¿Y todavía nos preguntamos si existe o no el cambio climático?

1.106
8
(5)

Sobre el blog

Enrique Castellanos Rodrigo
Escritor de Novela y Relato Corto. Freelance Blogger. Hablar en Público (Ponente)
  • ¿Y todavía nos preguntamos si existe o no cambio climático?

Es inevitable mostrar asombro cuando uno cataloga las innumerables pruebas contundentes que existen y que demuestran que se está produciendo un Cambio Climático a escala mundial. Podríamos escribir sobre muchas de ellas. En esta entrada me gustaría hablar de una que tiene que ver con el agua. Sí, porque el agua nos muestra que el Cambio Climático se está produciendo. El agua tiene la respuesta y es, también, otra prueba contundente.

En uno de mis anteriores post, expliqué de pasada la importancia del agua dulce contenida en los casquetes polares para mantener la temperatura óptima de la tierra. Sin esta agua congelada, el efecto invernadero sería una realidad todavía más palpable. Puedes consultarlo aquí.

Por ello, sigamos indagando acerca de la importancia del agua congelada

Por ejemplo, ¿por qué es importante el agua contenida en la Antártida (que contiene el Polo Sur geográfico de la Tierra) donde el 98 % de su superficie está cubierta por agua congelada? Porque hablamos de 14 millones de Km2 donde el agua congelada evita que se produzcan altas temperaturas regulando el cambio estacional del planeta. A este guardián del Clima podríamos añadir muchos más donde el agua juega un papel clave.

Otros ejemplos. Está la magia del agua congelada del Polo Norte que flota sobre el océano Ártico. También destacamos el rol de los Glaciares y otras zonas congeladas como el Ártico, zonas de Alaska, la Tundra Rusa, Islandia, las cumbres de las montañas más altas, Groenlandia (el 84% de su superficie está cubierta de hielo) o la importancia hídrica del Lago Baikal que, al congelarse en invierno, ofrece un espectáculo mágico cuando se puede observar a simple vista cómo se congela el agua en pleno movimiento. Todo ello, en su conjunto, se suma a la importancia de tener grandes concentraciones de agua congelada de manera prácticamente permanente en el Planeta para evitar las altas temperaturas.

Estamos, por así decirlo, dejando al planeta sin sus cubitos de hielo

Pero, ¿qué ocurre si esta agua congelada comienza a derretirse? Lo cierto es que ya está pasando. Y ahí es donde encontramos otra señal de alarma que nos confirma que el Cambio Climático es ya una realidad.

Lo que ya sabíamos era que, sin estas zonas frías en el planeta, la temperatura global ascendería inevitablemente. Estamos, por así decirlo, dejando al planeta sin sus cubitos de hielo.


Las zonas frías de la Tierra donde el agua permanece congelada templa las temperaturas altas del Planeta

Sin embargo, hay que añadir otro efecto nocivo y que contribuye a un Cambio Climático destructivo. Centrémonos en el deshielo paulatino (la pérdida de Permafrost) que se está produciendo en Groenlandia. Al desaparecer la capa de hielo que cubre el continente, se deja libre la tierra para que libere metano. De hecho esto ya está ocurriendo, por ejemplo, en Siberia. Esta liberación de metano aumentará el calentamiento global. Este efecto ya se ha explicado en profundidad (podéis consultarlo aquí) y conocer cómo se produce esta secuencia de liberación de metano basándose en la liberación de clatrato. De nuevo, es curioso como el agua, una vez más, tiene la respuesta acerca de si existe o no el Cambio Climático.

No obstante, esto no es todo. El agua nos sigue hablando. ¿Cuánta agua contenida en forma de vapor hay en la atmósfera? Se calcula que menos del 1% del total del agua en el planeta. Su forma visible son las nubes. La importancia del vapor de agua en la atmósfera es infinita. Recogen el polvo atmosférico, es decir, son el cepillo del cielo o su aspirador, limpiándolo de manera continua. También son un filtro natural de la acción de la incidencia directa de los rayos del sol sobre la Tierra. Templan la superficie de la tierra con su presencia. Y podríamos añadir otros beneficios tan conocidos como el de ser las causantes de las precipitaciones, el granizo y la nieve.

La lección que nos da el agua y la naturaleza es que la única manera de contrarrestar el Cambio Climático es la de la Unidad de todos. Mientras existan diferencias, el Cambio Climático seguirá avanzando y el agua no dejará de enviarnos señales

Sin embargo, el vapor del agua también nos da pruebas contundentes de que el Cambio Climático ya ha comenzado. Resaltemos una de las características que se han encontrado: el cambio en la distribución de las nubes en la atmósfera. Los gases de efecto invernadero acumulados en la atmósfera están cambiando su posicionamiento por lo que las tormentas se dirigen con más frecuencia hacia los polos. ¿Qué provoca esta corrección antinatural en la trayectoria de las tormentas? Que cada vez hay más zonas secas en el plantea debido a que ya no tienen la incidencia de las tormentas sobre esas regiones con tanta frecuencia como antes. Por eso los desiertos aumentan poco a poco y de manera alarmante su extensión. No hace falta irse muy lejos para entender esto. Por ejemplo, en España, podemos observar cómo ha cambiado el clima en Galicia. Un clima cada vez más seco porque las tormentas ya no aparecen con tanta frecuencia como antes.


Las trayectorias de las tormentas han cambiado y las zonas secas de la Tierra se están extendiendo

Llegados a este punto, ¿qué nos parece? ¿Seguimos preguntando al agua? ¿Nos puede seguir contando el agua lo que está ocurriendo? Sin duda que sí. El agua tiene la clave para todo.

  • En otro post ya hablé acerca de otra prueba contundente del agua: las inundaciones. Puedes consultarlo aquí.
  • O en este otro, detallé un listado de cosas que se fabrican para demostrar la relación del gasto de agua con la fabricación de las cosas que consumimos a diario. Puedes consultarlo aquí.
  • Y en mi último post he hablado que, incluso, en los momentos de ocio, podemos estar haciendo un uso irresponsable del agua cuando no hay planes de gestión sostenibles en los parques temáticos. Puedes consultarlo aquí.   

Pruebas, pruebas y pruebas. ¿Nos seguirá hablando el agua?

Preguntemos a los océanos, escuchemos a los acuíferos y sus niveles de agua cada vez más bajos, observemos el curso de los ríos y sus cauces descontrolados que o están repletos hasta desbordarse o están secos e, incluso, miremos a nuestro cuerpo donde la mayor materia que contiene es el agua.

El agua nos está enviando señales de futuro.

¿Qué opinamos? ¿Todavía nos preguntamos si existe o no el cambio climático? Pues si no sabemos la respuesta preguntemos al agua. Lo bueno es que ella siempre nos responderá.

Pero, para no ser demasiados pesimistas, expongamos con esperanza un ejemplo de supervivencia que nos enseña el agua. Porque el agua también nos da señales para sobrevivir en el futuro.

Que cada vez hay más zonas secas en el plantea debido a que ya no tienen la incidencia de las tormentas sobre esas regiones con tanta frecuencia como antes

Analicemos a un insecto en su manera de sobrevivir ante una inundación de agua

Existe una especie de hormiga, las hormigas rojas o de fuego que son capaces de sobrevivir a las riadas que produce el agua en las zonas donde habitan. Cuando llega una riada, lo que hacen estas hormigas es unirse unas a otras, formando un inmenso flotador rojo de hormigas. Esa unidad, permite a las hormigas flotar cuando sube el nivel del agua y así consiguen sobrevivir y no ahogarse.

En este ejemplo, la lección que nos da el agua y la naturaleza es que la única manera de contrarrestar el Cambio Climático es la de la Unidad de todos. Mientras existan diferencias, el Cambio Climático seguirá avanzando y el agua no dejará de enviarnos señales.


La naturaleza nos da lecciones sobre el camino a seguir

Ahora el agua nos está hablando en voz alta. ¿Hará falta que nos grite, quizás, cuando suba el nivel del mar y comience de manera tangible a inundar las zonas costeras de todos los continentes y desaparezcan ciudades emblemáticas de la sociedad humana?

Empecemos por el principio, por educar el oído para saber escuchar al agua y sus señales del futuro.

Un afectuoso saludo

Enrique Castellanos Rodrigo

Más información sobre el Autor

Fuentes consultadas (y los enlaces a los que llevan)

Comentarios