Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
TecnoConverting
Fundación Biodiversidad
ADASA
AMPHOS 21
Baseform
Rädlinger primus line GmbH
Fundación Botín
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
RENOLIT ALKORPLAN
Sacyr Agua
Global Omnium
CAF
SCRATS
Innovyze, an Autodesk company
Asociación de Ciencias Ambientales
FENACORE
LACROIX
Aganova
Barmatec
s::can Iberia Sistemas de Medición
Agencia Vasca del Agua
Amiblu
Sivortex Sistemes Integrals
KISTERS
GS Inima Environment
Vector Energy
Ingeteam
AGS Water Solutions
Almar Water Solutions
Confederación Hidrográfica del Segura
ACCIONA
ISMedioambiente
ESAMUR
ICEX España Exportación e Inversiones
Saint Gobain PAM
DATAKORUM
Likitech
Fundación CONAMA
AECID
Idrica
IRTA
TRANSWATER
TEDAGUA
Kamstrup
Aqualia
Lama Sistemas de Filtrado
HRS Heat Exchangers
Catalan Water Partnership
IAPsolutions
MOLEAER
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Red Control
Xylem Water Solutions España
EPG Salinas
Minsait
Hidroglobal
FLOVAC
Molecor
Filtralite
Cajamar Innova
ONGAWA
Hidroconta
J. Huesa Water Technology
Grupo Mejoras
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Hach
Schneider Electric
ADECAGUA

Se encuentra usted aquí

La transformación digital del sector del agua: un antes y un después

Sobre el blog

Hassan Tolba Aboelnga
Hassan Aboelnga es un reconocido profesional en seguridad hídrica, cambio climático y desarrollo sostenible. Es presidente del Urban Water Security WG en la Asociación Internacional de Recursos Hídricos y vicepresidente del Middle East Water Forum.
  • transformación digital sector agua: antes y después
  • Artículo coescrito con Dra. Newsha Ajami (Directora de Estrategia y Desarrollo de la Investigación en el Área de Ciencias de la Tierra y Medio Ambiente del Berkeley Lab) y Prof. Dragan Savic (Director General de KWR Water y Profesor de Hidroinformática en la Universidad de Exeter).

Las Naciones Unidas celebraron este mes de marzo en Nueva York su primera Conferencia sobre el Agua en 50 años. La conferencia puso de relieve la creciente preocupación y la necesidad de hacer frente a la crisis mundial del agua y garantizar un futuro con un acceso adecuado al agua y el saneamiento para todos. Se adoptaron más de 700 compromisos con el objetivo de promover la transformación hacia un mundo con seguridad hídrica. Los retos y las oportunidades para alcanzar este objetivo son inmensos. Sin embargo, la transformación digital del sector del agua puede desempeñar un papel clave para acelerar el progreso hacia el Objetivo de Desarrollo Dostenible número 6 sobre agua y saneamiento gestionados de manera segura.

El sector del agua se enfrenta a numerosos retos: el envejecimiento de las infraestructuras, el impacto del cambio climático, la degradación del medio ambiente, la creciente demanda de agua y unas soluciones y estrategias de gestión del agua obsoletas. Las tecnologías digitales como los sensores, la analítica de datos y la inteligencia artificial/aprendizaje automático pueden ayudar a trazar una trayectoria alternativa para el sector del agua, abordando algunos de estos retos y permitiendo pasar de depender únicamente de aumentar el suministro a un equilibrio entre el suministro y la demanda de recursos hídricos. La transformación digital puede ayudar a las empresas de servicios de agua y a los municipios a comprender mejor los patrones de suministro y demanda de agua, identificar ineficiencias y oportunidades para optimizar del uso del agua, reducir las pérdidas, adoptar los principios de reutilización del agua y economía circular a todas las escalas y desarrollar estrategias de gestión del agua más eficaces. Estas tecnologías también pueden ayudar a monitorizar en tiempo real la calidad del agua, lo que permite responder rápidamente a problemas y emergencias relacionados con la calidad del agua y hacer un seguimiento de cuándo y dónde se necesita agua y de qué calidad.

El sector del agua se enfrenta a retos a la hora de hacer realidad la digitalización, especialmente la brecha en la creación de capacidades y la participación de las partes interesadas. Actualizar los sistemas de agua obsoletos a la tecnología digital requiere una inversión significativa en sensores, equipos de control y otras herramientas para detectar fugas y mejorar la eficiencia hídrica. Además, para apoyar la adopción de soluciones digitales en el sector del agua son importantes los conocimientos técnicos y la participación de responsables políticos y reguladores. Superar estos retos es crucial para lograr un futuro con seguridad hídrica y garantizar la salud pública.

Para acelerar el cambio y alcanzar el ODS 6, debemos adoptar la transformación digital y las tecnologías innovadoras. Tenemos que invertir en infraestructuras que puedan apoyar el despliegue de estas tecnologías, y desarrollar capacidad y las habilidades necesarias para gestionar y utilizar eficazmente las herramientas digitales. Además, debemos garantizar que los beneficios de la transformación digital sean accesibles para todos, incluida la población marginada.

La necesidad de una gestión del agua abierta y colaborativa

La gestión del agua puede ser a la vez obstáculo y fuerza impulsora para lograr la seguridad hídrica. Las estrategias actuales de gestión del agua pueden perpetuar las ineficiencias del sistema e impedir el cambio. Con la creciente demanda de agua limpia y segura, es esencial desarrollar soluciones innovadoras que puedan ayudar a gestionar los recursos hídricos de forma más eficaz en las realidades climáticas y sociales actuales. Una de las estrategias más prometedoras para alterar el modelo de gestión del sector del agua es el uso de soluciones digitales para el agua. Estas soluciones pueden hacer visible lo invisible, permitiendo a las empresas de suministro de agua y a los municipios gestionar el suministro de agua, la demanda de agua y los sistemas de distribución de forma más eficiente. Sin embargo, para aprovechar todo el potencial de estas soluciones, es esencial una gestión abierta y colaborativa de los servicios públicos del agua. Un gran ejemplo es Qatium.

La gestión abierta y colaborativa de los servicios públicos de agua se refiere a la práctica de compartir información, recursos y conocimientos entre los distintos servicios públicos del agua y las partes interesadas. Trabajando juntos, los servicios públicos del agua pueden poner en común recursos y conocimientos para desarrollar herramientas y estrategias de gestión del agua más eficaces y eficientes. Por ejemplo, pueden asociarse para implantar redes de detección en toda su cuenca hidrográfica y gestionar sus embalses y cuencas de aguas subterráneas en colaboración, satisfaciendo al mismo tiempo las necesidades medioambientales. 

Retos y camino a seguir

La transformación digital presenta tanto oportunidades como retos para la gestión abierta y transparente del agua. Si gestionan cuidadosamente los retos y adoptan las nuevas tecnologías, las empresas de servicios de agua pueden aprovechar las ventajas de la transformación digital para mejorar sus operaciones y la prestación de servicios, al tiempo que fomentan la confianza y la transparencia con las partes interesadas.

La transformación digital puede ofrecer una oportunidad para la gestión abierta y transparente del agua de varias maneras. En primer lugar, permite la supervisión en tiempo real y la analítica de datos sobre el uso del agua, lo que puede ayudar a identificar fugas, evitar el despilfarro y gestionar los recursos hídricos de manera más eficiente. Esto puede suponer un ahorro de costes y una mejor gestión de los recursos, así como una mejor prestación de servicios a los clientes.

Además, las plataformas digitales pueden aumentar la transparencia y la rendición de cuentas en la gestión del agua, permitiendo a las partes interesadas acceder a los datos, analizarlos y tomar decisiones con conocimiento de causa. Esto puede generar una mayor confianza en el sector del agua y mejorar la interacción entre las empresas prestadoras de servicios y la población.

Sin embargo, la transformación digital en la gestión del agua también plantea varios retos. Los sistemas anticuados pueden obstaculizar la integración de nuevas tecnologías, y las amenazas relacionadas con la ciberseguridad deben gestionarse cuidadosamente para proteger datos e infraestructuras críticas. Además, puede ser necesario cambiar la cultura organizativa para adoptar plenamente la transformación digital, y las normativas y los requisitos de cumplimiento pueden plantear obstáculos a la implantación de nuevas tecnologías.

Para avanzar en el camino hacia la transformación digital del sector del agua, esta podría ser una hoja de ruta:

  • Definir metas y objetivos: Definir claramente las metas y los objetivos de la iniciativa de transformación digital, incluidos los beneficios específicos que se lograrán mediante la adopción de nuevas tecnologías. Esto ayudará a garantizar que todas las partes interesadas estén alineadas y que la iniciativa se mantenga en el buen camino.
  • Identificar los indicadores clave de rendimiento (KPI): Identificar los KPI que se utilizarán para medir el éxito de la iniciativa de transformación digital, como el uso del agua, el ahorro de costes, la eficiencia del sistema de distribución y la interacción con y la satisfacción del cliente. Esto proporcionará un marco claro para evaluar el impacto de la iniciativa y realizar los ajustes necesarios.
  • Recopilar y analizar datos: Recopilar y analizar datos sobre patrones de uso del agua, generación y distribución de agua a distintas escalas y ubicaciones, eficacia y rendimiento de las infraestructuras y otras métricas clave utilizando plataformas y herramientas digitales. Esto proporcionará información sobre las áreas en las que se pueden realizar mejoras y ayudará a identificar oportunidades para ahorrar costes y aumentar la eficiencia.
  • Integración: Las tecnologías digitales pueden facilitar de muchas maneras la integración intersectorial e intrasectorial. Pueden conectar a la perfección los sistemas de gestión del agua, las aguas residuales y las aguas pluviales para lograr una gestión eficiente de los recursos y reducir los costes. También pueden permitir la coordinación entre los sistemas de gestión del agua y la energía para aprovechar las posibles ganancias de eficiencia a través de la gestión de la demanda, las estrategias operativas alternativas y la sincronización y el proceso de generación.
  • Formar al personal: Proporcionar formación y apoyo al personal para garantizar que dispone de las competencias y los conocimientos necesarios para utilizar eficazmente las nuevas soluciones tecnológicas. Esto ayudará a garantizar que la iniciativa de transformación digital tenga éxito y sea sostenible a largo plazo.
  • Alinearse con la normativa: Asegúrese de que la iniciativa de transformación digital esté alineada con la normativa vigente, como las nuevas normas sobre privacidad de datos y ciberseguridad. Esto ayudará a mitigar los riesgos y garantizar que la iniciativa sea sostenible y conforme a la legislación.
  • Aprovechar las asociaciones: Aprovechar las asociaciones con otras organizaciones, como proveedores de tecnología, instituciones académicas y asociaciones del sector, para compartir mejores prácticas, conocimientos y experiencia. Esto ayudará a acelerar el proceso de transformación digital y a garantizar que el sector del agua se mantenga a la vanguardia de la innovación tecnológica.

En general, siguiendo esta hoja de ruta, las empresas de servicios de agua pueden avanzar con éxito en el camino hacia la transformación digital y obtener los beneficios de una mayor eficiencia, ahorro de costes y mayor transparencia y rendición de cuentas en la gestión del agua.

Lee el contenido original en Smart Water Magazine.