El agua como elemento decorativo

49
0
  • agua como elemento decorativo

Las personas viven rodeadas de agua aunque no se den cuenta: viven en casas con vistas al mar, un embalse o a una fuente, y la verdad es que en estas zonas se vive más relajado y más en paz. El feng-shui nos enseña que el agua en nuestra vida nos suministra ese aplaudido equilibrio, ya que el agua es el elemento que canaliza y activa la energía. Por este motivo muchos decoradores profesionales usan esta técnica milenaria y decoran las casas con fuentes, estanques y corrientes de agua en el interior de estas.

Si tu casa dispone de un patio o de un jardín interior, lo tienes fácil para contar con un pequeño depósito o fuente de agua corriente pero, ¿qué ocurre en el interior? En estos casos se pueden poner puntos de agua aquí y allá, como vasijas con flores naturales que requieran agua, alguna fuente o bol amplio con agua en el que colocar velas flotantes, una pecera (si te gustan los animales) todas estas opciones te servirán tanto para hidratarte como para relajarte.

Cómo poner agua en tu vivienda para sentir sus bienes y energía

Lo más aconsejable es crear un ambiente relajante que sea lo más perfecto posible para meditar y desconectar del mundo dentro de tu propia casa.

Por ejemplo, en la cultura oriental, el agua se representa muy habitualmente con espejos y cristales. Si estos reflejan una el agua, el efecto de esta se multiplicará. Trata de poner una fuente con agua justo delante de un espejo para que puedas verla desde varios puntos dentro de tu casa.

Un cuadro en el que el agua sea la gran protagonista cumplirá también una muy buena función. Un paisaje con un estanque, con un mar, con un río… un cuadro así aportará calma y pureza en la estancia. Por el contrario no se recomiendan cuadros con escenas de batallas de navales o con formas acuáticas agresivas como un tsunami, una tormenta, un río desbordado.

Comentarios