Mérida se convierte en la capital latinoamericana del agua

252
0

Sobre el blog

Elena Reyna
Directora de Comunicación y Marketing de Acciona Agua.
252

Elena Reyna escribe este artículo desde la Convención Anual de ANEAS de México.

Llegar a Mérida desde España es un viaje largo, son casi 16 horas entre vuelos y esperas en Aeropuerto, pero cuando aterrizamos aquí nos saluda una clima agradable de 28º y un cielo claro que invita a quedarse más allá de la convención de ANEAS. Mérida es la  capital del estado de Yucatán, y ha sido declarada la Ciudad de la Paz y la ciudad más segura del  País y eso en los tiempos que corren es importante para todos los profesionales del agua que nos vamos a reunir aquí los próximos días.  

A partir de hoy y durante 4 días, Mérida será la capital latinoamericana del agua y donde se va a dar cita la mayor reunión de profesionales del sector,  y se van a tratar temas tan interesantes como “Calidad de las Aguas y las condiciones para el reuso”, “El valor del agua en el contexto  de la reforma energética” o “La financiación basada en resultados para la eficiencia del sector”, por citar algunos de los más destacados. Las empresas españolas están bien representadas:  AqualiaAbengoa,….  y por supuesto ACCIONA Agua, que participa por segunda vez en este encuentro con un stand donde mostrará los avances logrados en la EDAR de Atotonilco, la depuradora más grande del mundo que está construyendo aquí en el Estado de Hidalgo junto con sus socios Atlatec , ICA, Ideal para CONAGUA.

Esta convención va ya por su XXVIII edición y en esta ocasión el lema el eje principal será la  relación entre los sectores hídrico y energético, reforzado con el eslogan “Agua y energía para el bienestar de México”. 

De momento está todo el recinto aun en obras, pero lo que se puede ir vislumbrando entre escombros no tiene mala pinta. El martes a las 16,30h es la inauguración oficial por parte del Presidente Del Consejo Directivo de ANEAS, Ing. Emilio Rangel y del Gobernador de Yucatan Don Rolando Zapata. Ahí estaremos para contároslo. 

Comentarios