servicios. El enfoque de demanda, matizado por una selección informada de los territorios a beneficiar, demuestra ser más adecuado para motivar la apropiación de las comunidades sobre los sistemas construidos. Los diagnósticos integrales de acceso al agua y al saneamiento, son buenos puntos de partida para el desarrollo de las acciones posteriores de fomento, mientras que las etapas de pre inversión e inversión deben integrar mecanismos de participación activa de las comunidades en la toma de decisiones sobre tecnologías apropiadas, tarifas y modelos de gestión.
  • Fomentar la gestión del conocimiento orientado al acceso a agua potable y saneamiento rural. Es urgente mejorar la oferta de talento humano para el sector, vinculando a la participación de instituciones académicas en los procesos. La investigación y desarrollo de tecnologías  apropiadas debe ser una prioridad, tanto en el diseño de soluciones de infraestructura y equipos, como en los métodos, procesos e instrumentos para la gestión. Las nuevas redes sociales y comunidades de práctica en la temática están empezando a dar resultados, pero aún es necesario fomentar los espacios de acompañamiento y aprendizaje horizontal.
  • Apoyar iniciativas de solidaridad entre el campo y la ciudad. Desarrollar mecanismos financieros, de colaboración y de desarrollo territorial que incidan en la conservación de las fuentes de agua y en la mitigación de la contaminación, como los pactos de cuenca. Estos mecanismos deberían contar con apoyo de instituciones públicas y privadas que los hagan sostenibles en el largo plazo.

Los objetivos de acceso al agua potable y al saneamiento propuestos en la agenda post-2015 invitan a concentrar las intervenciones en el cierre de la brecha urbano-rural y en la superación de las inequidades. El mejoramiento del acceso a estos servicios en la región es factor clave para el desarrollo local pero requiere recursos económicos, talento humano y voluntad social y política. La colaboración intersectorial, intrasectorial, intercultural e interinstitucional puede ser el camino para alcanzar estos cometidos. 

Te puede interesar