Innovyze, an Autodesk company
Connecting Waterpeople
Danfoss
Smagua
Regaber
VisualNAcert
J. Huesa Water Technology
Kamstrup
Elmasa Tecnología del Agua
Cibernos
Sacyr Agua
Ingeteam
TecnoConverting
ESAMUR
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Cajamar Innova
FLOVAC
Saint Gobain PAM
ACCIONA
Barmatec
CAF
Rädlinger primus line GmbH
Prefabricados Delta
Ulbios
Elliot Cloud
LACROIX
UNOPS
Asociación de Ciencias Ambientales
TFS Grupo Amper
Molecor
TEDAGUA
BELGICAST by TALIS
IIAMA
Consorcio de Aguas de Asturias
Confederación Hidrográfica del Segura
Aqualia
Baseform
biv Innova
Hidroconta
Insituform
Fundación Botín
FENACORE
Filtralite
Redexia network
Agencia Vasca del Agua
Catalan Water Partnership
Aganova
s::can Iberia Sistemas de Medición
Gestagua
Minsait
AECID
ISMedioambiente
CALAF GRUP
Isle Utilities
Innovyze, an Autodesk company
Idrica
EMALSA
NOVAGRIC
Terranova
Global Omnium
UPM Water
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Vector Motor Control
Red Control
Almar Water Solutions
HANNA instruments
ADECAGUA
Control Techniques
Schneider Electric
DATAKORUM
Bentley Systems
SCRATS
IAPsolutions
Lama Sistemas de Filtrado
Saleplas
AGENDA 21500
GS Inima Environment
EPG Salinas
DAM-Aguas
Likitech
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Grupo Mejoras
Fundación Biodiversidad
AMPHOS 21
STF
Fundación CONAMA
Blue Gold
BACCARA
AZUD
ICEX España Exportación e Inversiones
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Xylem Water Solutions España
Hach
Fundación We Are Water
ABB
ITC Dosing Pumps
Aigües Segarra Garrigues
Kurita - Fracta
1 de Febrero en Isle Utilities Webinar Series

Redes inteligentes sí, pero no a cualquier precio

  • Redes inteligentes sí, pero no cualquier precio

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

Sobre el blog

David Purón
Fundador y CEO de Barbara IoT.
Molecor

Estamos viviendo sin duda un momento trascendental para el mundo de la gestión del agua. El cambio climático o las ciudades cada vez más pobladas urgen a las empresas de suministro a transformar sus modelos operativos e introducir tecnologías digitales en sus procesos. Los CIOs, cada vez con más poder en la cadena de mando, ven crecer año a año su presupuesto para rellenar este gap tecnológico. Tanto es así que, según muchos analistas, a finales de 2025 la inversión en tecnología habrá superado ya a la inversión en activos físicos y personal humano, para cualquier utility.

La introducción de tecnologías digitales en el sector del agua no es algo nuevo. Comienza hace más de cuatro décadas con los Sistemas de Información. A partir de 1980 se comienzan a sustituir archivos y papeles por softwares GMAO para la gestión de mantenimiento, CRMs para la relación comercial con clientes, ERPs para la administración de compras y ventas, y otros sistemas similares nombrados en un mar de siglas. En 2005 la revolución continúa con la aparición del Cloud. Todos estos sistemas y datos se van trasladando a la nube para optimizar costes y facilitar su acceso y uso. Entonces ¿qué es lo realmente novedoso hoy en día? Lo que hace que la importancia de esta tendencia vaya a multiplicarse exponencialmente a partir de ahora es que antes, la digitalización se había centrado en los sistemas de información (IT), y ahora comienza a implantarse en las redes de operaciones (OT). En el core del negocio de las utilities.

A pesar de la incredulidad de algunos, sistemas de supervisión y automatización tradicionales, se reemplazarán poco a poco por plataformas IoT, sistemas de computación Edge o programas de inteligencia artificial, que monitorizan y operan las redes de abastecimiento de manera mucho más eficiente. Se trata de crear “redes inteligentes” de agua, que empoderan a los trabajadores, no solo con más información en tiempo real, sino con la capacidad de predecir lo que va a suceder y se anticipan a la solución. Obviamente, las empresas que no adopten estas tecnologías quedarán fuera del mercado, igual que aquellas que se resistieron en su momento a adoptar otros avances en el pasado.

El 67% de las empresas que gestionan infraestructuras críticas sufrieron al menos un incidente de ciberseguridad durante 2021

A estas alturas, el lector debería estar ya convencido de que la inversión en I+D para crear redes de agua inteligentes no es negociable. Pero como si de un capítulo de Black Mirror se tratase, existen escenarios en los que la introducción de tecnología puede tener consecuencias devastadoras si no se realiza de la manera correcta. Las redes inteligentes se sustentan sobre los llamados sistemas ciber-físicos, equipos como bombas, válvulas o elevadores, que se controlan de manera automatizada desde una Intranet. Estos activos, antes aislados pero ahora cada vez más accesibles remotamente, han pasado a ser un objetivo claro para el cibercrimen “industrial”, que mueve más de 450 billones de dólares a través de rescates de activos, amenazas sobre vulnerabilidades, o tráfico de información robada entre otros.

El 67% de las empresas que gestionan infraestructuras críticas sufrieron al menos un incidente de ciberseguridad durante 2021. La mayoría de las utilities que han hecho públicos estos ataques, utilizan tecnologías de red inteligentes y arquitecturas integradas de IT con OT, estando por tanto más expuestas Internet o Intranets. Esto hace que los CIOs se encuentren muchas veces tentados a frenar la digitalización de las redes de distribución en favor de la protección de la seguridad y continuidad de las mismas.

La clave, a mi entender, no es ralentizar el progreso ni “poner puertas al campo”, sino simplemente hacer que la ciberseguridad esté en el centro de cualquier proyecto desde su concepción. Nombrar un responsable de ciberseguridad desde las pruebas de concepto, formar desarrolladores, o elegir tecnologías que reduzcan la exposición a Internet/Intranets, son algunas recomendaciones para avanzar rápido y seguro. Porque redes inteligentes sí, pero no a cualquier precio.

Redacción iAgua