¿Qué es y para qué sirve el Derecho Humano al Agua y al Saneamiento?

718
2

Sobre el blog

Eduardo Perero
Eduardo Perero Van Hove, es Vicepresidente de la Asociación de Ciencias Ambientales y pertenece al Área Técnica de la Fundación Conama.
718
  • ¿Qué es y para qué sirve el Derecho Humano al Agua y al Saneamiento?

Artículo participante en el I Concurso del Blogs del Día Mundial del Agua

1. Los logros de la cooperación en materia de agua y saneamiento

El Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua pone de relevancia, dentro del Decenio Internacional para la Acción “El agua fuente de vida” 2005-2015, la labor desarrollada por centenares de organizaciones, administraciones, entidades públicas y privadas, organismos internacionales, etc., que han puesto su grano de arena para que el acceso al agua y al saneamiento sea cada vez más accesible a todos.

La buena noticia se conoció en marzo de 2012 cuando el informe Progress on Drinking Water and Sanitation 2012 (UNICEF y OMS) señaló que en 2010 el 89% de la población mundial ya accedía a fuentes mejoradas de agua potable, superando en 1% la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) situada en 88%, estimándose que en 2015, al final del periodo de los ODM, la cifra podría subir al 92% de la población mundial. No obstante, son 783 millones de personas las que aún no tienen agua potable por lo que la labor es todavía ardua y cada vez más difícil.

Entre los logros alcanzados, hay uno que considero fundamental poner de relevancia, en un año como este, para que sea más conocido y utilizado como instrumento que potencie la cooperación en materia de agua

Por el contrario, el objetivo de saneamiento parece imposible que se alcance en 2015. Según el mismo informe, en 2010 el 63% de los habitantes del Planeta tenían acceso a un saneamiento mejorado (2,5 millones de personas), estimándose un 67% en 2015, lejos del 75% propuesto en los ODM, cuestión vital para la reducción de enfermedades, mejora de la soberanía alimentaria, la igualdad de género, etc.

No obstante, entre los logros alcanzados, hay uno que considero fundamental poner de relevancia, en un año como este, para que sea más conocido y utilizado como instrumento que potencie la cooperación en materia de agua.

2. Derecho Humano al Agua ¿Cuál es la utilidad de la declaración de un derecho humano?

Este no es otro que la declaración del derecho humano al agua y al saneamiento, aprobado por la Resolución 64/292 de la Asamblea General de Naciones Unidas, que ha sido alcanzado después de un gran recorrido de decisiones, resoluciones, campañas, acuerdos, etc., luchado y batallado durante décadas por numerosas organizaciones de todo tipo y en todo el mundo, verdaderamente un movimiento social.

Con la aprobación de este Derecho se constituye una base normativa, que tiene carácter objetivo y no negociable, con una fuente de autoridad y legitimidad para hacer valer estos derechos, que salvaguarda las Naciones Unidas, para exigir a los Estados a que cumplan sus obligaciones. De esta forma se convierte más en un derecho legal que en una mercancía o servicio suministrado en términos caritativos o de necesidad.

Con la aprobación de este Derecho se constituye una base normativa, que tiene carácter objetivo y no negociable, con una fuente de autoridad y legitimidad

Si hasta el momento la cooperación al desarrollo en materia de agua ha permitido acercarse a los ODM, los derechos humanos permiten a las personas que sufren una vulneración de los mismos a reclamar derechos, no limitarse a demandar necesidades. Supone un importante fortalecimiento de su empoderamiento que les permite alcanzar en mejores condiciones sus derechos.

Esto otorga a la cooperación, un instrumento imprescindible para que los proyectos que se desarrollan se diseñen bajo el denominado enfoque de derechos humanos, que permita responder mejor a las necesidades de las personas que suelen verse excluidas.

Un marco de derechos humanos no resuelve la ausencia de reglamentación, ni la falta de financiación, ni la prestación del servicio en sí, pero aporta normas internacionales que puede:

  • Orientar las decisiones políticas y económicas sobre la asignación de los recursos hídricos
  • Dar voz a que las personas sean escuchadas, especialmente a los grupos vulnerables y/o marginados. No se permite la exclusión, ni discriminación.
  • Hace partícipes, sin exclusiones, a la población en la toma de decisiones, especialmente los grupos vulnerables.
  • Fortalecer la rendición de cuentas de los Estados sobre la prestación de estos servicios

Si no se logra que el agua y el saneamiento se considere realmente un derecho que reclame la sociedad que la sufre, no se lograrán cambios a largo plazo, se corre el riesgo de que su disponibilidad dependa únicamente de proyectos de cooperación no siempre estables.

3. Contenido del Derecho al Agua y su relación con otros derechos humanos

Otro de los aspectos que es interesante profundizar es sobre el contenido del derecho humano al agua, en el que existen diversos estudios como el realizado por el World Water Council, “The right to water. From concept to implementation”, que contó con la participación de Green Cross Internacional, que se puede sintetizar en los siguientes factores principales: disponibilidad, seguridad, calidad, accesibilidad, asequibilidad, uso no discriminatorio, equidad, participación y aceptabilidad.

La capacidad de análisis y acción integradora consigue resultados globales en distintos campos, uniendo redes, aprovechando sinergias e, incluso, estabilizando áreas que habían estado en conflicto

Cuando se profundiza en lo que cada uno de estos factores conlleva, se observa la dimensión que adquiere el derecho humano al agua y al saneamiento, y cómo su consecución beneficia a otros derechos humanos y sociales que están íntimamente ligados, como el de la alimentación, la igualdad de género, el derecho a la educación infantil, al desarrollo y a la vida digna, entre otros.

De hecho, este es un campo de investigación y acción de gran interés de desarrollo, que permite vislumbrar cómo el agua une distintos campos de los derechos humanos.

Una de las características más destacadas que he visto en las personas que trabajan en el derecho al agua, en su capacidad de análisis y acción integradora que consigue resultados globales en distintos campos, uniendo redes, aprovechando sinergias e, incluso, estabilizando áreas que habían estado en conflicto.

El poder pacificador que genera el trabajo en derecho al agua será cada vez más importante en un mundo cuyos riesgos de conflictos están acrecentándose, entre otros factores, por la limitación y deterioro de los recursos naturales, el crecimiento de la población y el cambio climático.

4. Deberes de los Estados y de las empresas prestadoras de servicios

Otro de los aspectos interesantes son los deberes establecidos por el Consejo de Derechos Humanos (Octubre 2010), tanto para los Estados, como también para las entidades prestadoras de servicios en materia de agua:

  • Elaborar instrumentos y mecanismos (legislación, estrategias, planes, instrumentos financieros, etc.) que permita dar acceso, de forma progresiva, a agua potable segura y servicios de saneamiento mejorados sin exclusiones.
  • Asegurar la participación de la población en los procesos de planificación.
  • Prestar atención a los grupos vulnerables, sin que se produzcan discriminaciones de ningún tipo y naturaleza.
  • Integrar el enfoque de derechos humanos en las evaluaciones de impacto en los procesos relacionados con la prestación de los servicios en materia de acceso de agua y saneamiento.
  • Velar por la transparencia de los procesos de planificación y ejecución, que implica una rendición de cuentas accesible a todos y establecer los mecanismos necesarios para denunciar y remediar situaciones de violación de derechos humanos.

Asimismo, los Estados deben generar los instrumentos reguladores necesarios para que los proveedores de servicios cumplan las obligaciones derivadas de este derecho. El Consejo de Derecho Humanos establece para dichos proveedores de servicios los siguientes deberes:

  • Cumplir con sus responsabilidades en materia de derechos humanos en todos sus procesos de trabajo.
  • Detectar posibles abusos contra los derechos humanos y encontrar soluciones para solucionarlos.
  • Contribuir a proveer un suministro constante de agua potable segura, aceptable, accesible y asequible además de servicios de saneamiento.
  • Integración del enfoque de derechos humanos en las evaluaciones de impacto pertinentes.
  • Poner a disposición de los usuarios mecanismos de reclamación accesible.
  • Rendición de cuentas.

5. La misión de la relatora especial para el derecho humano al agua potable y al saneamiento

Gracias a la labor iniciada desde 2008 de la Relatora Especial sobre el derecho humano al agua potable y saneamiento, se están desarrollando distintas misiones en países como recientemente en Tailandia, Kiribati o Tuvalu, ente otros, y que se están traduciendo, poco a poco, en una vigilancia que irá dando sus frutos.

De esta manera, se está combatiendo otro aspecto muy importante sobre el derecho humano al agua y al saneamiento, la estigmatización de la población al que se le vulnera este derecho, como bien explica la Relatora Especial Catarina de Albuquerque en el siguiente video.

6. #Post2015 

En 2015 acaba el plazo de los ODM y finalizará tanto el Decenio Internacional para la Acción “El agua fuente de vida” 2005-2015 como el Quinquenio sobre saneamiento sostenible, por lo que están habiendo distintos procesos de consultas para marcar los próximos pasos #Post2015, donde se está revisando toda la agenda internacional, y donde el derecho humano al agua y al saneamiento deberá seguir cobrando una especial importancia, con distintas iniciativas como la consulta temática del agua en “World we want 2015”.

Por último, me uno al mensaje que en 2010 expresó para el New York Times, Mikhail Gorbachev, Presidente de Green Cross Internacional y Premio Nobel de la Paz, organización para la cual he tenido la fortuna y el placer de pertenecer y colaborar:

“The actions and voices of millions of citizens have brought the global movement for the right to water this far. I hope that more people will join us to help bring us closer to the ultimate goal — a world where everyone’s right to safe water and sanitation is not just recognized but is also fulfilled”.
 

Comentarios