Connecting Waterpeople

Toallitas húmedas y la medida de nivel

5
1.320
  • Toallitas húmedas y medida nivel

Sobre el blog

Francisco Rey
Director Técnico de ‎VEGA Instrumentos.
· 1320
5

Los problemas causados por las toallitas húmedas en las redes de saneamiento han crecido exponencialmente en los últimos años, generando grandes perjuicios económicos y medioambientales. Las toallitas húmedas son la causa directa o indirecta de gran parte de los atascos en las redes de saneamiento, provocando averías, malos olores y desbordamientos que pueden llegar a causar graves problemas en el medio ambiente.

La solución al problema pasa por una combinación entre una mayor concienciación pública del problema y cambios de etiquetado y producto por parte de los fabricantes. Se han realizado diferentes campañas publicitarias para informar de los grandes problemas que causan las toallitas húmedas y otros productos no biodegradables y así evitar que los usuarios de estos productos los tiren al váter. Los fabricantes también pueden ayudar a erradicar el problema, ya que los envases suelen ir marcados con imágenes que pueden crear confusión y transmitir el mensaje de que las toallitas pueden ser desechables a través del váter. Un cambio en el etiquetaje y el desarrollo de un nuevo producto que de descomponga más rápida y fácilmente es el nuevo reto.

Mientras tanto el problema continua y las empresas responsables de la gestión y manutención de las redes de saneamiento deben tomar medidas correctoras. Uno de los puntos más afectados son las estaciones de bombeo, donde las toallitas pueden acumularse en el fondo del pozo y ser recogidas por las bombas, provocando un mal funcionamiento e incluso averías graves. Para minimizar el efecto, se está aumentando el número de limpiezas en los pozos, se instalan trituradoras de doble eje o bombas de última generación con impulsores más insensibles a los atascos.

Las bombas están controladas por sensores de nivel, que también sufren los efectos de las toallitas húmedas. Sistemas de boyas o sondas hidrostáticas han sido utilizadas durante años para el control de las bombas, pero al tener contacto con las aguas residuales son muy susceptibles a que se adhieran las toallitas. Las sondas hidrostáticas pueden medir de forma errónea cuando la membrana queda tapada, por lo que las bombas no funcionarán al régimen deseado. Por otro lado, las boyas recubiertas de una masa de toallitas pueden quedar sumergidas, no arrancando la bomba y pudiéndose generar un rebose.

Los transmisores de nivel radar son una solución perfecta. Son colocados en la parte superior del pozo y permite medir el nivel de agua sin contacto, de forma precisa y fiable. Esta tecnología no requiere mantenimiento, es fácil de instalar y de configurar y pueden medir de forma estable en condiciones muy adversas, como los cambios de temperatura, condensaciones o gases.


Medida de nivel radar con VEGAPULS WL 61


Comentarios