Connecting Waterpeople
Premios iAgua 2018
110 nominados en 23 categorías aspiran a coronarse en la gala que se celebrará el próximo 19 de Diciembre.

Control en la calidad del agua: mayor calidad, mayor seguridad

0
106
  • Control calidad agua: mayor calidad, mayor seguridad

Sobre el blog

Fernando Gascón
Director Comercial de Sensus España
· 106
0

Uno de los aspectos que más pueden afectar en el consumo de agua a través del grifo, es tener la tranquilidad por parte de los ciudadanos y la obligación por parte de las empresas de abastecimiento de que el producto final, el agua que bebemos, respondan a unos estrictos estándares de calidad.

Estamos ante una cuestión que para alguno de los actores del abastecimiento pasa a ser una preocupación, que debe determinar una gestión adecuada de potenciales riesgos de seguridad y vulnerabilidad de los sistemas de distribución de agua.

Nos encontramos ante un entorno turbulento en la cuestión de la calidad del agua que se puede traducir en verdaderas amenazas, como el rápido crecimiento de las poblaciones, el incremento de edificaciones, la concentración en zonas urbanas, unas redes de distribución cada vez de mayor longitud, el uso industrial del agua y su reutilización, los riesgos potenciales de contaminación o incluso se habla de bioterrorismo. Todas ellas son circunstancias que obligan, cada vez con mayor necesidad, a realizar controles más frecuentes y rigurosos del estado de calidad del agua para consumo humano.

Según nos informan los gestores, es evidente la existencia de una gran brecha entre la realidad y la necesidad en el tema de la calidad. Más de un 40% de empresas a nivel global siguen realizando muestreos a mano del control de calidad, de tal forma que nos podemos encontrar en un desfase temporal, desde la realización de la muestra hasta la reacción preventiva ante un potencial riesgo que puede causar efectos colaterales no deseados.

La solución es la implementación de un muestreo automatizado que permita monitorizar el control en la calidad y actuar rápidamente. Ello conllevaría un ahorro de costes en mano de obra que se puede reutilizar de forma más eficiente, en equipos necesarios de muestreos así como reducción en la cantidad y costes de productos químicos para garantizar los estándares de calidad exigidos. Asimismo nos permitiría obtener datos de comportamiento de la calidad a lo largo de toda la red, desde la salida de depósitos hasta la acometida de abastecimiento domiciliario.

La implementación de una Smart Water Network (SWN) puede permitir optimizar el tratamiento y procesos de controles de calidad, a través de la integración de sensores de pH, Cloro, indicadores biológicos, metales pesados y otros productos químicos a lo largo de toda la red de suministro. Dichos sensores pueden transmitir los datos en tiempo real, datos que a través de un filtraje, vía software analíticos, compararía la calidad de agua con los requisitos exigibles. Estos muestreos online permitirían obtener unos históricos de controles que a su vez podría ayudar a minimizar falsas alarmas.

A la postre, y según nos indican las empresas, a través de la monitorización de los controles de calidad se puede obtener una disminución del 70% de costes directos, que en la actualidad derivan del muestreo tradicional, lo que supondría un ahorro de 600 millones de dólares anuales.

Comentarios