La revolución de las ideas en la ciudad

220
0
  • Artículo de Guillermo Mas, Ingeniero y MBA, desarrollo mi labor profesional en el departamento de Business Development de Labaqua.

Sobre el blog

Fundación Aquae
La Fundación Aquae nace con la voluntad de ser un foco de referencia nacional e internacional en torno al agua, desde una perspectiva holística. Creemos en el agua, y queremos compartirlo con la sociedad.
220

La globalización, la multiculturalidad, la extensión del acceso a la educación, y el aumento incremental de las capacidades y oportunidades que nos ofrece la tecnología son los factores que dan lugar a una auténtica era de la revolución de las ideas, llamadas a replantear los paradigmas de la humanidad y cambiar tanto nuestro modo de vida como la configuración de las ciudades tal cual hoy las conocemos. 

En un post anterior publicado en el blog de la Fundación Aquae, “Cinco desafíos que las Smart Cities no pueden pasar por alto”, enumerábamos los principales ámbitos en los que las ciudades, a través de la innovación están llamadas a evolucionar en los próximos años.  

Pongamos ahora algunos ejemplos de plataformas y apps innovadoras, que en cada uno de dichos ámbitos, nos ayuden a visualizar cómo está girando nuestro mundo y dónde podemos ir a parar:  

Energía

Es indispensable incrementar y acelerar los procesos de creación de valor a partir de ideas innovadoras

Además de los importantes avances tecnológicos relacionados con el “hardware”, tales como la generación de energía con fuentes renovables/limpias, valorización energética, etc. relacionados con grandes proyectos auspiciados mayoritariamente por el impulso empresarial, gubernamental o de participación público-privada, podemos ver también ejemplos de la necesaria implicación de estos actores y su colaboración con la ciudadanía para el desarrollo de otros proyectos iniciados a escala micro. 

Prueba de ello, fue la primera edición del Efficient Energy Apathon celebrada el pasado mes de febrero, auspiciada por parte de Schneider Electric y Microsoft, y con el apoyo del ayuntamiento de Barcelona, que dio lugar a  la generación de diversas apps enfocadas a propiciar mejoras de eficiencia energética en espacios urbanos. 

Movilidad

Nombrando en la misma frase los conceptos, movilidad, innovación y ciudad, no podemos evitar que a la mayoría de nuestras mentes venga Uber, una de las mayores y más polémicas (recordemos que la actividad de Uber está suspendida en España) revoluciones de los últimos años.

Hablamos de algo que va mucho más allá de lo que un advenedizo podría considerar una simple app. Uber, bajo la filosofía de la economía colaborativa permite conectar oferta y demanda de movilidad, poniendo en valor activos (vehículos) que hasta el momento estaban, en la mayoría de los casos, claramente infrautilizados. 

Si al efecto Uber le sumamos los avances del Google Self Driving Car, y proyectamos la potencialidad de una futura alianza entre ambos conceptos, tenemos ante nosotros un cambio de modelo en lo que a movilidad de personas y objetos se refiere que tendrá inmensas repercusiones tanto en nuestro estilo de vida, como en la configuración del espacio viario de las ciudades. 

Medio Ambiente

Resulta innegable, aunque todavía haya un largo camino por recorrer, el aumento de la concienciación ciudadana respecto a la presión que ejercemos sobre el medio ambiente a través del siempre creciente consumo de recursos naturales, la proliferación de la contaminación, el calentamiento global, etc. 

Fruto de esta concienciación y preocupación por el futuro del planeta (no olvidemos que el nuestro va ligado) junto con las nuevas ventanas de oportunidades que nos abre del desarrollo tecnológico, se está dando lugar a la generación de numerosas ideas y proyectos que fundamentados en diversas dinámicas (eficiencia, ahorro, economía circular, etc.) tienden a propiciar comportamientos más sostenibles por parte de la ciudadanía. 

Ejemplos tangibles de este tipo de ideas, puedan verse reflejados en las siguientes apps: 

  • Carma Carpooling: Aplicación que facilita el uso de vehículo compartido, reduciendo emisiones atmosféricas. 
  • #Climate: Permite coordinar acciones colectivas para combatir el cambio climático
  • Dropcountr: Aplicación de toma de consciencia del uso de agua a través de notificaciones de consumos, pérdidas, etc. enviadas por la compañías gestoras. 
  • Ecoviate: Newsletter de actividades medioambientalmente amigables.
  • Farmstand: Alimentos procedentes agricultura ecológica

Gobierno 

Los acontecimientos políticos de los últimos meses han vuelto a poner de manifiesto la necesidad de incrementar la frecuencia y vías de participación de los ciudadanos en la política y gestión de nuestras ciudades y comunidades. 

Plataformas como la conocida change.org o, la quizá más anónima, Kuorum.org son una buena muestra del afloramiento de herramientas que permiten crear los canales de comunicación y vínculos necesarios para establecer lazos entre los ciudadanos deseosos de participar en el gobierno y sus representantes en las instituciones. 

Economía e Innovación Social

Uno de los principales retos al que nos enfrentamos en un entorno cada vez más automatizado y dónde el valor del trabajo humano, por cuenta ajena, y relacionado con tareas rutinarias está en claro retroceso, consiste en lograr mantener un crecimiento económico sostenido e inclusivo, capaz de permear a lo largo de todas las capas de nuestra sociedad y asegurar la pervivencia del estado de bienestar. 

Para ello, es indispensable incrementar y acelerar los procesos de creación de valor a partir de ideas innovadoras. En ese sentido, plataformas como Kickstarter o las iniciativas españolas Lanzanos.comVerkami.com o Goteo.org permiten a través del fenómeno del crowdfunding que nos acerquemos a una faceta dinámica de la economía, en la que cualquiera puede lanzar su idea o bien convertirse en inversor en una pequeña empresa o proyecto que le guste, bajando las barreras de entrada de lo que hasta hace poco, estaba prácticamente destinado en exclusiva a los grandes inversores. 

Comentarios

La redacción recomienda