La imagen del año

1
734
  • Suelta en el Pantano de Susqueda (fuente: twitter de la Agencia Catalana del Agua @aigua_cat)
    Suelta en el Pantano de Susqueda (fuente: twitter de la Agencia Catalana del Agua @aigua_cat)

Sobre el blog

Eduardo Echeverria
Consultor especializado en ingeniería hidraúlica. Secretario Técnico del Comité Español de Grandes Presas (SPANCOLD) y Vicesecretario de la Asociación de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

Blog asociado a:

Cuando se acerca el final de un año muchos medios de comunicación eligen los hechos, instantáneas, personajes, etc. que han marcado la actualidad de los últimos trescientos sesenta y cinco días. Desde la revista TIME con su “Person of the year” que viene sido elegido desde 1927, hasta iAgua que se acaba de estrenar en estas lides con su Ranking y los premios iAgua 2014. Llegados a este punto conviene distinguir que la revista TIME elige al personaje que más ha influido “para bien o para mal”, mientras que iAgua se centra únicamente en los referentes positivos del sector.

Siguiendo la línea de iAgua, un servidor se ha propuesto buscar una imagen que pudiera ser considerada la “imagen del año”, desde el punto de vista positivo del sector del agua. Son muchas las imágenes que nos ha dado 2014, pero la siguiente imagen tiene tantos matices que  ha merecido alzarse con tal honor.

¿Qué muestra esta imagen?

La imagen propiamente dicha muestra la presa de Susqueda, en el río Ter, vertiendo por el aliviadero durante el episodio de lluviar y avenidas registrado en la cuenca del Ter a finales de noviembre y principios de diciembre de 2014. Fue difundida por la Agencia Catalana del Agua a través de su cuenta de twitter @aigua_cat el 1 de diciembre de 2014.

¿Por qué la imagen del año?

Aparte de la belleza y majestuosidad de la instantánea, esta imagen, como los buenos cuadros, contiene mensajes que merecen ser descifrados. Sin extenderme en temas técnicos, me gustaría fijar en el lector algunos de ellos:

Si el agua es vida, en España la vida la dan los embalses

  • En primer lugar, la obra hidráulica en sí. Nos encontramos ante una presa de 135 metros de altura de tipo bóveda, que funciona como tal transmitiendo los esfuercos derivados del empuje hidrostático a los estribos usando para ello el mínimo espesor de hormigón posible. Es una tipología de estructura tremendamente compleja donde España ha aportado ingenieros proyectistas de primer nivel. En definitiva, es Marca España Agua.
  • Otro dato interesante es la edad de la presa de Susqueda. Finalizada en el año 1968, este año ha cumplido cuarenta y seis años en explotación, que es justo la edad promedio de las presas españolas. Estamos, por tanto, ante una presa icónica del parque presístico español.
  • También es digna de comentario la situación del río en el momento que muestra la imagen. Previamente la presa ha laminado parte de la la avenida con el volumen de embalse disponible al inicio del episodio. Una vez llenado el embalse ha entrado en servicio el aliviadero, ofreciendo la espectacular instantánea. Como resultado de dicha laminación se tiene la disminución de los daños aguas abajo frente a la situación que se hubiera producido de no existir el embalse, así como el almacenamiento de reservas que queda para cuando llegue el estiaje. Esta situación se ha producido de manera controlada gracias al equipo de explotación de la presa, que en función de la información disponible en cada momento y del estado de los diferentes embalses de la cuenca ha tenido que tomar decisiones en tiempo real. Aunque el gran público muchas veces no lo perciba, detrás de la gestión de una avenida está el equipo técnico de los diferentes organismos de cuenca.

En definitiva, la imagen representa la realidad de la situación hídrica de la península ibérica. La marcada irregularidad espacial y temporal de las precipitaciones, provoca que en régimen natural (sin embalses) únicamente se pueda aprovechar el 8% de las aguas superficiales. Gracias a los embalses se ha conseguido superar el 40% del aprovechamiento, cifra que nos ha permitido tener el mismo porcentaje de recurso disponible que la media europea. Podría decirse sin temor a exagerar que si el agua es vida, en España la vida la dan los embalses. Y es esta circunstancia la que los convierte en infraestructuras vitales que necesitan ser cuidadas y queridas por todos.

Habrá muchas otras imágenes que merezcan el honor de ser consideradas “la imagen del año”, pero pocas de ellas contendrán tanta vida como la que aquí se muestra.

Comentarios

La redacción recomienda