Connecting Waterpeople

Reutilización de aguas residuales regeneradas. La experiencia israelí

396
2
(2)
  • Reutilización aguas residuales regeneradas. experiencia israelí
  • Opinión escrita en co-autoría con Shimon Tal.

Sobre el blog

Danny Greenwald
Agencia Gubernamental Israelí de Gestión del Agua.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
396

Israel está al borde del desierto. El clima semiárido supone un bajo número de días de lluvia y escasos recursos hídricos. Se producen variaciones extremas en las precipitaciones de un año a otro y entre regiones. Los ciclos de varios años de sequía son frecuentes. La agricultura se considera una actividad de interés nacional por motivos sociales, culturales y ambientales. Aun cuando representa menos del 2% de la actividad económica de Israel, consume más del 50% de los recursos hídricos.

Debido al aumento de la población, se produjo una desviación de recursos hídricos del regadío al uso urbano. Esto fue posible porque los consumidores reciben una asignación anual de agua, que se modifica en función del inventario de recursos hídricos y las prioridades de suministro. Israel compensó al sector agrícola incentivando a los agricultores a utilizar recursos hídricos marginales, principalmente aguas residuales recuperadas (efluentes del alcantarillado).

Aun cuando representa menos del 2% de la actividad económica de Israel, consume más del 50% de los recursos hídricos

Asimismo, Israel puso en marcha medidas para permitir el uso de aguas residuales depuradas para fines agrícolas:

  • Tarifas relativamente bajas para el consumo de aguas regeneradas para uso agrícola (regadío ilimitado – 0,3$ por m3 y 0,25$ por m3 para regadío limitado) frente a las de agua potable para uso agrícola (0,66$ por m3). Los bajos precios se deben a las subvenciones.
  • Medidas de apoyo a la construcción de infraestructuras de captación y tratamiento de aguas. Actualmente se recoge y depura el 94% de las aguas.
  • Suministro de agua de baja salinidad para uso urbano equiparable a las aguas residuales de baja salinidad depuradas. Las plantas de desalación en Israel producen agua con concentraciones de cloruros y boro de 20 y 0,35 ppm.
  • Regulación de vertidos al alcantarillado de sustancias susceptibles de limitar el potencial de uso de dichas aguas.
  • Regulación del tratamiento de aguas y su calidad, exigiendo a las plantas de tratamiento el cumplimiento de normas de calidad sanitaria y agrícola.
  • Investigación de las amenazas que supone el desarrollo de una agricultura basada en aguas residuales.
  • Regulación de los aspectos sanitarios de las aguas residuales regeneradas para uso agrícola, adaptando las características del agua recuperada y su calidad en función de los métodos de regadío y de cultivo.
  • Desarrollo de infraestructuras para la utilización de aguas residuales recuperadas por la Empresa Nacional de Aguas.
  • Desarrollo de infraestructuras para la utilización de aguas residuales regeneradas por asociaciones privadas de agricultores y consejos regionales de municipios. Mediante subvenciones del 60% y el 70% de las inversiones, con un coste de 800 millones de $, se logró un incremento anual de 170 millones de m3en el uso de agua recuperada. La mayoría de las subvenciones se destinan a la construcción de embalses para almacenar las aguas recuperadas, cuya producción es constante durante el año, dando lugar a la necesidad de almacenarla para el uso en verano. Los embalses construidos en los últimos años ascienden a más de 400.

El resultado es la reutilización de más del 87% de las aguas residuales regeneradas, que representan más del 40% del agua de regadío

El resultado es la reutilización de más del 87% de las aguas residuales regeneradas, que representan más del 40% del agua de regadío. Con el fin de utilizar la cantidad creciente de efluentes del alcantarillado, el sector de gestión del agua israelí invierte actualmente en sistemas regionales de reutilización de aguas para trasvasar los excedentes desde los puntos de generación a los puntos de demanda. Los daños ambientales generados por las formas alternativas de gestión de aguas residuales se evitan con el uso de las aguas residuales regeneradas para regadío.

La utilización de aguas residuales regeneradas es solo una parte de la actividad de rehabilitación emprendida por el sector del agua israelí. Cinco desaladoras suministran la mayor parte del agua potable consumida en Israel. Estas medidas incidieron en las tarifas de suministro de agua y se consideró económicamente viable el tratamiento de aguas de alcantarillado incluso para uso industrial y para riego de jardines y parques. Junto a ellas se incidió en el desarrollo de nuevas y mejores tecnologías para hacer frente a los aspectos de calidad y coste.