El agua en las elecciones generales

609
3
  • agua elecciones generales
  • ¿Sabes qué política del agua presentan los distintos partidos políticos para las próximas elecciones generales?

Sobre el blog

Eduardo Perero
Eduardo Perero Van Hove, es Vicepresidente de la Asociación de Ciencias Ambientales y pertenece al Área Técnica de la Fundación Conama.
609

Después de un repaso a los programas políticos la respuesta no queda muy definida.

Si los temas ambientales no suelen ser temas centrales en los debates políticos que se dan lugar ante una convocatoria de elecciones, el agua es uno de los elementos que menos tratamiento tienen en los distintos programas políticos presentados para los próximos comicios.

Ni siquiera la coincidencia en el tiempo de la importante COP21 de Paris, sobre un tema global como es el cambio climático, está permitiendo introducir en el debate político muchos elementos ambientales.

Un simple repaso por los programas políticos de las principales formaciones que se presentan a nivel nacional, muestran los escasos elementos que se mencionan sobre el agua y que pueden resumirse de forma sintética en el siguiente cuadro.

Temas mencionados en los programas políticos de las elecciones generales de 2015 en materia de agua


Derecho al Agua

La mayor novedad que presentan algunos de los programas políticos en esta convocatoria de elecciones, es la referencia al Derecho humano al Agua, (reconocida en 2010 por Naciones Unidas) y las políticas para garantizar su acceso. Sin duda, la preocupación generada por la pobreza energética y el trabajo realizado en este ámbito, ha ampliado al debate a otros suministros básicos y necesarios, aunque de distinta naturaleza, como es el agua. En este sentido, varias las formaciones políticas que proponen soluciones al respecto.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) quiere garantizar el acceso universal del agua, mediante un seguimiento de la calidad y cantidad de agua, y mediante el establecimiento de un suministro vital básico, una política de discriminación positiva en el caso de las personas en riesgo de exclusión social para asegurarles un nivel básico de consumo de agua potable para cubrir sus necesidades esenciales. Asimismo, plantea la incorporación, en un nuevo marco legal, la restricción de que el suministrador no podrá suspender el servicio de abastecimiento de agua a una familia por razones económicas, cuando los recursos familiares no permitan cubrir su pago, en tanto se tramitan las posibles ayudas sociales que pudiesen permitir atender la cobertura de necesidades básicas y haya resolución administrativa sobre las mismas.

Por su parte, Izquierda Unida – Unión Popular (IU-UP), también reclama el reconocimiento derecho universal al agua y el saneamiento, desarrollando el Pacto Social por el Agua Pública promovido por la sociedad civil. Asimismo, apuesta por una desprivatización y gestión pública del agua, con participación de la ciudadanía y de los ayuntamientos. También quiere garantizar la protección de los consumidores vulnerables, asegurando la accesibilidad y universalidad de los servicios esenciales impidiendo los cortes de suministro.

Finalmente, Podemos, es la otra formación que reconoce este mismo derecho, para lo cual propone impedir los cortes de suministros básicos de agua (además de otros suministros) a aquellas personas y unidades familiares que estén padeciendo una situación de vulnerabilidad, pagando de acuerdo a la capacidad adquisitiva de la unidad familiar. Determina que los costes asociados a garantizar este derecho y la deuda acumulada que no puedan ser cubiertos por las personas vulnerables serán asumidos por las empresas suministradoras y que se garantizará una dotación mínima que cubran necesidades básicas.

Planificación hidrológica y debate competencial

La planificación hidrológica es uno de los aspectos más mencionados por todos los programas políticos, pero también que se hacen de una forma más vaga o general.

Desde algunos partidos se vuelva a sacar a colación la reformulación de un plan hidrológico nacional, como es el caso de Ciudadanos, que lo considera como factor clave e integrador de la sociedad y economía española y que incorpore medidas de coordinación entre los diferentes planes hidrológicos de cuenca y, en su caso, la previsión y condiciones de transferencia entre ámbitos de distintos planes hidrológicos. También, UPyD promete un nuevo Plan Hidrológico Nacional que garantice la protección uniforme de las aguas y su mejor aprovechamiento, con decisiones racionales sobre trasvases, desaladoras y otras obras hidráulicas necesarias, preservando la cobertura de las necesidades a largo plazo. Ciudadanos y UPyD son los únicos partidos que mencionan los trasvases, en sus programas, como medida que debe ser analizada junto a otras, salvo en el caso de IU-UP que de forma clara señala acabar con los trasvases de agua entre diferentes cuencas de forma progresiva.

Asimismo, Ciudadanos y UPyD son las dos formaciones que abren el debate competencial en materia de agua, señalando por parte de Ciudadanos que la política de gestión del agua en España debe ser una competencia estratégica nacional y cuya delegación a otras administraciones debe hacerse cuando lo aconseje el interés general. No obstante, ninguna de las dos formaciones explica con detalle qué tipo de medidas podrían suponer las mismas y qué competencias deberían reformularse.

En relación a los planes hidrológicos de cuenca, sólo Podemos hace referencia expresa a su reformulación y es el único en hacer mención a los organismos de cuenca, para resaltar la necesidad, en su opinión, de democratizar los mismos, incorporando sectores que consideran excluidos de los órganos de gestión y decisión de dichos organismos, como son los colectivos de defensa del uso sostenible del agua y de la conservación de los ríos.

Asimismo, es la única formación que establece de forma expresa la necesidad de elaboración de una nueva Ley de Aguas, en sintonía con la Directiva Marco del Agua, que garantice como un derecho el acceso al agua de calidad y, asimismo, conserve los caudales ecológicos y el buen estado de los ríos, acuíferos y otras masas de agua. No obstante, no entra en los detalles sobre qué novedades presentaría dicha normativa sobre la actualmente existente.

PSOE, es la formación que propone hacer de la Planificación Hidrológica actual un instrumento eficaz, para que garantice sus objetivos, la disponibilidad de agua en cantidad y calidad suficiente, el uso eficiente del recurso atendiendo a las necesidades ambientales y las previsiones climáticas.

El Partido Popular (PP), es en este apartado donde más aportaciones concretas realiza, como la apertura de un proceso político de negociación y adopción de un Pacto Nacional del Agua, cuyo objetivo, según se expresa en el propio programa, será cumplir los compromisos asumidos con la UE, asegurar la atención de las demandas en las cuencas deficitarias del país y evitar la sobreexplotación de determinados recursos, así como dotar al sistema español de gestión del agua de la suficiente estabilidad y solvencia financiera. Asimismo, impulsará un Plan Estatal del Agua y un Sistema Integral de Gestión del Agua, que incluya las medidas necesarias para la coordinación y aplicación de los planes hidrológicos de cuenca. En este marco, pretenden apostar por una gestión integrada de los recursos hídricos, que incorpore los recursos no convencionales, como el agua desalada y fomentar la aplicación de nuevas tecnologías para reducir el consumo energético y, con ello, rebajar los costes para los usuarios. No obstante, no se incluyen más detalles que permitan conocer los contenidos de dichos instrumentos que se proponen.

Gestión del agua urbana, sistema concesional y tarifas de agua

Uno de los aspectos más mencionados, aunque de forma breve y sin detalle, es el análisis de los sistemas concesionales en la gestión del agua. Aquí el PSOE, señala la necesidad de auditar la gestión de las concesiones administrativas y el blindaje, mediante ley, de las salvaguardas que impidan la mercantilización de los derechos concesionales. UPyD señala el establecimiento de medidas que eviten que los ayuntamientos encuentren en la concesión de su gestión al sector privado una forma de financiación. Por su parte, Ciudadanos plantea una revisión competencial profunda del modelo regulatorio del sector, en especial en ámbitos urbanos.

En relación a las privatizaciones, PSOE plantea frenar las privatizaciones, prometiendo no privatizar ninguna empresa pública estatal u organismo público donde participe, mientras que IU-UP asegurará el carácter público de la propiedad y gestión del agua y Podemos estudiará la creación de una empresa suministradora pública de agua.

Respecto al sistema tarifario solo PSOE establece un nuevo marco de tasas y precios públicos justos y, UPyD, menciona en su Programa la penalización mediante un sistema tarifario o certificaciones de balances hídricos los consumos desproporcionados y no básicos de agua.

Depuración de aguas

Salvo PP y UPyD, el resto de partidos mencionan el saneamiento de las aguas residuales en sus programas electorales. PSOE plantea un Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización, que haga absolutamente transparentes todos los escenarios de gestión. Ciudadanos, si bien también plantea un Plan que tenga como objeto la revisión de plantas de depuración en funcionamiento, considera que deben hacerse en función de los límites tecnológicos y económicos.

Por otro lado, Podemos apuesta por un programa de inversiones públicas con el fin de dotar a todas las poblaciones de sistemas de tratamiento de aguas residuales, y de este modo pretende evitar las sanciones europeas derivado del incumplimiento de las obligaciones de la Directiva 91 / 271 de Aguas Residuales. Mientras la apuesta de IU-UP está en los tratamientos de bajo coste y filtros verdes.

Desalación y reutilización de aguas

El PSOE es el partido que de una manera más clara apuesta en su Programa por impulsar las tecnologías de desalación, priorizando el uso de energías renovables además de sistemas más eficientes en el consumo energético. Asimismo, añade la necesidad de establecer mecanismos para facilitar la utilización de agua desalada a precios asequibles.

Podemos, en su revisión de construcción de las grandes infraestructuras hidráulicas desarrollaría sistemas alternativos de abastecimiento para los momentos de escasez, entre los que se encuentra la optimización de los recursos no convencionales (reutilización de aguas residuales y desalación marina) que según su opinión constituyen piezas clave en esa transición hacia horizontes más sostenibles.

Ciudadanos, UPyD y PP mencionan la posibilidad considerar la desalación, este último en su anunciado Plan Estatal del Agua y un Sistema Integral de Gestión del Agua, donde indica: “En este marco, apostaremos por una gestión integrada de los recursos hídricos, que incorpore los recursos no convencionales, como el agua desalada”.

Inundaciones y adaptación al cambio climático

Son pocas las formaciones que hacen mención expresa a las inundaciones o a la necesidad de adoptar medidas de adaptación al cambio climático. El PP destaca la necesidad de culminar los Planes de Gestión del Riesgo de Inundación, mediante la mejora de los sistemas de información hidrológica, la previsión de avenidas, el desarrollo y conexión con el Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables y los estudios sobre cambio climático, así como el impulso a actuaciones de conservación y mejora ambiental de cauces.

Por su parte Podemos indica la necesidad de fomentar la prevención de inundaciones y garantizar una correcta gestión de los territorios fluviales y sus zonas inundables, de acuerdo con la directiva europea de gestión del riesgo de inundaciones, sin especificar los instrumentos para su desarrollo.

Finalmente, mencionar un aspecto cada vez más importante, como es la adaptación al cambio climático, que es mencionado muy brevemente por algunos programas políticos como los de PSOE, Ciudadanos y Podemos, si bien estos dos últimos en sentidos contrarios. Ciudadanos bajo un enfoque de regulación de los causales de los ríos mediante las correspondientes infraestructuras hidráulicas, que mitiguen los efectos de las crecidas en ciertas épocas, mientras que Podemos lo hace bajo un enfoque de fomento de las actuaciones para el aumento de la resiliencia tanto en las ciudades, como en los ecosistemas.

Humedales

Son uno de los aspectos olvidados en estas elecciones, donde sólo existen apuestas claras por el PSOE, indicando la realización de un Plan de restauración de ríos y humedales suministradores de servicios ambientales y autodepuración de las aguas y, Ciudadanos, a través un Plan integral de recuperación y conservación de los humedales.

Sequía

La sequía, como fenómeno complejo que afecta a la península ibérica con severidad, es otro de los grandes olvidados en su mención expresa, donde sólo PSOE lo menciona cuando hace referencia a la necesidad de prestar especial atención a los territorios afectados por la sequía y paliar los daños que se generen.

Regadío

El regadío sólo es mencionado por tres partidos políticos, PSOE, PP y Ciudadanos, si bien sólo los dos primeros recuerdan la necesidad de realizar un nuevo Plan Nacional de Regadíos, en el caso del PP incluso en base a una Estrategia Nacional previa, mientras que el programa del PSOE sí detalla alguno de sus contenidos como la necesidad de financiación actuaciones de mejora y consolidación de las zonas regables actuales, transferencia de tecnología al sector y que contribuya al fomento del empleo en el medio rural, creación de Bancos Públicos de Agua, con los ahorros generado para evitar cualquier uso especulativo del agua, mejora de eficiencia energética de los regadíos y el establecimiento de un “contrato de temporada flexible” de forma que los regantes puedan tener suscrito con las compañías eléctricas un contrato con la potencia necesaria para el mantenimiento de los equipos (8 meses) y otro de temporada de riego para los meses de máximo consumo.

Por su parte Ciudadanos, menciona la realización de inversiones para la modernización del regadío, teniendo como prioridad el ahorro energético y de agua, y la racionalización de la gestión de los acuíferos mediante una planificación adecuada de los cultivos y usos del agua.

Otras referencias

Si queremos complementar nuestras reflexiones, añadir tres propuestas (seguramente algún lector pueda añadir más) que se han hecho para las elecciones generales una conjunta de algunos de los principales grupos ecologistas (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF), otra de la Fundación Nueva Cultura del Agua y por último la elaborada por la Asociación Española de Abastecimiento de Agua y Saneamiento.

En resumen están son las propuestas expuestas, la mayor parte sin la concreción suficiente que permita observar las políticas reales que quieran llevarse a cabo, siendo conscientes de las limitaciones que poseen estos documentos. Quizá es verdad que los temas ambientales no preocupan lo suficiente a la ciudadanía, quizá simplemente no son atractivas para los medios de comunicación , quizá que el agua sólo preocupa en época de sequía y ahora “no toca” o quizá sea culpa del sector del agua que no sabe trasladar sus preocupaciones y la importancia real que tienen, ... desde luego el debate está servido y merece la pena reflexionar sobre ello para que dentro de cuatro años se hayan podido mostrar avances en el debate.

Comentarios