Aqualia
Connecting Waterpeople
Día Mundial del Agua
Concurso de Blogs: Vota ya a tu favorito entre los 26 participantes.

La naturaleza nos enseña sobre saneamiento y agua

100

Sobre el blog

Enrique Castellanos Rodrigo
Escritor, Freelance Blogger y Ponente (Hablar en Público)
Almar Water Solutions
Minsait
  • naturaleza nos enseña saneamiento y agua

Cada 22 de Marzo celebramos un acontecimiento muy importante. Nos referimos al “Día Mundial del Agua” que se originó el 22 de diciembre de 1992 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas marcó esa fecha en el calendario para sensibilizar sobre un problema de alcance mundial: el Agua.

De hecho, la problemática del agua es tan grave que unos 2.000 niños mueren diariamente a causa de enfermedades diarreicas que pueden prevenirse con un saneamiento adecuado y agua limpia accesible.

Pero esto es tan solo la punta del iceberg. Los datos son demoledores en las regiones del Planeta cuando no hay agua limpia disponible.

Pero lo cierto es que, aunque el ser humano haya desarrollado importantes infraestructuras en el suministro y saneamiento del agua con el fin de paliar este problema, la propia naturaleza que nos rodea ya tenía diseñado sus propios mecanismos internos para que todo ser humano y el resto de los seres vivos gozasen de la seguridad necesaria para eliminar los desechos que ellos mismo produjesen y, a la vez, tener acceso a fuentes de agua limpia.

La problemática del agua es tan grave que unos 2.000 niños mueren diariamente a causa de enfermedades diarreicas que pueden prevenirse con un saneamiento adecuado y agua limpia accesible  

Veamos rápidamente algunos ejemplos:

  • El Escarabajo Pelotero:

Para este animal, el excremento es una posesión muy valiosa. Tanto es así que lo usa para alimentarse y depositar sus huevos. Incluso algunos machos lo utilizan para atraer a las hembras de su propia especie. Por otro lado, gracias a su frenética actividad, remueven la tierra y la abonan a la vez que dispersan las semillas de las plantas y mantienen las poblaciones de moscas bajo control.

En todo este proceso, llama la atención lo bien que este animal gestiona el agua. Durante su transporte, el escarabajo mantiene húmedas las bolas de excremento, con un porcentaje de agua en su interior, que les permita la supervivencia. Las bolas húmedas mantienen a los escarabajos frescos cuando están desarrollando un trabajo físico extremo sobre la arena caliente, es decir, cuando están empujando un peso de hasta 50 veces superior al de sus propios cuerpos. De esta manera convierten las bolas que transportan en cantimploras. De hecho los escarabajos no dudan en subirse a la parte superior de sus bolas húmedas cuando sus patas delanteras y sus cabezas se sobrecalientan debido a la incidencia del sol y el calor que desprende la arena.

Así evitan acabar literalmente abrasados.

Veamos un segundo ejemplo.

  • El poder de las Bacterias:

Existen bacterias que son capaces de descomponer el petróleo. Por ejemplo, en el año 2.010, casi 800 millones de litros (cinco millones de barriles de crudo) se derramaron en el golfo de México cuando una plataforma petrolera explotó y se hundió (la película “Marea Negra” explica lo que ocurrió). Sin embargo, en cuestión de meses, la contaminación prácticamente había desaparecido de la costa. ¿Cómo pudo ser esto posible? Gracias a una clase de bacterias marinas que pueden descomponer las moléculas del hidrocarburo.

Lo mismo puede decirse de las bacterias que eliminan los lodos producidos por los desperdicios del hombre.

Las bacterias también se alimentan de agua en su labor de descomposición. Las bacterias tienen en el agua una vía perfecta de transmisión y reproducción. De hecho, en las zonas costeras, los sedimentos que se producen desempeñan un rol clave en el metabolismo y en la simbiosis de los nutrientes en las zonas poco profundas. Los procesos químicos que ocurren, supeditados por la acción del agua, determinan en gran medida el comportamiento de los ecosistemas.

Sin agua no se podrían producir todos los procesos de limpieza y reciclaje naturales que tenemos a nuestro alrededor.

Estos son solo algunos ejemplos que determinan que La Naturaleza permite un acceso libre al agua para todos los seres vivos que la componen. No hay barreras ni parcialidad a la hora del uso de este recurso vital.

Un pequeño gesto, como mantener la limpieza en el entorno, significa un avance en la salud absolutamente prodigioso

Por lo tanto, y entendiendo como la Naturaleza nos enseña a cómo hacer un uso de la materia prima de los desechos y de las fuentes de agua, ¿qué podemos hacer nosotros para imitar su comportamiento?

A continuación enumeramos algunas preguntas para reflexionar:

  • Solidaridad Mundial:

¿Se debe comerciar con el agua? ¿Es el agua un bien público o privado? ¿Se puede poner precio al m3 de agua? ¿Cómo gestionar las infraestructuras del agua? ¿Es el consumidor quien debe asumir su coste o debe ser un bien compartido?

  • Infraestructuras:

Saneamiento y agua potable, ¿dónde debe de ponerse el límite para su acceso libre y comunitario? ¿Deben ser las Legislaciones locales o comunitarias? ¿Qué se puede hacer localmente con soluciones sencillas y económicas mientras llega la ayuda global?

Con inventiva e imaginación se puede hacer mucho y con pocos recursos. Un pequeño gesto, como mantener la limpieza en el entorno, significa un avance en la salud absolutamente prodigioso. La mayoría de las enfermedades se pueden paliar de manera notable.

  • Enfermedades:

¿Prevención o cura, cuál es el mejor camino para las enfermedades que se originan por falta de agua limpia? ¿Dónde destinamos los recursos de manera más eficaz, en la cura o en la prevención?

De nuevo la limpieza es capaz de disminuir el impacto de la mayoría de las enfermedades. Educar a la población local en la Cultura del Agua es casi tan importante como disponer de un grifo con agua corriente.

Recordemos, el agua no nos pertenece. Pertenece a todos y a todas

  • Ecosistemas:

Los daños colaterales en el ecosistema provocados por las infraestructuras del agua, ¿cómo deben ser medidos? ¿Cómo encontrar el equilibrio entre las ventajas y las desventajas entre las soluciones y las consecuencias secundarias que se originan cuando se resuelve un problema relacionado con el agua?

  • Investigación y desarrollo:

¿Estamos poniendo todas las medidas necesarias y posibles para encontrar alternativas sostenibles? ¿Se están destinando los recursos necesarios en el desarrollo? ¿Se enseña a la población local a resolver los problemas por ellos mismos o deben esperar siempre la ayuda externa?

Las anteriores preguntas son simplemente un guion que establece un punto de partida.

Para hallar una solución primero hay que tener claro qué se quiere solucionar.

Supeditar el problema del agua a solo poner la lupa en los problemas que existen por la falta de agua y en buscar soluciones globales quizás no sea suficiente. El mundo es tan plural y complejo que, en el empeño de buscar soluciones globales, quizás nos estemos olvidando que la diferenciación que existe quizás exija soluciones locales aplicadas a cada caso.

Mientras estemos en el punto de partida, el de la evaluación y la reflexión del contenido, ya estamos haciendo mucho. Esto significa que nos importa y que somos conscientes de la problemática que existe.

Es un comienzo y, todo inicio, siempre tiene un final resolutivo.

Como decíamos al principio, este año en el “Día Mundial del Agua” queremos recordar que la Naturaleza tiene mucho que enseñarnos en cuanto a reciclar y a hacer un uso sostenible de los desperdicios que todo ser vivo genera así como de la solidaridad en compartir el agua. Aprender de ella y reflexionar en su aplicación cuestionándonos donde debemos hacerlo y cómo, nos ayudarán a prevenir enfermedades y a mantener un entorno más seguro y limpio. "No la dejemos atrás" porque es un espejo donde mirarnos.

Recordemos, el agua no nos pertenece. Pertenece a todos y a todas.

Y si en algún momento de nuestras vidas lo olvidamos, entonces observemos a La Naturaleza que existe a nuestro alrededor para recordarlo.

Comentarios