Isle Utilities
Connecting Waterpeople
FLOVAC
Catalan Water Partnership
GS Inima Environment
Consorcio de Aguas de Asturias
IAPsolutions
Fundación We Are Water
Lama Sistemas de Filtrado
Likitech
DATAKORUM
Idrica
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Sacyr Agua
TFS Grupo Amper
AMPHOS 21
ACCIONA
Almar Water Solutions
EPG Salinas
Innovyze, an Autodesk company
AECID
Bentley Systems
Fundación Biodiversidad
LACROIX
Vector Motor Control
Fundación Botín
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Saleplas
HANNA instruments
Elmasa Tecnología del Agua
AGENDA 21500
Baseform
Regaber
Confederación Hidrográfica del Segura
IIAMA
Grupo Mejoras
Control Techniques
biv Innova
Aganova
Hach
Insituform
ESAMUR
Kurita - Fracta
Hidroconta
CALAF GRUP
Ulbios
Minsait
Xylem Water Solutions España
Redexia network
Barmatec
Saint Gobain PAM
Laboratorios Tecnológicos de Levante
s::can Iberia Sistemas de Medición
TEDAGUA
DAM-Aguas
Red Control
Schneider Electric
ICEX España Exportación e Inversiones
ISMedioambiente
STF
EMALSA
Gestagua
NOVAGRIC
BELGICAST by TALIS
Terranova
Rädlinger primus line GmbH
Asociación de Ciencias Ambientales
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
UNOPS
Agencia Vasca del Agua
Molecor
Aigües Segarra Garrigues
Blue Gold
Fundación CONAMA
J. Huesa Water Technology
SCRATS
ABB
Prefabricados Delta
VisualNAcert
Smagua
Filtralite
BACCARA
Cibernos
Kamstrup
AZUD
Cajamar Innova
Isle Utilities
Danfoss
Elliot Cloud
Ingeteam
TecnoConverting
Aqualia
CAF
UPM Water
FENACORE
Global Omnium
ITC Dosing Pumps
ADECAGUA
1 de Febrero en Isle Utilities Webinar Series

La contaminación emergente del medio fluvial

Sobre el blog

GaiaEMA
Consultoría de Medio Ambiente que ofrece los mejores servicios medioambientales bajo una visión innovadora en procesos y resultados.

Temas

  • Mediante las técnicas analíticas se ha determinado la presencia de emergentes en cuencas internacionales

En los últimos años se ha generado un gran interés en torno a los conocidos contaminantes emergentes, los cuales incluyen diferentes tipos de sustancias como disruptores endocrinos, productos de cuidado personal, fármacos o drogas de abuso. El estudio de los contaminantes emergentes se encuentra entre las líneas de investigación prioritarias de los principales organismos dedicados a la protección de la salud pública y medioambiental, tales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Agencia para la Protección del Medio Ambiente (EPA), o la Comisión Europea. Son compuestos de distinto origen y naturaleza química, cuya presencia en el medio ambiente no se considera significativa en términos de distribución y/o concentración, por lo que pasan inadvertidos y nunca han sido regulados.

El estudio de los contaminantes emergentes se encuentra entre las líneas de investigación prioritarias de los principales organismos dedicados a la protección de la salud pública y medioambiental

Las drogas de abuso y sus metabolitos se encuentran presentes en las aguas desde hace décadas, pero es ahora, en la actualidad, cuando se han empezado a cuantificar sus niveles en el medioambiente, reconociéndose como contaminantes potencialmente peligrosos, que pueden ocasionar daños en los ecosistemas. A esto ha contribuido el desarrollo de nuevas técnicas analíticas (p. e. la cromatografía líquida acoplada a espectrometría de masas, LC-MS), que permiten determinar concentraciones muy bajas de estos compuestos (μg-ng/L) en matrices muy complejas como son las muestras medioambientales.

Mediante las técnicas analíticas se ha podido determinar la presencia de drogas de abuso y sus metabolitos en cuencas internacionales, como en Italia, Alemania, Bélgica, Gran Bretaña o Croacia, o nacionales como en Cataluña, Valencia o Toledo.

Otra particularidad de estos compuestos, es que debido a su elevada producción y consumo y a la continua introducción de los mismos en el medio ambiente, no necesitan ser persistentes para ocasionar efectos negativos. La UNODC (United Nation Office of Drugs and Crime, 2012) ha publicado recientemente el Informe Mundial de Drogas de 2012, indicando que en 2010, alrededor de 230 millones de personas por todo el mundo (5% de la población comprendida entre los 15 y 64 años de edad) han consumido drogas de forma ilícita al menos una vez en 2010.

La condición ilegal de la mayoría de estas sustancias impide la regulación de su venta y el control de sus residuos, pudiendo llegar al medio ambiente por diferentes rutas. Los residuos de las drogas de abuso persisten en la orina de sus consumidores y se incorporan a la red de aguas residuales, llegando a las estaciones depuradoras de agua de forma inalteradas o como sus principales metabolitos. Recientemente se ha demostrado que los sistemas de tratamiento convencional, basados principalmente en el uso de microorganismos, resultan inadecuados para destruir de forma efectiva este tipo de compuestos orgánicos, debido a su compleja estructura molecular y a las bajas concentraciones en las que se encuentran.

La condición ilegal de la mayoría de estas sustancias impide la regulación de su venta y el control de sus residuos

Debido al riesgo ecotoxicológico potencial de las drogas de abuso en los ecosistemas es necesario eliminarlas de las aguas fluviales y como solución a este problema la aplicación de procesos no biológicos, como procesos de oxidación avanzada (MOA), se han ido extendiendo en los últimos años. La eficacia de estas técnicas está basada en la generación de radicales hidroxilo, los cuales actúan como un potente agente oxidante de los compuestos orgánicos, pero aún no se ha logrado la degradación completa de estas sustancias.

Por todo ello, es importante la investigación sobre este tipo de procesos que permitan degradar las drogas de abuso presentes en las aguas residuales urbanas que llegan a las depuradoras. Además, sería interesante estudiar la posibilidad de integrar estos procesos en las operaciones normales de las estaciones depuradoras, por lo que el coste relativo de los procesos debe ser tenido en cuenta.

Redacción iAgua

La redacción recomienda