Connecting Waterpeople

La importancia de la concienciación ante un recurso tan escaso como el agua

235
3
(2)

iPERL exhibition

Sobre el blog

Fernando Gascón
Director Comercial de Sensus España
235

Temas

Las ciudades se expanden a un ritmo muy rápido, tanto es así que se prevé que en el año 2050, el 70% de la población mundial vivirá en áreas urbanas. Esto significa, que las infraestructuras deben estar adaptadas a este cambio demográfico.

Sin embargo, la evolución estimada en cuanto a infraestructuras urbanas, y más concretamente para el sector del agua, no se ajusta a las inversiones realizadas a lo largo de los años y por lo tanto, hoy en día existen tuberías y redes de suministro que necesitan actualizarse. Es por ello que se están buscando urgentemente soluciones para poner fin a los problemas que ocasionan estas infraestructuras antiguas, como por ejemplo las pérdidas de agua.

En este sentido, es importante señalar que más de un tercio del agua de consumo a nivel mundial se pierde antes de que llegue a los consumidores. Pero lo más preocupantes es que con estas pérdidas, se podrían haber satisfecho las necesidades de millones de personas en todo el mundo. Esta falta de eficiencia en la gestión del agua no solo afecta negativamente a la empresa, ya que aumenta los costes operativos y hace que no se proporcione un servicio satisfactorio al cliente, sino que también tiene un enorme impacto en el medioambiente. El agua es un recurso escaso, y se estima que las restricciones en su uso afectarán a un tercio de la población mundial en el año 2025.

Es importante señalar que más de un tercio del agua de consumo a nivel mundial se pierde antes de que llegue a los consumidores

Estas cifras son lo suficientemente impactantes como para que transmitan por sí solas la importancia de proteger el medioambiente, además de explicar por qué ahora los gobiernos de todo el mundo están emitiendo directrices que posicionan a la sostenibilidad como una de sus prioridades.

Otro factor que no debe olvidarse a la hora de valorar el reto que supone la pérdida de agua o el agua no registrada (NRW, por sus siglas en inglés), es su composición química. Muchas empresas de suministro en todo el mundo están empezando a ser conscientes plenamente de la importancia de tener una visión y control, en tiempo casi real, de los niveles de productos químicos necesarios para el tratamiento del agua. Para la seguridad de los consumidores, es vital que las compañías de suministro operen la red de consumo, de una forma preventiva y proactiva realizando una supervisión constante.

Durante los últimos años, la tecnología ha estado muy presente en las redes de suministro Así, surge el término Smart Water, o red de agua inteligente, un conjunto integrado de productos, soluciones y sistemas que permiten a las empresas de suministro de agua la supervisión continua y a distancia, así como el diagnóstico de problemas de la red. De la misma forma, permite a las empresas de suministro cumplir de manera transparente y segura con los requisitos reglamentarios y normativos gubernamentales sobre la calidad y conservación del agua, así como proporcionar a los clientes la información y las herramientas que necesitan para tomar decisiones sobre su comportamiento y patrones con respecto al uso del agua. En definitiva, una red de agua inteligente que implementa un marco analítico completo, que recopila datos precisos, proporcionará beneficios que no solo serán económicos, sino que también contribuirán a conservar el planeta.

Comentarios