CAF
Connecting Waterpeople

La planificación hidrológica, imprescindible para la gestión del agua

1
290
  • planificación hidrológica, imprescindible gestión agua
    Río Duero.

Sobre el blog

Francisco González Torres
Decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Minsait
· 290
1

La planificación hidrológica de las distintas demarcaciones hidrográficas se articula a través de planes hidrológicos que se revisan cada seis años. En estos momentos, está en vigor el Plan Hidrológico 2015-2021 (segundo ciclo), adoptado mediante el Real Decreto 1/2016, de 8 de enero; un plan que debe volver a ser revisado antes de que finalice el año 2021, dando lugar a uno nuevo para el periodo 2021-2027 (tercer ciclo).

Teniendo en cuenta que la agricultura es la actividad consumidora principal de agua, en torno al 70%, y que los ingenieros agrónomos nos encontramos entre los profesionales encargados del diseño agronómico e hidráulico de los regadíos, desde el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias hemos presentado una serie de alegaciones a los documentos iniciales con el objetivo de introducir algunas cuestiones que se han dejado fuera.

Déficits hídricos

Siguiendo lo que determina la Directiva Marco del Agua (DMA), el enfoque que se ha dado a los déficits hídricos dentro de la cuenca está especialmente orientado a la definición y determinación de los caudales ecológicos, lo que supone un problema para los regadíos deficitarios que existen en algunas subcuencas de la demarcación del Tajo, como las de Henares y Tiétar, entre otras.

Creemos que aumentar los caudales ecológicos, sin plantear un aumento de la regulación de los recursos de agua, entra en conflicto con resolver el déficit de unos regadíos establecidos anteriormente a la DMA.

Por ello, entre nuestras propuestas hemos incluido actuaciones que van desde la elaboración de un estudio agronómico para el aprovechamiento de aguas y planes de cultivo, hasta la elaboración de informes técnicos para la evaluación de la eficiencia del uso de riego y la protección del agua y del suelo.

Objetivos medioambientales

Todos tenemos el objetivo común de alcanzar un buen estado de las aguas, pero pensamos que para establecer objetivos alcanzables en el tercer ciclo necesitamos realizar una evaluación de los resultados de las medidas aplicadas en el segundo, con el fin de establecer objetivos a corto, medio y largo plazo.

Creemos también que la nueva planificación debe tener en cuenta el establecimiento de caudales ecológicos y la aplicación de indicadores ambientales, para lo que hemos recomendado algunas actuaciones, como la instalación de depuradoras específicas para aguas pluviales de escorrentía y el uso del agua depurada en regadíos, en áreas pantanosas y de interés natural, también necesarios para el mantenimiento de la fauna y la flora y los ecosistemas.

Gestión de zonas con riesgo de inundaciones

Los embalses han demostrado su eficacia en la laminación de los caudales y la disminución de las crecidas, siendo, por tanto, eficaces en las operaciones de control de inundaciones. Por ello, recomendamos que se aplique una planificación de las operaciones de control de inundaciones con una visión integral del problema que contemple hacer uso temporal y parcial de las llanuras de inundación, con objeto de disminuir el caudal aguas abajo y la magnitud de la crecida. Para ello, es necesaria la coordinación de las administraciones, a nivel nacional, regional y local.

Gobernanza del agua

El modelo español de gobernanza, basado en el concepto de cuenca y en las confederaciones hidrográficas, es muy apropiado, pero presenta la dificultad de hacer compatibles las restricciones al uso, debido a los caudales ecológicos, y el objetivo deseable de alcanzar un buen estado de las aguas.

Por otro lado, los usuarios del agua encuentran representación en los consejos del agua a través de las comunidades de regantes. Sin embargo, deberían contar con el apoyo de técnicos especializados y sus colegios profesionales, como el nuestro, el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias. En este sentido, las organizaciones ecologistas tienen una mayor participación y sus propuestas, que a veces entran en conflicto con los intereses de los regantes, una mejor acogida.

Comentarios