Ruta del agua del Barranco de Tirajana: presa, minas, pozos, estanques, canales...

754
7

Ruta del agua Barranco de Tirajana GRAN CANARIA

Sobre el blog

Jaime J. González Gonzálvez
Geógrafo contemplativo de presas. Registro, documentación e historia del diseño y construcción de Grandes Presas de embalse (Gran Canaria / Islas Canarias) Información al público, educación y crítica creadora. © textos y fotografías

La ruta del agua del Barranco de Tirajana, desde la singular Presa de Tirajana hasta el viejo estanque de la Heredad ACEQUIA ALTA Sardina del Sur, tiene 11 km de obras hidráulicas que impresionan los sentidos de los senderistas de la Naturaleza. Obras con misterios y formas que generan asombro y agrado a propios y extraños, en una Naturaleza repleta de figuras y elementos con historia que dicen mucho de la realidad. En este sentido, si cada senderista tiene su manera de observar la Naturaleza, de conocerla, la mirada íntima del geógrafo contemplativo aporta una breve colección de imágenes de la magna cultura del agua que existe desde el muro de Tirajana hasta el Pozo Ciel abandonado. Un panorama de tal magnitud repleto de belleza superficial y subterránea.


'Embalse con charco de la Presa de Tirajana

La ruta tiene su inicio en el zigzagueante camino de servicio de la Presa de Tirajana: espaldón resistente de acarreos del barranco con un núcleo impermeable de arcillas que llega hasta la roca firme del cauce. Esta magna obra es una montaña gigante de materiales sueltos hincada en el cauce del barranco hace más de 40 años. Sobre esta construcción notable de la 'Gran Canaria museo del agua' véase Cerrar el Barranco de Tirajana: Escollera de acarreos con núcleo de arcilla


Exterior campana Mina Cuesta Garrote

A escasos metros del muro de presa la antiquísima Heredad ACEQUIA ALTA de Sardina y Aldea Blanca tiene un pequeño centro de interpretación privado de la cultura del agua, donde los senderistas invitados podrán contemplar y admirar su patrimonio industrial y la 'campana' con escalera helicoidal de la Mina Cuesta Garrote [mina de agua: zanja o galería filtrante estrecha y de poca altura con pozos de ventilación conocidos como campanas]. Sobre las minas de agua de Tirajana y la escalinata helicoidal de Cuesta Garrote véase Minas de agua en Gran Canaria: visita al Barranco de Tirajana.


Obra de arte en Cuesta Garrote museo del agua

Caminar por el Barranco de Tirajana permite contemplar las portentosas Fortalezas de Tirajana. Entre La Fortaleza 'Grande' y La Fortaleza 'Gorda' [la de abajo] se localizan los pozos Casita de Balos y El Pájaro. Todos los visitantes del gran túnel que comunica las caras de piedra de La Fortaleza 'Grande'  contemplan desde lo alto la escombrera y la casa de máquinas del Pozo Casita de Balos, cuyo 'agujero' tiene 115 metros de profundidad. Este pozo, con un diámetro de 3,50 m en boca y 2,50 m en toda su extensión, tiene dos galerías a 110 metros de profundidad que dicen mucho de lo construido en el sXX para captar, almacenar y trasvasar el agua a los terrenos de cultivo. 


Escalinata helicoidal de la Mina de la Heredad

Aguas abajo de Las Fortalezas de Tirajana los senderistas observan las distintas figuras con sentimiento del tiempo de la vieja Mina de la Heredad. La tercera campana tiene una hermosa escalinata helicoidal de 104 peldaños [24 m de profundidad], mientras que las otras campanas son 'agujeros' con revestimiento de mampostería entre los acarreos del barranco. Basta una mirada de sus 'estructuras de protección' superficial para sentir la impresión del tiempo y la hostilidad de la Naturaleza del agua. 

Descender a la vieja mina en la primera campana es una de las mejores impresiones que aporta la ruta del agua del Barranco de Tirajana. La piedra conserva mejor la historia de la mina que las figuras de protección inventadas por el hombre. Al bajar a la mina cada senderista recibe una impresión distinta de lo construido, pero todos los visitantes confirman con sus gestos el magno valor cultural que tienen las obras hidráulicas de la Gran Canaria. Todo el que desciende se siente inundado de la emoción al ver el agua en su camino a la boca de la mina. 


La Vieja mina de agua de la Heredad

Junto a la primera campana de la extraordinaria Mina de la Heredad los senderistas contemplan en lo alto de su gran escombrera la casa de máquinas del Pozo El Gallego Nº 7, cuyo 'agujero' perforado tiene 3 m de diámetro y una profundidad de 273 metros. Este pozo comenzó su actividad hacia 1955 y llegó a tener en sus instalaciones varios motores de las marcas LAYNE, CALLENSEN y  LISTER BLACKSTONE. Las 'casas de máquinas' son los museos de los maquinistas y la memoria expresiva de los que bajaban al 'agujero' en el 'cacharrón'.


Pozo El Gallego Nº 7 y su escombrera

Aguas abajo del Gallego Nº 7 los senderistas caminan por el antiguo canal de la Heredad y observan en la otra orilla del cauce la casa de máquinas del viejo pozo Fuente la Mina, cuyo agujero de 262 metros de profundidad y con 3 m de diámetro tiene revestido sus primeros 15 metros . Comenzó su explotación en 1953 y tenía dos cabrestantes y motores ARMSTRONG y LISTER BLACKSTONE. Este 'agujero' tiene varias catas en el fondo y una galería a 50 m de profundidad de 117 metros de longitud en dirección al Barranco del Gallego. Recorrer el Barranco de Tirajana es aproximarse a la historia del agua de Gran Canaria: presa, minas, pozos, canales, estanques, tuberías...


Pozos El Gallego Nº 7 y Fuente La Mina

Antes de llegar a la cantonera de El Samarín, donde se reparten el agua las viejas heredades de Acequia Alta de Sardina y la de Aldea Blanca [la humilde acequia de la Heredad de Sardina discurre por la margen izquierda del barranco mientras que la bella acequia de la Heredad de Aldea Blanca lo hace por la derecha], los senderistas de la ruta del agua pasan junto al Pozo de los Nicolases: casa de máquinas y estanque. Este pozo inició su actividad a finales de la década de 1950 y tiene un agujero de 3,50 m de diámetro y 261 metros de profundidad [los primeros 35 m revestidos]. Tenía un motor VOLVO y varios LISTER BLACKSTONE. Otra obra en el paisaje que permite reconocer el notable valor cultural que tienen las obras hidráulicas de la Gran Canaria     


Pozo de los Nicolases

Además de las acequias antiguas de las dos heredades, desde El Samarín hasta el Pozo Ciel los senderistas completan el último tramo de la ruta del barranco mientras contemplan en la distancia varios pozos de la margen derecha del barranco [Tuneras y Amelio]; caminan entre las viejas 'campanas, boca y acequia' de la Mina Los Blancos;  y bordean por el Sur el 'moderno' Pozo de Hilario Torres, de 1970. Su casa de máquinas no tiene la estética de lo antiguo que tienen los demás pozos de la ruta pero esta obra hidráulica industrial también genera asombro: 'agujero' de 2,50 m de diámetro y 196 metros de profundidad con revestimiento de cemento en casi toda su extensión. Para su explotación tenía tres motores LISTER BLACKSTONE y un motor ARMSTRONG.  

Antes de llegar al Pozo Ciel los senderistas observan desde la distancia la casa de máquinas del Pozo Tabaibas, cuyo 'agujero' tiene 4 m de diámetro y 198 metros de profundidad. Sorprende que este pozo de los años 80 aparezca registrado en el Catálogo Arquitectónico Municipal de Santa Lucía [de TIRAJANA] y no los viejos pozos  de la 'batalla del agua'. Aguas arriba del catalogado Pozo Tabaibas se localiza el Pozo La Fortuna [inició su construcción en 1960], cuyo 'agujero' tiene 3 m de diámetro y más de 225 metros de profundidad. Cerca del Pozo Ciel [museo entre las ruinas] los senderistas contemplan durante un instante la historia condensada de la Heredad de Sardina en la obra de arte elevada que una vez fue molino pero sigue siendo acequia.    


Acequia de arte de la Heredad de Sardina


Pozo Ciel

Antes de finalizar la caminata en el conjunto hidráulico de la Heredad de Sardina: albercón y cantonera, los senderistas abandonan el fondo del barranco bordeando el Pozo Ciel y su estanque de mampostería, cuya casa de máquinas conserva en su interior los hechos que todo lector puede comprender. La maquinaria, la campana, el brocal y lo demás conserva la verdad ante nuestros ojos: las obras hidráulicas con valor cultural son creaciones de arte y figuras visibles de la batalla del agua. Catalogar obras hidráulicas requiere comprender el sentimiento del tiempo y en la ruta del agua del Barranco de Tirajana el sentimiento de lo antiguo se abarca caminando desde la Presa de TIRAJANA hasta el Pozo La Ciel.     

Artículos relacionados:

Expresión personal.

Comentarios