Aqualia
Connecting Waterpeople
Idrica
FLOVAC
UPM Water
AMPHOS 21
Elliot Cloud
biv Innova
AGENDA 21500
ISMedioambiente
DATAKORUM
Sacyr Agua
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Baseform
Fundación CONAMA
Aganova
Catalan Water Partnership
Bentley Systems
Control Techniques
HANNA instruments
Global Omnium
TEDAGUA
Fundación Biodiversidad
Likitech
BACCARA
ESAMUR
CALAF GRUP
Filtralite
Fundación We Are Water
Saleplas
LACROIX
AECID
Hach
Terranova
Asociación de Ciencias Ambientales
Saint Gobain PAM
ACCIONA
Rädlinger primus line GmbH
Cibernos
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Ingeteam
Fundación Botín
Confederación Hidrográfica del Segura
NTT DATA
Molecor
J. Huesa Water Technology
Minsait
Kurita - Fracta
EMALSA
Xylem Water Solutions España
Regaber
EPG Salinas
VisualNAcert
Ulbios
s::can Iberia Sistemas de Medición
Kamstrup
Almar Water Solutions
Insituform
Consorcio de Aguas de Asturias
Barmatec
Blue Gold
ITC Dosing Pumps
Schneider Electric
Elmasa Tecnología del Agua
UNOPS
Lama Sistemas de Filtrado
Grupo Mejoras
IAPsolutions
CAF
ICEX España Exportación e Inversiones
DAM-Aguas
NOVAGRIC
Innovyze, an Autodesk company
Prefabricados Delta
Isle Utilities
IIAMA
Aigües Segarra Garrigues
Vector Motor Control
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
ADECAGUA
Smagua
BELGICAST by TALIS
Gestagua
Agencia Vasca del Agua
FENACORE
SCRATS
Danfoss
Redexia network
Cajamar Innova
TFS Grupo Amper
Hidroconta
GS Inima Environment
ABB
Aqualia
AZUD
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
TecnoConverting
STF
Red Control

Aguas residuales, una alternativa sostenible a los fertilizantes

Sobre el blog

Elena Rama Huecas
Licenciada en Ciencias Ambientales. Máster en Hidrología y Gestión de los Recursos Hídricos. Máster en Sistemas Integrados de Gestión
ABB

Los fertilizantes que se emplean de forma habitual en nuestros campos de cultivo contienen principalmente nitrógeno y fósforo, por ser estos elementos indispensables para el desarrollo de las plantas. Habitualmente, estos fertilizantes se obtienen mediante procesos industriales que convierten el fósforo y el nitrógeno en formas biodisponibles para la vida. Sin embargo, su obtención cada vez es más cara porque los procesos de fabricación son altamente energéticos y cada vez es menos viable la obtención del recurso debido a su agotamiento.

Una alternativa interesante al uso tradicional de fertilizantes consiste en la obtención de los nutrientes esenciales a partir de las aguas residuales

Los altos precios, así como la limitada disponibilidad de fósforo en nuestro planeta, convierten a los fertilizantes en productos inasequibles para determinadas regiones agrícolas, principalmente en los países en vías de desarrollo. Como la agricultura suele suponer una de las principales estrategias de desarrollo para un país, es lógico pensar que la inaccesibilidad de los fertilizantes puede ser un freno importante para su economía.

De este modo, se hace necesario encontrar una solución ante el problema que se nos plantea. Así, una alternativa especialmente interesante consiste en la obtención de los nutrientes esenciales a partir de las aguas residuales que generamos.

Las aguas residuales son ricas en amoniaco y fosfatos, formas de nitrógeno y fósforo biodisponibles que generalmente se vierten a los ríos. Así, se puede considerar que un alto porcentaje de los nutrientes esenciales fluyen hacia el mar y se pierden para la agricultura, causando además problemas de eutrofización en los ecosistemas acuáticos. Por ello, la posibilidad de recuperar el fósforo y el nitrógeno de las aguas residuales ha sido ampliamente estudiada en los últimos años.

Países como Estados Unidos, Canadá, Países Bajos o Alemania son pioneros en el desarrollo de tecnologías destinadas a obtener productos fertilizantes en las estaciones depuradoras de aguas residuales. En la mayor parte de los casos, la recuperación de nutrientes se engloba dentro de los procesos de tratamiento de los licores de deshidratación de los fangos biológicos que se generan durante la depuración.

Estados Unidos, Canadá, Países Bajos o Alemania son pioneros en el desarrollo de tecnologías destinadas a obtener productos fertilizantes en las depuradoras

Gracias a reactores, se consigue cristalizar fertilizantes que pueden aplicarse directamente sobre los cultivos. En general, los productos de recuperación de nitrógeno son sulfato de amonio y amoniaco, mientras que el fósforo se recupera en forma de fosfato de calcio. Sin embargo, el producto de recuperación más destacable es la estruvita, que contiene de forma conjunta nitrógeno y principalmente fósforo. Se trata de un fertilizante mineral de liberación lenta que también contiene magnesio. Se ha comprobado que la estruvita mejora el desarrollo de los cultivos y minimiza la contaminación de los acuíferos por las actividades agrícolas.

Existe, además, la posibilidad de emplear los nutrientes presentes en las aguas residuales de formas más tradicionales. De esta forma, se puede recurrir al riego de cultivos con aguas depuradas y posteriormente regeneradas, así como la aplicación de los fangos en forma de abono, donde hay que tener especial cuidado con los metales pesados. Además, existen sistemas de desviación de la orina para su aplicación directa sobre los cultivos, puesto que este producto de excreción humana contiene la mayor parte de los nutrientes que se pueden encontrar en las aguas residuales.

El aprovechamiento de las aguas residuales de forma tradicional es especialmente atractivo para las regiones con menor capacidad económica, mientras que las zonas más desarrolladas pueden invertir en tecnologías de recuperación para obtener fertilizantes más baratos y respetuosos con el medio ambiente.