¿Qué es la selvicultura hidrológica?

970
0

Sobre el blog

Jacobo Maldonado
Socio fundador de Entorno Producciones y Estudios Ambientales S.L., Ingeniero de Montes y miembro de ASEMFO (Asociación Nacional de Empresas Forestales Contacto: Arancha López de Sancho Collado)
970
  • ¿Qué es selvicultura hidrológica?

En el año 2008, hace ya 7 años se publica el “Compendio de Selvicultura Aplicada en España” (Editores Rafael Serrada, Gregorio Montero. José A. Reque INIA )

De acuerdo con sus autores selvicultura es la teoría y práctica que controla el establecimiento, desarrollo, composición sanidad, calidad, aprovechamiento y regeneración de las masas forestales, para satisfacer las diversas necesidades de la sociedad, especialmente de los grupos más próximos de forma continua y sostenible. De esta definición y de la de selvicultura funcional, que es la parte de la selvicultura dedicada al estudio particular de las operaciones necesarias para conseguir un fin concreto podemos extraer la definición de selvicultura hidrológica.

Selvicultura hidrológica sería la teoría y la práctica que controla el establecimiento, desarrollo, composición, sanidad, calidad, aprovechamiento y regeneración de las masas forestales para satisfacer las necesidades de gestión del ciclo hidrológico en una cuenca forestal y la provisión de caudales en calidad y cantidad de forma continua y sostenible.

En lenguaje más coloquial (a partir de la sencilla definición de silvicultura de la RAE) diríamos que selvicultura hidrológica es el arte o la ciencia del cultivo y manejo de los bosques para la provisión de caudales de forma continua y sostenible.

Enmarcado el concepto, vamos a considerar ahora, cual es la situación actual de esta disciplina y las necesidad e importancia de su desarrollo. En 2008, el objetivo del Compendio de Selvicultura era reunir en un único volumen la mayor parte de las experiencias y propuestas, suficientemente contrastadas y fundamentadas, que sobre el tratamiento de las masas forestales se han venido realizando en España. La información se organiza en selvicultura “por especies” o específica, y selvicultura funcional. Entre los contenidos de la funcional se habla de selvicultura micológica, selvicultura en dehesas, selvicultura preventiva de incendios, o selvicultura y cambio climático. En la obra no hay un capítulo específico denominado selvicultura hidrológica o selvicultura para la producción de agua. Podríamos deducir, por tanto, que en 2008, no hay experiencias y propuestas suficientes para documentar esta especialidad, al menos para el territorio español.

Si utilizamos el buscador de comunicaciones de los Congresos Forestales desde el año 1993 hasta 2013, buscando información sobre esta rama del saber llegamos a conclusiones temporales más significativos. El congreso es de periodicidad cuatrienal siendo el próximo en 2017. La búsqueda tan solo responde a selvicultura hidrológica, o selvicultura del agua en el año 2013. En este congreso, además, se reconoce un ámbito de comunicación y trabajo en este sentido. Este hecho no quiere decir que en los congresos anteriores no haya habido comunicaciones que puedan ser de aplicación en selvicultura hidrológica, si no que no se corresponden con el manejo de los bosques enfocado hacia la provisión de caudales. De hecho, base científica para ir extrayendo conclusiones prácticas para la provisión de agua se vienen generando desde siempre, pero no han sido aplicadas con este fin. No se han asimilado ni utilizado desde el ámbito de la ciencia y el arte de la selvicultura.

Si hacemos los mismo con el buscador de las actas de la Sociedad Española de Ciencias Forestales en relación con el grupo de trabajo de hidrología forestal encontramos que desde el 2002 que se realiza la primera reunión, hay artículos relativos a las masas forestales y su ciclo hidrológico, pero no encontramos documentos que hablen específicamente de selvicultura. Los conocimientos sobre hidrología y ciclo hidrológico son muchos pero sobre selvicultura hidrológica son escasos. Hasta la II reunión en el año 2011, no aparecen por primera vez unidas las palabras selvicultura  e hidrología (una vez). En esta segunda reunión el conocimiento sobre las interacciones entre ciclo hidrológico y masas forestales muestra un avance importante en este tema y en especial las referencias a los caudales. En la tercera reunión de este grupo en el año 2015 hay ya alguna comunicación estrictamente selvícola y una línea de trabajo denominada relaciones bosque agua y gestión forestal.

Volvemos al año 2008. En este mismo año se celebra la Exposición Internacional de Zaragoza cuyo eje temático fue Agua y desarrollo sostenible. Entre la documentación asociada a dicha Exposición se encuentra la presentación denominada, Integración de la producción de agua en los criterios de gestión forestal. Multifuncionalidad y prerrequisitos, de Leopoldo Rojo Serrano en la que se hace un retrato sintético de los temas más candentes sobre producción de agua forestal.

Entre otros temas se destacan los siguientes saberes y carencias:

  • La importancia de la fase superficial del ciclo hidrológico en las masas forestales.
  • La necesidad de conocer los tiempos de permanencia del agua en una cuenca.
  • La constatación de la influencia de la cubierta forestal en la cantidad de agua evacuada de una cuenca, con un relación inversamente proporcional. Mayor cubierta menos agua evacuada.
  • La duración de los cambios en los caudales después de una intervención forestal y posterior evolución de la masa.
  • La carencia de investigación sobre la influencia de las masas forestales en los flujos de base de la red hidrográfica, que en nuestra geografía coinciden con los periodos estivales, y su influencia directa en los cálculos de dimensionamiento de los embalses para provisión de agua durante el estío: de riego, doméstica,...
  • La influencia de las masas forestales en la calidad del agua que proporcionan y en los recursos de depuración que ahorran, así como en la protección del suelo y defensa contra avenidas y riadas.

Hoy, como no puede ser de otra manera, coincidimos con el autor en la necesidad de mantener un pensamiento complejo y multivariable en relación con las masas forestales, que garanticen la persistencia, la reversibilidad de los decisiones y la multifuncionalidad como arma para acometer posibles demandas futuras de servicios ambientales distintos a la producción de agua. También queremos señalar de nuestra cosecha una carencia más en conocimientos: la necesidad de saber mucho más sobre comportamiento de cuencas mediterráneas con precipitaciones anuales inferiores a los 400/500 mm como provisoras de agua.

Algo más tarde, alrededor de 2009 se finaliza el proyecto de Valoración de los Activos Naturales en España (VANE). Fue llevado a cabo por la Universidad de Alcalá junto con el Ministerio de Medio Ambiente, con el objetivo principal de facilitar la identificación y la valoración económica de las funciones y servicios ambientales en el territorio español. En este estudio se asigna un valor en euros al conjunto de servicios, productos, o beneficios que proporcionan los bosques españoles. Sorprendentemente el concepto provisión de agua alcanza un valor próximo al 70% de los servicios y productos obtenidos de los montes españoles, incluyendo conceptos tales como madera, fijación de CO2, caza, micología,... (Los resultados de este estudio, no están disponibles para el público y son muy difíciles de consultar en la red, no me preguntéis el motivo, pues lo desconozco)

En conclusión a finales de la década anterior nos encontramos con que no existe en España una rama del saber ni profesional dedicada a la Selvicultura Hidrológica o del Agua, y por otro lado con la afirmación de que el recurso más valioso que proporcionan nuestras masas forestales es la provisión de Agua. Un aparente y enorme contrasentido. Este hecho nos llevo desde ASEMFO a realizar los proyectos Agua Forestal I y II subvencionado por el programa Empleaverde, durante los años 2014 y 2015 y al mismo tiempo nos permitió constatar que empieza a haber movimiento en este sentido, como hemos dejado dicho analizando Congresos Forestales, y Actas de la SECF.

Desde aquí animamos a autoridades, investigadores, entidades económicas y todo tipo de agentes sociales y profesionales a seguir profundizando en el tema y a admitir como nosotros, que la Selvicultura Hidrológica, debe pasar a primer plano en la actividad selvícola sobre nuestros montes mediterráneos. En próximas entradas daremos unas pinceladas de por donde podría ir la ordenación forestal para la producción de Agua.

PD. Esta entrada ha sido publicada simultáneamente en la plataforma Agua Forestal/noticias. 

Comentarios