Aqualia
Connecting Waterpeople

Obras hidráulicas que afirman: patrimonio construido en el Guiniguada (Gran Canaria)

  • Obras hidráulicas que afirman: patrimonio construido Guiniguada (Gran Canaria)
    Estanque en cueva. (Imagen: César Kano)

Sobre el blog

Jaime J. González Gonzálvez
Geógrafo contemplativo de presas. Una visión de las obras hidráulicas y no simples definiciones (Gran Canaria / Islas Canarias). Información al público, educación y crítica creadora. © textos y fotografías
web
Global Omnium

El Barranco Guiniguada (Barranco de Las Palmas), tramo Maipez - Cuevas de los Frailes, posee numerosas obras hidráulicas, algunas de ellas singulares: p.e., Estanque de bóvedas múltiples Maipez, el Túnel de Martinón o la Tubería de Eufemiano Fuentes. Por desgracia, muchas de estas obras, patrimonio construido, no aparecen registradas en la Carta Etnográfica de Gran Canaria, catálogo de elementos de valor etnográfico que sólo recoge en este tramo del barranco los siguientes bienes: una galería, varios lavaderos, algunos acueductos, una cantonera y el Túnel de Martinón (túnel incluido en la Carta tras publicarse en 2009 el libro CONSTRUCCIÓN, RECRECIDO E INCIDENTE DE LA PRESA DE MARTINÓN (SAN LORENZO) GRAN CANARIA 1902 - 1988). 

Nuestras magnas obras hidráulicas no son un patrimonio marginal

Sin embargo, sorprende la ausencia de antiguas construcciones que afirman, como varios estanques en cueva, el estanque con contrafuertes del Jardín Canario, una cantonera en torre en lo alto, varios pozos (Mocán, Maipez, etc.), las misteriosas tuberías que cruzan o recorren el barranco de manera anárquica por laderas y cauces (Guiniguada - Siete Puertas), otros estanques de mampostería, tomaderos, y lo demás. Se pone de manifiesto, por tanto, que a pesar del elevado número de construcciones hidráulicas existentes, su incidencia en la historia del territorio, su articulación con otros patrimonios (p.e., con el Jardín Botánico Canario "Viera y Clavijo", la agricultura, viviendas antiguas, etc.), su funcionalidad, y su singularidad tecnológica o constructiva, nuestras obras hidráulicas con historia son un 'patrimonio marginal' para el Cabildo Insular de Gran Canaria (entidad que no respeta la valorización de nuestras obras hidráulicas con identidad). Para los visitantes que disfrutan en la actualidad de la contemplación paisajistica y patrimonial de lo construido, nuestras magnas obras hidráulicas no son un patrimonio marginal, sino un referente del aquel enorme esfuerzo que se llevó a cabo para construir y regar las fincas o abastecer de agua a la población de Las Palmas y al Puerto de la Luz 


Túnel de trasvase [JG]

Aunque la conurbación de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria se ha desarrollado vigorosamente en las últimas décadas, aún existe un campo agrícola y natural que afirma su oposición a lo urbano. Así, entre el Bar Cafetería Maipez (lugar de referencia para propios y extraños a escala insular) y las Cuevas de los Frailes (volcán La Caldereta) existe un campo con identidad: los bienes patrimoniales hidráulicos, ellos son los que proporcionan esa identidad. Por su número, diseño, materiales y vinculación con el territorio. Un buen ejemplo lo tenemos en la TUBERÍA FUENTES (en referencia a D. Eufemiano Fuentes), con un tendido de unos 15 Kms. de longitud que parte de La Angostura y termina en Trasmontaña (Arucas). Esta tubería de Ø 300 m/m. (250 m/m en sifones), con dos tramos en túnel, tiene los siguientes puntos de distribución: Almatriche, San Lorenzo, Tenoya, Tamaraceite y Arucas. Fue usada para el abastecimiento de barrios limítrofes de Las Palmas mediante depósitos reguladores. Otra obra con valor histórico. 


Tubería Fuentes bajo las Cuevas de los Frailes [JG]


Tubería Fuentes [JG]

Desde lo alto del Jardín Canario, creación humana que recopila en un solo lugar toda la riqueza botánica de las Islas Canarias, se observa con claridad la monumentalidad del acueducto del Molino Maipez. Un legado lineal de mampostería con mortero de cal que todavía no ha sido valorado en su justa medida. Sorprende su ausencia en el Catálogo Municipal de Protección del Patrimonio Etnográfico de Las Palmas de Gran Canaria. Sin embargo, y a pesar de su desvalorización por parte de la administración de Las Palmas, esta pieza de arte pétreo, bien visible y admirada desde el puente de piedra del Jardín Canario, debería ser conservada y cuidada porque el paisaje nos pertenece a todos. 

Gran error es creer que los inventarios y catálogos (municipales e insulares) sean suficientes para la conservación de nuestro patrimonio cultural hidráulico. Hay que decirlo con todo rigor: los catálogos de protección de nuestro patrimonio cultural y la Carta Etnográfica de Gran Canaria son insuficientes para reconocer el valor cultural que tienen nuestras obras hidráulicas y para la protección real de los bienes. 

Hasta el presente, y tras dos leyes canarias de patrimonio histórico más 23 administraciones (21 municipios, Cabildo Insular y CA) que gobiernan el territorio, no tenemos aún ni una sola obra de almacenamiento, captación o trasvase de agua declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en Gran Canaria. Decisión personal de arqueólogos y políticos (las malas bestias). Un buen ejemplo lo tenemos en Galdar, el municipio de los 1000 estanques, cuya administración nacionalista ha demostrado que basta una simple modificación de un catálogo municipal por parte de los temidos arqueólogos, acompañado de un informe favorable de los arqueólogos romanos, cueviformes y savicénicos del Cabildo de Gran Canaria, para destruir elementos hidráulicos dominantes o de referencia en el territorio, por ejemplo: cantoneras.


Detalle del acueducto Maipez [JG]


Verticalidad cultural del acueducto Maipez [JG]


Acueducto de molino de gofio [JG]


Estanque en cueva [Cesar Kano]

A pesar de que la administración pública dijo en 1999 que el patrimonio histórico está constituido por bienes inmuebles que tengan interés histórico, científico o técnico, y en 2019 que el patrimonio cultural está constituido por bienes inmuebles que tengan valor histórico, paisajístico, industrial, científico, técnico o de cualquier otra naturaleza cultural, las obras hidráulicas construidas en los últimos 500 años (todas con valor e interés cultural) no han sido asumidas por los responsables públicos de la protección y gestión de nuestro patrimonio cultural

La sociedad si está asumiendo la existencia de este patrimonio construido

Repito: ningun estanque en cueva, canal, presa de embalse, estanque de mampostería, pozo, galería, mina de agua, tubería, túnel de trasvase, cantonera, etc., ha sido declarado Bien de Interés Cultural (máxima figura de protección del patrimonio histórico en España). 

El espectáculo de lo construido afirma 

Sin embargo, la sociedad sí está asumiendo la existencia de este patrimonio construido desde hace algunos años, porque el espectáculo de lo construido afirma y no deja indiferente a cualquier visitante con un mínimo de sensibilidad. Así, además de la labor de divulgación de lo nuestro por parte de investigadores (a través de la prensa, libros, revistas, charlas, etc.), son los ciudadanos y los turistas los que ponen de manifiesto cada día, a través de las redes sociales, el elevado interés y sensibilidad que tienen por las obras espectaculares, grandiosas y extraodinarias que conforman nuestro patrimonio hidráulico construido (estanques en cueva, grandes presas, túneles de transvase, etc.) Centenares  de obras que son monumentos de expresión con una clara diversidad de valores: utilidad, historia, antigüedad y arte. 

Las cantoneras en Gran Canaria, estructuras de pura geografía, son hitos ligados al territorio y a sus obras asociadas (estanques, presas, pozos, tuberías). Su conservación debe potenciarse como recurso cultural, porque con su destrucción perdemos parte de nuestra identidad. Y los arqueólogos y políticos nacionalistas no paran de destruir para construir sus inauguraciones electorales. 


Cantonera a pie de cauce [JG]


Cantonera en alto y sus tuberías de salida [JG]

Es incuestionable la verticalidad cultural que tienen los edículos de las cantoneras en el tramo Maipez - Cuevas de los Frailes, que generan asombro e interés a los visitantes y observadores del paisaje, pero el gran acueducto de la angostura del barranco, bajo las cuevas de la obediencia, la castidad y la pobreza, parece flotar en el espacio mágico del Guiniguada. Una obra de arte que afirma la historia del lugar y su angostura. Sus conducciones completan lo construido, con su funcionalidad, antiguedad e historia. Este acueducto expresivo requiere ser visto desde el cauce, no desde lo alto.  


Acueducto de interés cultural [JG]

El servicio de abastecimiento del Ayuntamiento de Las Palmas tiene una extensa Red histórica, de tuberías y depósitos reguladores distribuidos principalmente en la cuenca del Guiniguada, ramales de Tejeda y San Mateo. Desde la boca de salida del Túnel de Tejeda en Las Lagunetas parte una tubería de Ø 500 hasta Almatriche (el Mercado del Agua de Las Palmas), y desde ahí hasta el depósito de Lomo del Polvo. Aunque hay otras conducciones en el barranco, tuberías y canales de expresión que surgen y desaparecen en el paisaje, nuestra visita finaliza en el Túnel de Martinón (Túnel de Las Palmas - San Lorenzo, tal y como lo denominó en 1902 el ingeniero Juan León y Castillo). Túnel de trasvase que tiene unos 1.525 m de longitud desde el cauce del Barranco Guiniguada hasta la Hoya Ponce en San Lorenzo. Boca de entrada, boca de salida y dos bocas-campana de ventilación, una de ellas en las Laderas de Siete Puertas. Este túnel, con su entrada de protección a los pies del risco, con sus luminarias y paletones de cierre y alivio, tiene más de 115 años de antigüedad: no es una pieza aislada de nuestro patrimonio histórico de caracter hidráulico, sino otro elemento dominante y de referencia de la construcción de grandes presas en Gran Canaria: tomadero y túnel de derivación para el lleno de la Presa de San Lorenzo.  Además, por el túnel pasa la extraordinaria Tubería de Don Cirilo Rodríguez, cuya traza sinuosa de unos 22 kilómetros de longitud nace en La Yedra [Barranco de la Mina] y finaliza en la Presa de Piletas [la Presa de Cirilo], obras que pertenecen al tiempo.


Túnel de Martinón [JG]

Independientemente de su funcionalidad, todas estas obras hidraúlicas son patrimonio vivo. Su localización, formas, materiales y monumentalidad afirman su valor e interés cultural. Al contemplarlas no cabe otra actitud que la admiración. Por último, todas estas obras son dignas de ser incluidas en catálogos e inventarios de protección del patrimonio etnográfico, pero los arqueólogos, que saben disimular su ignorancia, sólo les interesa su patrimonio y aquel que le diga su patrón. Expresión personal.


Agujero de pozo [JG]


Te puede interesar