El ABC del cambio climático

122
0
  • Fragmentos de la plataforma Wikins de la Antártida, que se ha resquebrajado por el deshielo producido por el calentamiento global (GARETH PEARSON)
    Fragmentos de la plataforma Wikins de la Antártida, que se ha resquebrajado por el deshielo producido por el calentamiento global (GARETH PEARSON)

Sobre el blog

COP20
Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Lima. 
122
  • Entrada original de Carl Mercer, Promoción, Alianzas y Comunicación, Equipo de Cambio Climático y Reducción de Riesgos de Desastre, Dirección de Políticas y Apoyo de Programas de PNUD.

Si participa en una conversación sobre el cambio climático este año, quizás escuche una serie de términos y siglas confusos: INDC, PNA, NAMA, GCF, COP21. Si se escribe su significado, tampoco se entiende mucho: “Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional”, la “21ª Conferencia de las Partes”, son nombres difíciles que no están claros a simple vista.

Mientras que esta terminología estaba restringida a informes técnicos, cada vez más aparece en diarios, artículos y redes sociales. Sin embargo, muchos no saben qué significa y no se le ha prestado la atención suficiente a su traducción a términos más accesibles.

No es una sorpresa que el lenguaje del cambio climático se haya vuelto pesado

Es una lástima. Distanciar a las personas de una causa porque no se ha explicado o eliminado la jerga del lenguaje no va a ayudar a la hora en que los acuerdos globales necesiten el apoyo popular, o cuando haya que enfrentar  asuntos locales. Hay que aclarar estos términos de modo que la gente los pueda comprender.

Digo esto desde el punto de vista de una persona que acaba de ingresar al mundo del cambio climático. La curva de aprendizaje ha sido complicada y más de una vez he tenido que buscar una palabra en Google para saber lo que significa y cómo se sitúa en el contexto general. Por suerte, tengo colegas muy pacientes y serviciales.

Lo que he aprendido estos últimos meses es que estos términos, aunque sean complicados y tengan matices diplomáticos, representan un elemento fundamental en la lucha contra el cambio climático. Sólo hay que mirar bajo la superficie para comprender los temas del mundo real que abarca cada uno.

Analicémoslos más de cerca:

COP21 – La 21ª Conferencia de las Partes

Conocida también como la Conferencia de París sobre el Cambio Climático, esta es la última de una serie de conferencias mundiales sobre el tema. La Conferencia de París (esperamos) resultará en un nuevo acuerdo mundial sobre el cambio climático y dará comienzo a un enfoque mundial a largo plazo para hacer frente a este desafío.

INDC – Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional

Uno de los componentes más importantes del nuevo acuerdo. Estas “contribuciones” representarán las acciones/metas sobre el clima que cada país, desarrollado y en vías de desarrollo, adoptará para hacer frente al cambio climático. Los países debieran presentarlas n en octubre (docenas ya lo han hecho) y se espera que, juntas, reduzcan el aumento de la temperatura mundial. El PNUD trabaja con los aliados para preparar y presentar estas contribuciones.

NAMA – Medida de Mitigación Apropiada para Cada País

Las NAMA (por sus siglas en inglés) son medidas adoptadas por un país para reducir las emisiones. Una parte importante de esto es que las acciones deben ser nacionalmente apropiadas, esto es, lo que funciona en un país puede no funcionar en otro, por lo que las acciones deben ser específicas. Por ejemplo, el PNUD apoya a Filipinas en una NAMA que reduce las emisiones de carbono del sector del arroz. El cultivo del arroz es una industria esencial y una fuente importante de medios de vida en el país, pero también es fuente importante de emisiones.

PNA – Plan Nacional de Adaptación

Dado que el cambio climático ya es un hecho, algunas personas y comunidades ya han sufrido su impacto. Los PNA son un modo que tienen los países de determinar qué medidas se pueden usar para adaptarse a los impactos existentes o esperados. Esto puede incluir nuevas tecnologías o metodologías, y cubre todos los sectores. En el Sahel, por ejemplo, se están tomando medidas para fortalecer la predicción de sequías y la captación del agua.

GCF – Fondo Verde para el Clima

El GCF (por sus siglas en inglés) otorga fondos a los países en desarrollo para ayudarlos a llevar a cabo proyectos de mitigación y adaptación. En la actualidad tiene promesas de US$10.300 millones y el potencial de convertirse en el fondo multilateral más importante en materia de cambio climático.

No es una sorpresa que el lenguaje del cambio climático se haya vuelto pesado y cargado de cualificaciones y matices diplomáticos. Quizá sea el tema más actual de nuestro tiempo. El cambio climático afectará a todos los países y comunidades del mundo, e impactará en todos los aspectos de la sociedad. Una inquietud tan global requiere de una respuesta igualmente inclusiva y, para ello, necesitamos el apoyo de todos. Para lograrlo hay que tomarse el tiempo de explicar los términos y los detalles, y asegurarnos de que el tema y su terminología sean comprendidos y tengan el respaldo del público en general.

Comentarios