Aqualia
Connecting Waterpeople
CETA2020
Consulta el avance del programa y compra ya tu entrada con descuento.

Los barbos cruzan por primera vez Madrid Río en periodo de freza

8
3.074

Sobre el blog

Jacobo Maldonado González
Socio de Entorno Producciones y Estudios Ambientales S.L. Desde 1988, especializados en Medio Natural y Educación Ambiental. Ingeniero de Montes Asociados a ASEMFO (Gerente: Arancha López de Sancho Collado)
Almar Water Solutions
Minsait
· 3074
8
  • barbos cruzan primera vez Madrid Río periodo freza

Desde no hace más de una semana hasta no muchos más allá de mediados de mes, se puede disfrutar en Madrid Río del ascenso de los barbos por el Manzanares. Un hecho, que no se producía desde que el río fue encauzado y embalsado  y que ha reaparecido como resultado de la política de esclusas abiertas de estos 3 últimos años. Me atrevo a decir que se trata de la noticia positiva natural más importante de los últimos 50 años en Madrid Capital.

Contamos hace unas semanas, en “Madrid Rio (II), un corredor que aspira a ser azul y verde” la gran ilusión que teníamos por poder observar la migración primaveral de las bogas en años próximos. Como respuesta a este comentario, mi socio y amigo Álvaro Martín Sánchez, ecólogo y divulgador, me dijo lo siguiente: la migración característica de estas fechas es la  de los barbos, coincidente con su época de freza. El acababa de hacer un paseo prospectivo más arriba del puente del Rey y no había observado todavía nada en este sentido.

Con la motivación de estrenar mi nueva cámara fotográfica compacta me acerqué, este sábado día 5 de mayo, a pasear por Madrid Río. A la altura del estadio Vicente Calderón, pude observar el primer ejemplar de gran tamaño que remontaba el río aguas arriba. Más adelante, fui contemplando otros individuos en aguas someras, nadando al “estilo salmón”, con una parte de su dorso fuera del agua. A la altura del puente del Rey me detuve un rato y ayudado por la capacidad visual de mi compañera de paseo, fije mi atención en los ramales más profundos y con más corriente y pude ver grupos de hasta tres ejemplares de gran tamaño. Como no soy un experto en peces decidí hacer una foto a uno de ellos buscando sus barbas características y después de varios intentos obtuve el premio esperado. Eran barbos comunes. Por su tamaño, debían de proceder de zonas de aguas más profundas, bien del Norte de Madrid Río, o bien del Sur. Sus esfuerzos por avanzar contra corriente y su presencia desde el Puente de Toledo me hicieron considerar que vendrían desde el parque Lineal del Manzanares en el Sur.

Sabemos por experiencia que uno ve lo que quiere ver y que el punto de vista conceptual del observador modifica la interpretación de lo contemplado. Así que echando mano del móvil y de diversos libros de fauna de casa decidí comprobar la veracidad de la interpretación de lo visto. Empujado por la emoción lo primero fue confirmar que se trataba de barbos comunes (Luciobarbus bocagei). Que por el tamaño de los ejemplares eran de edades avanzadas y habitaban aguas profundas donde alcanzan sus mayores tallas. Sobre su procedencia, aunque apostaría por su procedencia del Sur, es posible que sean ejemplares que se hayan dejado arrastrar por las aguas desde el Norte. De hecho. en la red existe un vídeo de pesca de esta especie, en el 2012, coincidiendo con una apertura de compuertas, en la zona próxima a la Colonia del Manzanares. Siendo rigurosos esta sería la duda principal a resolver. Para mí, el notición se ha producido. Los Barbos comunes están frezando en Madrid Río y son capaces de atravesarlo de un extremo a otro. Esta semana intentaré hacer un recorrido desde el Nudo Sur buscando la confirmación definitiva.

Los Barbos comunes están frezando en Madrid Río y son capaces de atravesarlo de un extremo a otro

El periodo de desplazamiento y freza de los barbos es muy conocido entre el colectivo de los pescadores y no tanto entre los naturalistas. Los primeros saben de la facilidad de su captura en estas fechas y de la abundancia de grandes ejemplares que pueden ser capturados. De hecho existe una controversia abierta sobre si se debe vedar su captura durante este periodo o se debe mantener abierta. El número cada vez mayor de pescadores sin muerte, baja la tensión en este aspecto y facilita mucho el autocontrol del colectivo. Si yo fuera pescador, pasaría las tardes de mayo asomado a este río sorprendente.

Estamos de enhorabuena. Hay que aprovechar la semana. Bajar a Madrid Río, contemplar los finales de la migración prenupcial de los barbos y la freza. Disfrutar del Manzanares vivo.

Sobre cómo hemos llegado hasta aquí, repetiremos lo obvio, agradeciendo su trabajo a todos aquellos que tienen que ver con la mejora paulatina de la calidad de las aguas, así como a los grandes innovadores de los últimos años que han apostado por liberar al río de las ataduras del embalsado y han practicado la política de esclusas abiertas.

En breve, iremos a la espera de la subida de las Bogas.