El agua siempre está presente en los libros

4
297
  • agua siempre está presente libros

Sobre el blog

Enrique Castellanos Rodrigo
Escritor de Novela y Relato Corto. Blogger Freelance.
297

Temas

El agua siempre está presente en los libros. Veamos algunos ejemplos y después plantearemos una pregunta para contestar:

Título del Libro: El Año del Destierro

Cita 1: “La niebla iba cubriendo lentamente la vía empañando los cristales, sumergiendo a los árboles partidos y astillados en su profundidad blanca, engullendo el verdor de las espinas del pino salvaje de la hendidura de la montaña. Se asomaban arroyos de aguas revueltas entre hojas y ramas, salpicando el suelo de barrizales que elevaban arbustos de un verde oscuro en sus bordes, sucediéndose el romero, el tomillo y el jazmín creando fragancias tan fuertes que el olor llegaba hasta Rodrigo sin poder distinguirlas unas de otras”.

Cita 2: “Una vez saciado por la abundancia de su apetitoso almuerzo, decidió asearse. Abrió sus maletas y colocó cuidadosamente su ropa en el armario de la habitación. Después se aseó de la cintura para arriba. Siempre lo hacía con agua fría. Así se había acostumbrado a hacerlo desde pequeño, por lo que no le hizo falta calentar el agua al fuego. Finalmente se vistió con uno de sus trajes más cuidados. Se miró al espejo y se sintió satisfecho consigo mismo”.

Cita 3: “La doctora cambió la postura en su asiento y miró al conductor con rostro grave para preguntarle:

-¿Quién le está ayudando?

Don Pablo suspiró hondamente contristado:

-Se ha traído a su hijo –dijo al fin.

-¿A su hijo? –rugió Rodrigo con impetuosidad- ¡Con este aguacero!

-Ya saben cómo es –intentó justificarlo don Pablo-. No acepta la ayuda de nadie. En el grupo de casas donde vive dispone de cinco o seis hombres pero, supongo, que no los habrá dicho nada o habrá rechazado el ofrecimiento de ayuda. A este hombre siempre le ha costado integrarse.

Rodrigo se estremeció nervioso en su asiento. Expresó su indignación abiertamente.

-¡Esto es increíble! ¿Cuántos años tiene su hijo?

-Creo que diez o poco más… -respondió don Pablo que se secaba, ya no el agua, sino el sudor de su frente con la manga de su abrigo.

-¡Esto es lo último que podía ver de este hombre! –exclamó de nuevo Rodrigo sin bajar ni un ápice su tono de voz.

A continuación, el joven maestro, sin pensárselo dos veces, abrió la puerta de la ambulancia con violencia y saltó al suelo embarrado, como un toro que escapa del cajón y salta al ruedo como un rayo. Al hacerlo, se resbaló y cayó de bruces en un charco. Se levantó de un salto y se alejó de la ambulancia”.

Cita 4: “Tamara sintió sus manos frías sumergidas en el agua cubierta de espuma. Abrió sus ojos negros y la silueta del sol la cegó por unos instantes inundando sus pensamientos de una lejanía tan atroz que el suspiro que lanzó después al aire pareció un quejido que estremeció a su madre.

-¿Estás bien, hija?

-Mamá, me equivoqué con Rodrigo.

Aquella afirmación asustó todavía más a la señora Alonso y quiso ayudar a su hija diciendo rápidamente:

-El amor nunca se equivoca, Tamara. Tampoco se escoge. Solo nace inesperadamente.

-No lo sé, madre. Lo que sí que he aprendido con toda seguridad es que, a veces, no es el motivo más fuerte.

-¡Oh no, no digas eso, Tamara! Nunca, y esto te lo puedo asegurar por mi propia vida; nunca ha existido ni existirá algo superior al amor”.

Título del Libro: Ensayos y Proverbios

“La vida es como el agua, se escapa entre los dedos”.

Título del Libro: Los Crímenes del Agua - Los Orígenes de Eureka

“Mientras Latimer seguía en China, uno de los supervisores hizo una maniobra de rutina que había hecho antes miles de veces. Comenzó un proceso de llenado de uno de los depósitos. Todos los parámetros indicaban luz verde hasta que, de improviso, se produjo un enorme deslizamiento de tierra que se proyectó a toda velocidad hacia dentro del depósito. Eso ocasionó que el agua desplazada hiciese una enorme ola de agua que saltó por encima del muro de la presa hasta una altura de más de cien metros. Aunque la estructura aguantó, tal y como Latimer había previsto, el agua que cayó por el valle arrasó por completo el pueblo. Fallecieron más de tres mil personas. También la esposa y los dos hijos de Latimer”.

Título del libro: Proyecto Habitat

Cita 1: “En el Ganges se derramaban a diario toneladas de contaminantes derivados del estilo de vida social y religioso anterior. Por causas religiosas, se echaban al río cremaciones humanas y esqueletos de animales además de aguas residuales sin tratar y desperdicios de fábricas cuando aun existía la industrialización masiva. Por otro lado El Ganges estaba en el antiguo país, La india, un país que era de los más necesitados del Proyecto Habitat. Sus características poblacionales así lo indicaban. Su antigua ciudad urbana que tenía el rol de ser la capital del país, Bombay, poseía más de 25 millones de habitantes para cuando se decidió implementar el Proyecto Habitat”.

Cita 2: “Uno de los objetivos más ambiciosos de la Agenda 31 del año 2.054 era el artículo 202 que hablaba sobre la unidad internacional. Dado que en el modelo de vida anterior la tierra estaba dividida en aproximadamente 220 países (aunque algunas cifras lo elevaban por encima de 230) y, estadísticamente, habían contabilizadas más de 6.000 lenguas englobando los idiomas oficiales y los dialectos locales, la unidad pasaba por dos aspectos fundamentales; la eliminación de las fronteras nacionales y establecer las Aldeas Habitat en los cursos de agua principales y secundarios al igual que en las desembocaduras de los ríos al mar, independientemente de donde estuviese territorialmente porque el concepto nación, país, región, comunidad autónoma, estado o designaciones similares, ya habían sido eliminadas existiendo una única denominación mundial llamada La Sociedad Habitat del planeta Tierra”.

Cita 3: “El agua, era depurada con medios naturales en los Centros de Potabilización a través de procesos como la decantación, filtración con arenas o la desinfección a través de cloro, pero asegurando el máximo de depuración necesario para el consumo humano que también imperaba en el orden mundial antiguo, con las bacterias Escherichia coli y Enterococcus eliminadas y limitando que por cada litro el agua tuviese menos de 50 miligramos de nitratos, menos de 2 miligramos de cobre y otras sustancias químicas perjudiciales. El hacinamiento, las guerras y la inanición habían desaparecido del planeta”.

Cita 4: “Aquella noche Lucas tuvo sueños turbulentos. El peor fue aquel en el que le invitaban a irse de la Aldea Habitat 1 ya que no habían superado el Periodo de Adaptación. Les enviaron al mar, sobre una barca de madera que tenía un agujero en el centro. El agua entraba a borbotones. Tanto él como su familia acabaron en el fondo del mar. Pero no se ahogaron. Eran capaces de respirar bajo el agua pero nunca pudieron salir de allí.

A media noche un grito agudo le despertó. Era Zoe, también soñaba. No obstante no se despertó. Continuó durmiendo y solo cuando su respiración recuperó su ritmo normal se levantó de la cama. Regresó a la terraza. El viento fresco de la noche le despejó. Volvió a intentar mirar a través de la oscuridad y esta vez si pudo ver entre ella. Vio a un niño de 6 años, sentado en las piernas de su madre, mientras esta le abrazaba y en una de sus manos portaba un libro de bordes dorados. Le leía en voz baja, muy suavemente, mientras el niño cerraba los ojos medio dormido”.

Cita 5: “Conseguir a través de ellas un doble beneficio y, por ello, despertar los sentidos hasta su eclosión, transportando al individuo a mantenerse dentro del “proceso de paz”. De estas, la más relevante por su proceso de regeneración continua, era la Fitoterapia, que una vez más ahondaba en el uso de las plantas medicinales aplicadas en forma de infusiones, decocciones, maceraciones, cataplasmas, inhalaciones o como aceites esenciales de cada principio activo, restableciendo, en último término, el desequilibrio corporal. Se unía a esta lista otras terapias novedosas, como la Cromo esencia que, jugando con los colores extraídos del mundo vegetal a través de aguas termales o sales minerales, se aplicaban en los puntos energéticos más importantes del cuerpo humano. La influencia de antiguas terapias orientales era innegable, pero la implementación del Proyecto Habitat había dotado a cada Terapia de una autonomía tal que su desarrollo no poseía límites y su crecimiento ya no dependía de la influencia focalizada en una determinada cultura o raza”.

Título del libro: Revolución

Cita 1: “Jake no se preocupó ni siquiera de sí pisaba dentro del arroyo o fuera. Solo andaba siguiendo el curso del agua buscando un remanso. Por fin llegaron a uno oculto debajo de un sauce torcido que tapaba el agua con sus largas y curvas ramas. Las puntas besaban la superficie del agua sumergiéndose levemente.

Jake arrastró en su desesperación a Pierre hasta la orilla y, poniéndose de rodillas, le rogó que hiciese lo mismo.

Los dos, agachados, miraron su imagen reflejada en la superficie del agua.

Eran prácticamente iguales.

Jake se echó hacia atrás y se dejó caer cuan largo era sobre la tierra mojada. El moho aplastado por su cuerpo se hundió en el terreno.

Pierre se quedó quieto como una estatua. Seguía mirando su rostro intentando asimilar lo que acababa de ver.

Al cabo de un rato se giró como pudo hacia Jake y le preguntó:

-¿Por qué?

Jake estaba con los ojos cerrados. Sentía en la piel de su rostro el suave correr del viento. Sus oídos solo captaban el susurro del aire al pasar. Era extraño. Pero era el mismo sonido que el viento de Rusia cuando estaba calmado”.

Cita 2: “Jake aprovechó las brasas todavía calientes de una fogata para asar un trozo de salchicha y la comió con un buen trago de agua fresca que recogió del río. Lo hizo todo muy rápido. No era prudente permanecer mucho tiempo en medio de un campo a los ojos de cualquiera que pasase. Regresó a la ribera del río dispuesto a seguir su camino hacia Orleans.

No volvió a encontrarse más con la milicia aunque sí que pudo intuir hacia donde se habían dirigido cuando llegó a una encrucijada de caminos. Las huellas de las ruedas de los carros y cañones eran perceptibles en las líneas largas de la arena. Un cartel clavado en un árbol marcando aquella dirección rezaba: Saint-Etienne.

Hacia Saint-Etienne es a donde se dirigía el grupo rebelde encabezado por Jamal. El grupo de campesinos de Marsella cantaba para animar la marcha, “marchemos, hijos de la patria…”

Cita 3: “Al cabo de cinco minutos apareció junto al guardia un hombre con el rostro arrugado y el pelo negro desaliñado. Era Defars. Observó a Pierre y a Antoine riéndose. Asomó por su bocaza el grupo de dientes picados que oscurecían todavía más la cavidad de su garganta.

-¿Acaso pensáis que Defars es tonto? ¿No creeréis que me voy a tragar el truco de ir a lavaros? Si tenéis calor bebed agua. Ahí tenéis una tinaja –dijo señalando una que reposaba en una de las esquinas-. Y si queréis cagar y mear, por mi como si os lo hacéis encima – y siguió riendo.

Antoine se escandalizó por el habla grosera de Defars. Antes de que Pierre pudiera decir algo dijo:

-Podemos ir por separado al río si tanto miedo tenéis de que nos escapemos.

Defars se quedó pensativo. Jamal le había hecho responsable directo del cuidado de Pierre y Antoine. No podía permitirse ningún error sabedor de que ello le podría costar la vida”.

 

Y después de estos ejemplos, aquí está la pregunta, ¿Cuántos libros dentro de la literatura de ficción citan la palabra agua entre sus páginas? El número se antoja alto por no decir que la inmensa mayoría la citan. Otra prueba más de la influencia del agua en todo lo que nos rodea.

Puedes dejar tu comentario e indicar otros ejemplos del mundo de la literatura donde se use la palabra agua entre sus páginas.

Más información sobre los libros citados

Comentarios