Aqualia
Connecting Waterpeople
STF
Global Omnium
Saint Gobain PAM
ISMedioambiente
NOVAGRIC
NaanDanJain Ibérica
TEDAGUA
DAM-Aguas
Sacyr Agua
BELGICAST by TALIS
Cajamar Innova
biv Innova
Likitech
Hach
LACROIX
Danfoss
AZUD
Prefabricados Delta
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
UPM Water
IAPsolutions
IIAMA
EPG Salinas
ESAMUR
Aqualia
Hidroconta
Lama Sistemas de Filtrado
Kamstrup
SCRATS
FENACORE
s::can Iberia Sistemas de Medición
Cibernos
ABB
EMALSA
DuPont Water Solutions
Xylem Water Solutions España
Bentley Systems
Elmasa Tecnología del Agua
Redexia network
Innovyze, an Autodesk company
ACCIONA
Fundación Botín
AGENDA 21500
TFS Grupo Amper
Elliot Cloud
Fundación We Are Water
BACCARA
TecnoConverting
Rädlinger primus line GmbH
FLOVAC
Asociación de Ciencias Ambientales
Idrica
Gestagua
Terranova
ITC Dosing Pumps
Filtralite
Barmatec
Fundación Biodiversidad
Control Techniques
HANNA instruments
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Insituform
VisualNAcert
Ulbios
Molecor
AMPHOS 21
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Ingeteam
Smagua
Blue Gold
Catalan Water Partnership
CAF
Aganova
Minsait
Isle Utilities
ICEX España Exportación e Inversiones
Consorcio de Aguas de Asturias
Grundfos
Grupo Mejoras
J. Huesa Water Technology
Vector Motor Control
Regaber
CALAF GRUP
Aigües Segarra Garrigues
GS Inima Environment
Confederación Hidrográfica del Segura
Schneider Electric
UNOPS
Fundación CONAMA
Baseform
Kurita - Fracta
ADECAGUA
Red Control
Saleplas
Almar Water Solutions
Agencia Vasca del Agua
AECID
1 de Febrero en Isle Utilities Webinar Series

Economía circular y planificación hidrológica

  • Economía circular y planificación hidrológica
    Embalse de Valdemudarra. (Imagen: CC/Wikipedia)
  • Artículo coescrito con Carlos Vázquez Cobos, del Grupo de Sostenibilidad de Gómez & Acebo y Pombo.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

Sobre el blog

Eduardo Orteu Berrocal
Miembro del Comité de Asesoramiento de Firmas legales de la International Desalination Association (IDA). Gómez-Acebo & Pombo Abogados.
ABB

Cuando se habla de economía circular en el sector del agua se tiende a simplificar e identificar la reutilización de las aguas residuales urbanas como la única vía para trasladar los postulados de la circularidad a este sector. Sin embargo, su enfoque es más amplio y comprende, según la Estrategia española de economía circular “España circular 2030”, otros aspectos como la eficiencia en el empleo del recurso, la prevención de la contaminación o la recuperación de materiales en los distintos procesos que integran el ciclo del agua.

Haciendo una extrapolación del principio de jerarquía de residuos establecido en la Directiva Marco de Residuos de la UE al sector del agua, la promoción de la economía circular en el ciclo del agua pasaría en primer lugar por la prevención (mediante la reducción de la contaminación de las masas de agua y sus ecosistemas asociados, el ahorro y uso eficiente del agua), la reutilización de las aguas regeneradas y la valorización energética y material de residuos, en particular mediante la recuperación de materiales en forma de nutrientes como nitrógeno, fósforo y magnesio en los procesos de deshidratación de los fangos digeridos procedentes de las estaciones depuradoras de aguas residuales para su posible posterior utilización como fertilizante.

La consecución de los objetivos de la promoción de la economía circular en el ciclo del agua depende, en buena medida, del desarrollo de actuaciones previas en materia de prevención de la contaminación y, en particular, de saneamiento y depuración. Sin estas medidas no se puede desarrollar la reutilización de las aguas residuales ni la recuperación de materiales asociados a estos procesos. Así mismo, la reutilización de las aguas residuales, no solo contribuye a impulsar la circularidad en el ciclo del agua sino también a reforzar la seguridad hídrica en el conjunto de los sistemas de suministros, por lo que resulta imprescindible que estas actuaciones sean consistentes con los objetivos de la planificación hidrológica y no comprometan la atención de otras demandas previstas en dicha planificación.

La reutilización de las aguas residuales contribuye a reforzar la seguridad hídrica en el conjunto de los sistemas de suministro

Por todo lo anterior, si importante es comprender el alcance más amplio que tiene la promoción de la economía circular en el sector del agua, más lo es aún asegurar que los objetivos  de circularidad en el ciclo del agua estén plenamente alineados con los objetivos de la planificación hidrológica, tal cual se definen en el artículo 40 del Texto refundido de la Ley de Aguas, a saber: conseguir el buen estado y la adecuada protección del dominio público hidráulico y de las aguas objeto de esta ley, la satisfacción de las demandas de agua, el equilibrio y armonización del desarrollo regional y sectorial, incrementando las disponibilidades del recurso, protegiendo su calidad, economizando su empleo y racionalizando sus usos en armonía con el medio ambiente y los demás recursos naturales

Para la consecución de estos objetivos, las actuaciones que se pongan en marcha por las diferentes Administraciones Públicas, y muy en particular por las Administraciones autonómicas y locales en relación con el ciclo urbano del agua, deben ser coherentes y estar coordinadas y alineadas con los Programas de Medidas (PdM) de los planes hidrológicos pues es a través de estos programas como se ha de asegurar la financiación suficiente para su ejecución, la identificación de las autoridades responsables de su puesta en práctica y la debida coordinación con los objetivos de la planificación hidrológica. En consecuencia, estas actuaciones deben integrarse en los referidos PdM y deben hacerlo siguiendo la estructura del PdM de cada plan hidrológico, así como teniendo en cuenta los criterios de priorización de medidas definidos en el Plan Nacional de depuración, saneamiento, eficiencia, ahorro y reutilización de julio de 2021 (Plan DSEAR).

Asegurar una integración coordinada de la circularidad en la gestión de los recursos hídricos con la planificación es fundamental para que el impulso a la economía circular también contribuya a la consecución de los objetivos más amplios de la planificación hidrológica.