Aqualia
Connecting Waterpeople

Reflexiones sobre los recursos hídricos en LAC

1
134
  • Reflexiones recursos hídricos LAC

Sobre el blog

Gertjan Beekman
Coordinador del Área de Recursos Naturales y Adaptación al Cambio Climático del IICA en Brasil.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Minsait
· 134
1

El agua desempeña diferentes roles. Por un lado, cubre una necesidad humana básica esencial y es determinante en la calidad de vida de la población. También es fundamental en la producción de alimentos y para garantizar la sustentabilidad y el mantenimiento de los servicios y funciones de los ecosistemas. El agua también se considera como un elemento fundamental para el desarrollo económico y social; contribuye de diversas formas al logro de los objetivos de desarrollo nacionales, regionales y locales (la Agenda 2030 y Objetivos de Desarrollo Sostenible). En un contexto más amplio del “agua”, las facetas del simbolismo, religiosidad y conexiones espirituales de los pueblos tradicionales también representan roles fundamentales.

Actualmente, los indicadores disponibles muestran una situación de preocupación. Se reconoce “los esfuerzos de los países de América Latina y el Caribe para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que implicaron no solo mayores inversiones financieras, sino también un importante trabajo de construcción, fortalecimiento y mejoramiento institucional para promover la eficiencia en la prestación de los servicios. Dado que el período de los ODM se caracterizó por condiciones macroeconómicas sumamente favorables para la región, que desde hace décadas no experimentaba tal bonanza en precios internacionales de exportables (agrícolas y mineros), los nuevos ODS requerirán redoblar estos esfuerzos del fortalecimiento y perfeccionamiento institucional y se necesitará más financiamiento porque las metas son más ambiciosas” (CEPAL).

Diversos puntos en Latinoamérica y en el Caribe sufren las consecuencias de un fenómeno no experimentado por generaciones anteriores: “los efectos de la variabilidad climática o de los cambios climáticos” que producen extremos hidrometeorológicos, entre ellos: “la escasez de agua”.

Son necesarios cambios radicales en las prácticas y actitudes relativas a la gestión y desarrollo de los recursos hídricos

Para disminuir esta crisis, son necesarios cambios radicales en las prácticas y actitudes relativas a la gestión y desarrollo de los recursos hídricos, incluyendo, asimismo, creatividad y el desarrollo de una nueva cultura hídrica que considere la ética hídrica, la hidro-solidariedad, la hidro-diplomacia, no solamente entre los usuarios, sino también, y principalmente, entre los formadores de opinión y aquellos que formulan las agendas políticas de los gobiernos de los países y de los foros internacionales.

La ética en el manejo de los recursos hídricos es un componente importante, aunque frecuentemente ignorado a la hora de su reglamentación. Un aspecto ético significativo en todos los niveles, de la comunidad local a la escala global, es la equidad a la hora de acceder y usar el agua. La distribución de derechos y deberes, bien como la problemática y sus respectivas soluciones, no son fácilmente visibles. No obstante, prestarle atención y percibirlo es fundamental.

Todos afectan al medio ambiente con sus acciones cotidianas. Mitigar las consecuencias de tales acciones depende tanto del éxito de las políticas debidas a decisiones individuales, de las comunidades locales y de las empresas, como de las normas y reglamentos implementados desde el Estado, siendo los valores éticos, las acciones y conductas asociadas los fundamentos de una sociedad. Estos valores deben nacer en las bases, de abajo para arriba tipo bottom-up, procedimiento bastante conocido cuando se implementan proyectos de recursos hídricos en países en desarrollo. La participación es decisiva e imprescindible en las etapas de toma de decisiones, toda vez que estas interfieren sus propios intereses y determinan el futuro.

Comentarios