Las Libélulas, las grandes Amantes del Agua

4
555
  • Libélulas, grandes Amantes Agua

Sobre el blog

Enrique Castellanos Rodrigo
Escritor de Novela y Relato Corto. Blogger Freelance.

Ocurrió de manera consciente para el hombre en 2016 y ocurrirá en 2017. Es la primera migración conocida de un insecto de forma masiva. Millones de Libélulas cruzan el océano todos los años. Lo hacen desde los meses de Octubre hasta Enero del año siguiente. Estos pequeños insectos tienen un destino final que durante un tiempo fue desconocido para la Ciencia.

La respuesta a este misterio la dio el agua.

Los científicos han descubierto que el pistoletazo de salida está en el Sur de la India. Desde allí las libélulas atraviesan el océano Índico hasta llegar a las Islas Maldivas. Fue en este archipiélago compuesto por más de 1.100 islas dónde se hizo constancia de esta migración. Entonces surgió una duda lógica: ¿para qué volar hasta las Maldivas si esta zona carece de cantidades importantes de agua dulce? Y es que las libélulas necesitan agua dulce para sobrevivir.

Una vez más y, como ya ha pasado con otros misterios, el agua era la clave para entender esta migración.

Se observó que las Libélulas también estaban presentes en otros archipiélagos como el de las Islas Seychelles (a 2.700 kilómetros de distancia de la India). Con el tiempo se entendió que tanto Las Maldivas como Las Seychelles eran puntos de avituallamiento para este insecto, pero no su destino final. Las Libélulas continuaban su migración hasta África llegando a países como Uganda, Tanzania y Mozambique. Ese era su destino final, el continente africano.

En pocas palabras, realizaban un recorrido de más de 9.000 kilómetros que después deberían de recorrer en sentido contrario. Una migración superior a la de la mariposa monarca.

La pregunta que obsesionó durante muchos años a la ciencia fue, ¿y por qué lo hacen? ¿qué motiva a este diminuto insecto a realizar semejante proeza?

Y la respuesta fue contundente después de constatar todas las pruebas disponibles: lo hacen por el agua dulce.

Sí, las Libélulas persiguen el agua dulce. Las Libélulas son las grandes amantes del Agua.


Libélula bebiendo agua de lluvia

Estos insectos se reproducen en zonas estancas de agua de lluvia. De ahí que su meta en la vida sea la de perseguir las lluvias. El Galgo persigue la liebre. El Oso anhela la miel. Las Libélulas viven por y para el agua dulce. Por ello, persiguen el monzón de la India, después las lluvias de África Oriental y continúan con las lluvias de África del Sur para finalmente regresar a la India esperando el nuevo monzón.

¿Cómo es posible que este frágil insecto pueda sobrevolar durante miles de kilómetros el océano?

Porque están diseñadas de manera maravillosa.

Las libélulas poseen características sobresalientes. Por ejemplo, pueden ver a través de dos ojos compuestos. Cada uno de ellos posee cerca de 30.000 lentes. Con estos increíbles visores, su diminuto cerebro puede descifrar, recibir y detectar hasta el más mínimo movimiento que tenga a su alrededor. Además su resistencia es inigualable. Para efectuar su viaje migratorio, es capaz de ascender hasta alturas de más de 6.000 metros. Aprovecha los vientos y las condiciones climáticas especiales que suceden durante su viaje.

Y aquí va otro dato increíble. El agua lo mueve todo en el Reino animal porque gracias a que la Libélula hace su viaje transoceánico, otras especies de aves (que hacen recorridos similares), como el chotacabras, el halcón o el cucú, se pueden alimentar de estos insectos durante sus travesías.

El agua mueve el mundo y lo une.

Y tú, querido lector, ¿qué conclusión sacas sobre la relación entre las Libélulas y el Agua?

Comentarios