Aqualia
Connecting Waterpeople

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Minsait
· 73

Es indudable que la gestión del agua en Europa ha avanzado de forma sobresaliente en los últimos treinta años. El prolífico marco regulatorio ha obligado a los países miembros a adaptar sus normativas y a aplicarlas, aunque con desigual éxito en las diferentes geografías.

Durante la década de los noventa, la Comisión Europea abordó el tratamiento de agua tanto potable, con la publicación de la Directiva sobre la calidad de las aguas destinadas a consumo humano, como residual, con la publicación de las Directivas sobre tratamiento de aguas residuales urbanas y sobre contaminación de agua por nitratos. En 2000 llegó la madre de todas las normas: la Directiva Marco del Agua. Una guía que unificaba todas las acciones enfocadas a la gestión del agua en Europa incluyendo la, hasta el momento obviada, variable ambiental. En años posteriores han visto la luz diferentes normativas que afectan a ámbitos tan relevantes como las inundaciones o las aguas subterráneas.

El camino para el desarrollo de este marco regulatorio no ha sido fácil. Europa cuenta con una variabilidad climática en la que los países del sur deben hacer frente a un escenario continuado de escasez, mientras los del norte cuentan con mayor disponibilidad del recurso pero están afectados en mayor medida por episodios de inundaciones. Pese a ello, las coberturas de los servicios de agua potable y saneamiento son muy elevadas. La gobernabilidad del agua en Europa es todo un ejemplo a exportar en el mundo.

Para el futuro, el desarrollo económico y la afección cada vez más presente de los efectos del cambio climático hacen que las presiones cuantitativas y cualitativas sobre el recurso aumenten. Ante este escenario, la apuesta por la eficiencia en el marco de la economía circular basada en la digitalización se erige como la única solución.

En unos días comienza una nueva década. Un nuevo tiempo que debe estar orientado al mantenimiento de la calidad de los citados servicios de agua y a la recuperación del nivel de inversión que permita al sector responder a los retos climáticos. La resolución de estos retos pasa inevitablemente por el encuentro entre los sectores público y privado. En este marco, desde iAgua anunciamos con ilusión la celebración del Congreso Español de Tratamiento del Agua. Un evento en el que los más altos responsables de las Administraciones Públicas expondrán los planes de infraestructuras hídricas y su financiación. Nos vemos el 22 y 23 de marzo en CETA2020.

Comentarios