Lo nunca dicho

155
0
  • EDAR de la Urbanización Valdeluz
    EDAR de la Urbanización Valdeluz

Estimados profesionales del mundo del Agua:

Sé, perfectamente, que esta entrada de Blog no va a cosechar muchos..”Likes”.

Es más, si existiese una mano con el pulgar ejecutor hacia abajo, estoy seguro de que acabaría devorado por los leones, o eliminado por la mano de algún fundamentalista profesional. Pero hace ya muuuuucho tiempo que tenía ganas de evaluar el mundo del agua desde mi propia óptica.

Empecemos, pues, a recibir más palos que una estera. Para la gente joven, que no entienda esta expresión…”recibir la del pulpo”

Me voy a definir a mí mismo, para empezar a delimitar por dónde pueden atacarme.

En primer lugar, no soy ingeniero. Eso, ya de por sí, me inhabilitará a ojos de la inmensa mayoría de los profesionales de este ámbito, para ejercer cualquier tipo de comentario. Tampoco arquitecto, biólogo, político…vamos, que puestos a ser, ni existo.

Estudié, eso sí, algo de químicas. Nada relevante, apenas tres años de carrera. Antes de dedicarme de lleno, y sin querer, al mundo de la defensa de la Calidad de las Aguas. Al que llegué absolutamente de manera totalmente imprevista, y por oposición.

En este mundillo, cada día más abierto gracias al desarrollo de la técnica, a la concienciación mundial, y al desarrollo económico, éramos, cuando yo empecé, lo que se podría denominar “cuatro gatos”.

Estoy hablando casi del pleistoceno del agua, hace nada menos que 28 años.

Por aquél entonces participé en el primer censo real de vertidos, posicionados en planos del 1:50.000, y en su posterior informatización. Para los que no entiendan, o no recuerden este hito, les recuerdo que allá por 1988, los PCs, prácticamente, ni existían. En la Administración Central, para la cual trabajo desde el 87 (otro motivo para darme leña, ni siquiera fui capaz de meterme en la autonómica o local, mucho mejor pagadas), el primer ordenador X286 que vi, fue casi cuatro años después.

En la Confederación Hidrográfica del Tajo, para la que trabajo desde entonces, existían solo 24 Guardas Jurados Fluviales (que se desplazaban en motos de 125 c.c), para ejercer la vigilancia y control de  55.781 km2. El Área de Calidad de Aguas la llevaban apenas tres personas…y suma y sigue.

En cuanto al tema de las infraestructuras…¡qué decir!

No existían las autopistas radiales de Madrid. La mayoría de las “Nacionales” seguían atravesando un pueblo tras otro y, el resto, se podrían clasificar de 2ª división, 3ª división, y, algunas, no llegaban ni a la categoría de alevines.

Con esos mimbres, y con la reciente Ley de Aguas 29/1985, de 2 de agosto, en las manos, y el Reglamento apenas desarrollado, Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, se tenían que controlar y empezar a poner en orden nada menos que 1090 municipios.

Lo que estoy comentando, vale para cualquier Cuenca o Demarcación, no me voy a mirar solo al ombligo. Es solo una pincelada de lo que sucedía en todo el país.

El utilizarlo como ejemplo es simplemente porque es lo que yo conozco de primera mano.

¿Y en el mundo del agua qué pasaba?

Pues, como en todo, las Confederaciones existían desde hace tiempo, algunas desde 1926, y las Comisarías de Aguas, hasta hacía muy poco independientes (Real Decreto 1821/1985, de 1 de agosto), pasan a formar parte de las Confederaciones.

Cada una en su ámbito de actuación, hasta entonces, había realizado lo mejor posible la labor que tenían encomendada con los limitados medios de entonces.

En el tema que me a mí me compete, el de la Calidad del Agua, ya funcionaba una Red de Control denominada COCA que partía de 51 estaciones, y que después fue aumentando hasta integrarse en las extensas redes de control actuales.

Los análisis de aguas de aquel entonces tenían mucho de artesanal. Y, parafraseando la famosa frase de la película Blade Runner… “Yo he visto cosas que vosotros no creeríais…”, como pipetear a morro, o trabajar sin guantes en aguas residuales y laboratorio (entre otras).

En cuanto a las redes de control de caudal, existía una extensa Red de Aforos, basada en limnígrafos. Que  se controlaba mediante la recolección semanal de los papeles en que, estas casetas, recogían los caudales. Luego había que interpretar e integrar las gráficas.

Bueno, pues con este punto de partida, y con el de nuestra adhesión a la Unión Europea el 1 de enero de 1986 (entrada en vigor), con el consecuente despegue económico y de aportaciones al desarrollo procedentes de la misma, había que empezar a dar soluciones a todos los problemas pendientes de este mundillo.

Se debía dar respuesta a la falta de depuración de aguas residuales de casi todos los municipios de España, y se debían extender las redes de control que confirmasen y controlasen esta prevista mejoría.

Para que el lector se haga una idea de la magna obra a realizar, solo comentar que, Toledo capital, con una población en torno a los 60.000 habitantes en aquellas fechas, carecía de depuración. Talavera de la Reina, con 70.000, igual. Y así casi todo.

Exceptuando Madrid capital con siete depuradoras, y algunos pueblos de la cuenca, que tenían las “batidoras de alta potencia” como las he oído denominar alguna vez, totalmente abandonadas, tenían algún tratamiento de aguas.

De entonces a ahora, la evolución ha sido más que impresionante. No solo en el campo de la depuración, y en el control de caudales en tiempo real, sino en todo. Los móviles son solo un pequeño ejemplo que nos viene a todos a la mente.

¿Entonces? ¿De qué me quejo? ¿Qué es lo que considero que se ha hecho, y se hace mal?

¡Ahora vienen las tortas que voy a dar, antes de recibir las que me voy a llevar!

Pues de la egolatría, la falta de interés por el trabajo bien hecho, el enorme interés por el dinero (el propio), la falta de previsión, la ausencia de estudios de viabilidad, de  la megalomanía…y muchas cosas más con las que han actuado muchiiiiiiiiiiiisimos de los “profesionales “, por decir algo, que se han dedicado a proyectar y ejecutar muchas de las depuradoras, emisarios, elevaciones, y otras obras accesorias. La mayoría en connivencia, cuando no presionados, por el político de turno.

Por mi trabajo conozco cientos de EDARes, EBARes, colectores, ramales y todo lo que se os pueda pasar por la cabeza (¿os importa que os tutee?, al fin y al cabo me vais a matar en un rato, creo que hay confianza), que son una miserable chapuza.

Depuradoras que, antes de terminar de construir, ya están infradimensionadas para la población o el tipo de vertido a tratar. En el extremo contrario, megadepuradoras para una población que, o esperamos que se produzca un apagón como el de Nueva York, o que se abra un megacasino con la población hotelera asociada, o jamás llegarán a atender a esa población fantasmal prevista. Elevaciones en sitios innecesarios. Excesivos puntos de alivio sin control alguno. Redes de pluviales que no son solo de pluviales. Construcciones costosas y absolutamente inútiles. Descuido, por no llamarlo otra cosa, en el diseño de partes vitales de las EDARes. Ignorancia absoluta, intencionada, o por descuido, de los posteriores costes de mantenimiento. Obras chapuceras con graves desperfectos en poco tiempo por asentamiento de los terrenos….

Me podría explayar aquí contando caso por caso, pero no lo voy a hacer. Baste con unas leves pinceladas y ejemplos.

  • La nueva EDAR de Toledo, está diseñada para tres veces la población actual de Toledo. La mitad de las instalaciones, motores, etcétera, se estropearán antes de llegar a usarlos
  • El colector de entrada está situado a nada menos que nueve metros de profundidad. Eso se debe a haberse llevado la depuradora “a hacer puñetas del núcleo urbano” ya que necesita pendiente para la circulación del agua. El coste de la elevación para empezar el tratamiento será prohibitivo.
  • El aliviadero, sale a 14 metros de profundidad. Lo que imposibilita un control efectivo del efluente.
  • El edificio de control enorme, desmesurado, imposible de climatizar…eso sí, “muy mono” …  

Como este sucinto ejemplo, tengo cientos. Algunos muy llamativos.

Multitud de profesionales se dedican cada día a investigar nuevos medios de depuración, control, abaratamiento de costes, mejoras de tratamientos preexistentes. Continuamente se publican en iAgua nuevas entradas referentes a todos estos temas. Otros profesionales nos dedicamos a la verificación de su correcto funcionamiento, y otros, los descritos, lamentablemente a torpedear el medio ambiente con su incompetencia o su interesada actuación. Lamentablemente, más de los que imagináis.

Queda abierto el turno de palabra para mis lapidadores.

AVE CAESAR, MORITURI TE SALUTANT

La fotografía adjunta es de la EDAR de la Urbanización Valdeluz. No se usa, el agua se trata en los tanques del fondo.

Comentarios