EOI
Connecting Waterpeople

América Latina y España se unen en torno a la seguridad hídrica

1
296
  • América Latina y España se unen torno seguridad hídrica
  • Uno de los principales objetivos de CAF es promover la inclusión social al aumentar el acceso de la población a bienes y servicios públicos de calidad, como el agua y saneamiento.
  • La gobernanza del agua de España, gracias a su capacidad de adaptación al medio a partir de un sistema basado en la planificación, la participación pública y el desarrollo tecnológico y la innovación, ha sido un ejemplo de éxito.

Sobre el blog

Enrique García
Presidente Ejecutivo de CAF - Banco de Desarrollo de América Latina.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Almar Water Solutions
Minsait
· 296
1

América Latina está constituida por un mosaico de países con una importante variedad climática y geográfica, que se traduce en un escenario hídrico diverso y con muchos contrastes los cuales varían desde la abundancia, con el río más grande del mundo en la cuenca del Amazonas, hasta la escasez extrema en uno de los desiertos más áridos, el Atacama.

La seguridad hídrica incide directamente en el desarrollo de los países porque se relaciona con el necesario suministro de agua potable para el bienestar y la salud de los habitantes, afectando especialmente a los más vulnerables en las ciudades y comunidades rurales. Adicionalmente, el agua es indispensable para todas las actividades productivas, como la agricultura, la industria, la producción de energía, el turismo y, por supuesto, para la protección de los ecosistemas.

La demanda de agua en América Latina ha crecido en los últimos años. Esto se debe a que los estándares de vida de la población se han elevado, han aumentado las tasas de urbanización y se han expandido diversas actividades productivas, como la agricultura para la exportación y los servicios vinculados al turismo. Además, los desbalances geográficos naturales entre la oferta y demanda del recurso se están agravando en muchos países como consecuencia del cambio climático. Ante una hidrología desfavorable, la asimetría entre la disponibilidad hídrica y las demandas productivas del agua, los países deben consolidar una gobernanza del agua eficiente y reforzar las infraestructuras.

En el caso de España, al igual que nuestra región, la disposición de un sistema de gestión del agua eficaz y sostenible fue muy compleja, a la par que muy necesaria

Uno de los principales objetivos de CAF –Banco de Desarrollo de América Latina- es promover la inclusión social al aumentar el acceso de la población a bienes y servicios públicos de calidad, como el agua y saneamiento, que contribuyen a mejorar su bienestar y calidad de vida. A pesar de los importantes avances conseguidos en los últimos 15 años, todavía millones de latinoamericanos carecen de acceso a estos servicios, en una región que está altamente urbanizada y en la que las ciudades son los motores del progreso social y del crecimiento económico, toda vez que concentran más del 60% de nuestro PIB. Comprender las conexiones entre el desarrollo de las ciudades y el agua es crucial, especialmente para los planificadores urbanos y los profesionales que trabajan en el sector del agua.

La mejora de las condiciones económicas y la urbanización asociadas al crecimiento poblacional traen modificaciones del consumo que, combinadas con la escasez de agua, tienen profundas implicaciones para el desarrollo de la agricultura. Aumentar la productividad del agua en la agricultura es sin duda el factor más determinante para mejorar la sustentabilidad del balance entre la oferta y demanda del agua. Un incremento alcanzable en la productividad del 35% podría reducir considerablemente el consumo de agua de los cultivos, disminuyendo la presión sobre los recursos hídricos, reduciendo la degradación ambiental y mejorando las condiciones de seguridad hídrica. Sin embargo, éste no es un proceso sencillo, ya que la productividad del agua requiere intervenciones en todos los eslabones de su cadena de uso, que implican mejorar desde la eficiencia en su utilización por parte de los cultivos, hasta la manera en que el comercio internacional impacta en su uso y productividad.

En el caso de España, al igual que nuestra región, la disposición de un sistema de gestión del agua eficaz y sostenible fue muy compleja, a la par que muy necesaria. La gobernanza del agua de España, gracias a su capacidad de adaptación al medio a partir de un sistema basado en la planificación, la participación pública y el desarrollo tecnológico y la innovación, ha sido un ejemplo de éxito. Sin duda, ofrece un modelo que sigue permitiendo que la economía española, su sociedad y su medio ambiente den una respuesta eficiente al reto de la escasez.

Por ello, en la perspectiva de promover el uso de mejores prácticas en apoyo a los países de América Latina, CAF se enorgullece de haber establecido una fructífera colaboración con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España, para fomentar la discusión y el intercambio de experiencias sobre la seguridad hídrica, que ayude a definir las mejores políticas públicas y seleccionar los mejores proyectos para la región.