Aqualia
Connecting Waterpeople

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Indra
Bentley Systems
· 133
2

El sector ambiental se ha caracterizado por la publicación de informes con catastróficas conclusiones. Desde la Cumbre del Clima de Río de Janeiro celebrada en 1992, los diferentes organismos internacionales con competencias en medio ambiente vienen anunciando el agotamiento de los recursos si la población mundial continúa creciendo y el modelo de economía lineal de extraer, fabricar, utilizar y tirar persiste.

Al igual que el año 2000 para la informática, el 2050 era la lejana fecha marcada para el crack del medio ambiente. Los expertos pronosticaban que, a su vencimiento, la disponibilidad de recursos, tan vitales como el agua y tan relevantes para la economía como los combustibles fósiles, sería muy limitada. Esa fecha se acerca a una velocidad de vértigo y el futuro no es halagüeño a la vista del modelo de desarrollo que persiste.

Daniel Calleja, director general de medio ambiente de la Comisión Europea y protagonista de este número de iAgua Magazine, da la clave: “la economía circular no es una moda, sino una auténtica necesidad”. Es necesario incentivar la racionalidad en el uso de los recursos y su mantenimiento en la economía el mayor tiempo posible, aumentando así la eficiencia.

El sector del agua puede considerarse el paradigma de esta nueva economía. El ciclo natural le ha hecho ser consciente de que los residuos generados en un proceso pueden ser utilizados de forma posterior como recursos. En este sentido, la reutilización del agua es el mejor y el más extendido ejemplo. El desarrollo tecnológico y la eliminación progresiva de barreras económicas y sociales han incrementado las buenas prácticas en la aplicación de agua regenerada.

El avance en la depuración y regeneración han permitido que podamos disponer de agua segura en cantidad y calidad a un precio razonable. Sin embargo, los retos no son menores. En España, donde no faltan excelentes referencias, no se reutiliza, siendo generosos, más del 10% del agua que se depura. El camino hacia una economía circular debe tener sentido único en un país caracterizado por unas condiciones hídricas nada favorables, la presión de sectores tan claves como el turismo y la agricultura y los cada vez más notables efectos del cambio climático.

El cambio de paradigma del modelo de desarrollo necesita del empuje de la clase política que está realizando a diferentes niveles. La Unión Europea ha puesto en marcha un Plan de Acción para una economía circular con importantes medidas. En el ámbito nacional, el anterior Gobierno de España impulsó la Estrategia Española de Economía Circular con especial relevancia para el agua y su reutilización que, esperemos, el recién estrenado Gobierno continúe.

El sector privado también juega un papel decisivo en este escenario. Félix Parra, director general de Aqualia y portada de este número de iAgua Magazine, defiende la innovación como apuesta de liderazgo. Y es que la innovación es, sin duda, la herramienta indispensable para continuar trabajando en cerrar el círculo.

Comentarios