Aqualia
Connecting Waterpeople
Elmasa Tecnología del Agua
ESAMUR
Xylem Water Solutions España
Filtralite
VisualNAcert
Lama Sistemas de Filtrado
Gestagua
DuPont Water Solutions
SCRATS
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Almar Water Solutions
ADECAGUA
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Blue Gold
Agencia Vasca del Agua
Saleplas
AECID
Bentley Systems
Aqualia
FENACORE
IIAMA
Molecor
Hach
TecnoConverting
J. Huesa Water Technology
Aganova
Consorcio de Aguas de Asturias
Fundación CONAMA
Global Omnium
AZUD
Saint Gobain PAM
Fundación We Are Water
Minsait
IAPsolutions
Catalan Water Partnership
Barmatec
Cibernos
Control Techniques
Miya Water
Asociación de Ciencias Ambientales
ICEX España Exportación e Inversiones
Vector Motor Control
STF
NOVAGRIC
Confederación Hidrográfica del Segura
Ingeteam
Red Control
biv Innova
Hidroconta
UPM Water
EPG Salinas
BACCARA
NaanDanJain Ibérica
Isle Utilities
FLOVAC
Grundfos
Schneider Electric
HANNA instruments
Kamstrup
Sacyr Agua
AGENDA 21500
DAM-Aguas
Likitech
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
s::can Iberia Sistemas de Medición
EMALSA
ABB
Grupo Mejoras
Baseform
Aigües Segarra Garrigues
Prefabricados Delta
Cajamar Innova
ACCIONA
Fundación Biodiversidad
TEDAGUA
Regaber
Elliot Cloud
ISMedioambiente
Insituform
ITC Dosing Pumps
CAF
UNOPS
Fundación Botín
Ulbios
BELGICAST by TALIS
Rädlinger primus line GmbH
Idrica
Redexia network
GS Inima Environment
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
LACROIX

Indicadores hidromorfológicos: Una guía para conocerlos mejor

  • Sergio en Wikipedia/CC (http://bit.ly/1uYImts)
    Sergio en Wikipedia/CC (http://bit.ly/1uYImts)

Sobre el blog

Confederación Hidrográfica del Ebro
La Confederación hidrográfica del Ebro, la CHE, es el organismo de gestión, regulador y mantenedor de las aguas y riegos de la cuenca hidrográfica del Ebro. 

Temas

La entrada en vigor de la Directiva Marco del Agua (DMA) supuso un gran cambio en la definición y evaluación de la calidad del agua. Se introdujo el concepto de estado ecológico, una expresión de la calidad de la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas acuáticos, a través de tres tipos de indicadores: físico-químicos, biológicos e hidromorfológicos.

La CHE ha publicado recientemente el Protocolo de muestreo y análisis para Indicadores Hidromorfológicos

Pese a su menor peso relativo en la calificación final, la variable hidromorfológica es esencial a la hora de poder definir el estado de ríos y lagos. Además, estos indicadores  han de ser considerados a la hora de establecer si una masa de agua está fuertemente modificada, según define la DMA.

La valoración de los aspectos hidromorfológicos ha sido abordada por científicos en diversos países de Europa y el resto del mundo, si bien no hay una metodología establecida para su evaluación. Por ello, la Confederación Hidrográfica del Ebro, con la colaboración de distintas administraciones implicadas, ha publicado recientemente el Protocolo de muestreo y análisis para Indicadores Hidromorfológicos. Este documento pretende ser una guía que ayude a conocer en qué consisten y cuáles son los indicadores utilizados actualmente en España, además de describir en detalle los protocolos de mayor interés. Se incluyen también las hojas de campo y formularios de los protocolos descritos.

El río, sus orillas y márgenes son un ecosistema, y una forma de diagnosticar su estado es precisamente mediante estos indicadores. Para ello, se considera el régimen hidrológico (caudales e hidrodinámica del flujo de las aguas y conexión con aguas subterráneas) y las condiciones morfológicas (profundidad y anchura, estructura y sustrato del lecho del río y estructura de la zona ribereña), así como la continuidad del curso fluvial. Además de las definidas por la DMA, conviene tener en cuenta otras variables complementarias, como son los caudales geomórficos (eventos de crecidas y procesos extremos), la geomorfología del cauce (forma en planta), la conectividad con las riberas y llanura de inundación, la dinámica espacio-temporal y la vegetación.

Publicidad

En el caso de los lagos también se evalúan el régimen hidrológico (volúmenes e hidrodinámica, tiempo de permanencia y conexión con aguas subterráneas) y las condiciones morfológicas (profundidad, cantidad, estructura y sustrato del lecho del lago y estructura de la zona ribereña).

En los ríos de la cuenca del Ebro se han utilizado los índices IHF (de Hábitat Fluvial), QBR (de Bosque de Ribera), IHG (hidrogeomorfológico) y RHS (River Habitat Survey). Por su parte, en los lagos, se aplican el índice ECELS (Estado de Conservación de Ecosistemas Lénticos Someros) y el manual de condiciones hidromorfológicas en Lagos del CEDEX.

Se completa así la serie Metodología para el establecimiento del Estado Ecológico según la Directiva Marco del Agua, incorporando los protocolos para indicadores hidromorfológicos a los biológicos ya publicados en 2005. Todos ellos están disponibles en la web de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Este artículo, escrito por Patricia Navarro, Jefe Sección del Área de Calidad de Confederación Hidrográfica del Ebro, ha sido publicado originalmente en el newsletter de la Confederación Hidrográfica del Ebro y se replica aquí con la expresa autorización del autor.

 

Te puede interesar

Redacción iAgua